Diario Judío México - La inseguridad alimentaria es una importante preocupación mundial. Pero los expertos en jardinería israelíes ya comercializan un sistema único para la producción sostenible de alimentos: jardines verticales, en los que los residentes de edificios pueden cultivar sus propios alimentos, con una cantidad mínima de agua y suelo.

Una investigación muestra que en 2050, el mundo tendrá que producir un 50 por ciento más de alimentos para satisfacer a la población de la Tierra. Por ello, los fundadores de la compañía israelí “Greenwall” (Pared verde) están construyendo jardines verticales en todo el mundo, permitiendo a la gente hacer crecer cualquier planta a lo largo de sus paredes.

“Greenwall” participa actualmente en la Expo Milán 2015, la feria mundial en Italia, mostrando una pared verde de gran altura en el pabellón israelí. Este jardín vertical fue plantado con arroz, trigo y maíz.

“Greenwall”, fundada en 2009, ha desarrollado una tecnología avanzada con la que se erigen jardines que bordean las paredes, tanto dentro como fuera de los edificios, que ocupan menos espacio en comparación con los jardines convencionales. “Greenwall” proporciona suelo fértil, que permite dejar crecer a casi todas las especies de plantas con el cuidado adecuado.

Los jardines verticales aparentemente desafían la gravedad, y por eso las plantas están en un sistema de plantación vertical dentro pequeñas unidades modulares, evitando que los cultivos se caigan. Esos módulos pequeños pueden ser removidos o reemplazados para cambiar el diseño del jardín. El agua llega a cada planta a través de un sistema especial, operado por una computadora.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorIllégal, injuste, inefficace, illégitime : les quatre «i» du boycott d’Israël
Artículo siguienteFuncionarios israelíes y turcos mantienen un encuentro secreto en Roma
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.