Diario Judío México - Un alto funcionario de Fatah que vive en la Franja de Gaza afirmó que busca: “Deshacerse de Hamás solo a través de las boletas”.

Sufyan Abu Zaida, un ministro de la Autoridad Palestina y miembro de alto rango de Fatah que vive en la Franja de Gaza, concedió el miércoles una entrevista sobre la Franja de Gaza a la Corporación de Radiodifusión Pública de , Kan.

Abu Zaida comentó la situación en la Franja de Gaza sobre las restricciones en Kerem Shalom, incluida la eliminación de la prohibición de bienes comerciales, combustible y gas, así como la ampliación en el área permitida para pescar.

Zaida habló sobre el cese al fuego previsional y explicó: “Hamás está dispuesto, al igual que la Autoridad Palestina y sus ciudadanos. Si solo se abre el cruce de Kerem Shalom, se expande el rango de pesca y con excepciones en el cruce de Erez, no durará. Un cese al fuego a largo plazo puede durar años si las condiciones en Gaza mejoran drásticamente”.

Los soldados israelíes Hadar Goldin y Oron Shaul, cuyos cuerpos están siendo rehenes de Hamás, es otra cuestión en la que Abu Zaida añadió: “Nadie en el sistema militar o político israelí puede saber si Hamás elegirá la caridad y devolverá los cuerpos o lo que sea ellos tienen.”

Además, Abu Zaida agregó: “Como palestinos, estamos en una guerra. Hay una guerra, los soldados son capturados, su situación es desconocida, luego hay un intercambio de prisioneros. Rabin lo hizo; también lo hizo Sharon y Netanyahu”.

“Mi postura es: entiendo a los padres de los capturados, pero entiendo a la madre de Karim Yunis, que está en la cárcel por 36 años porque matar a un soldado”.

“Es una cuestión de decisión del Gabinete”, enfatizó Abu Zaida, “Para devolver a los soldados se debe pagar un precio. No hay intercambios de prisioneros gratis. Hamas no lo haría incluso si prospera Gaza”

Finalmente aclaró: “Sinwar, el jefe de Hamás fue liberado en el acuerdo [Gilad] Shalit [intercambio de prisioneros] y no puede permitirse entregar a los soldados por un cese al fuego. Preferiría recibir un misil en la cabeza antes de permitir que eso suceda”.