Diario Judío México - Dos cantantes tan diferentes y un mismo espíritu. Liel Kolet (24) es judía israelí. Ebrahim Hamedi (64)-más conocido como Ebi- es musulmán iraní. Unidos por una brillante voz y separados por su nacionalidad, religión y 40 años, las dos estrellas desafían pasaportes, estereotipos, fronteras, fanatismos religiosos y tensiones regionales para confeccionar la banda sonora navideña de un potente mensaje de paz. Este inusual encuentro musical judío-musulmán es una felicitación de  a todos los  cristianos del mundo. “Es un canto a la unidad y la concordia de las tres grandes religiones“, nos dice Kolet. Y, como aseguran,  “un grito por la tolerancia religiosa”. Aunque llamarle grito a la obra de este original dúo es una ofensa.

blnk
“I Can Hear Christmas”. Producido por Humberto Gatica. “Es un mensaje de unidad en estas fiestas tan entrañables. Yo soy judía pero me gusta la con todas las luces, las reuniones familiares… No me refiero a la parte religiosa de la festividad sino toda su atmósfera social y familiar”, añade a ELMUNDO.ES esta talentosa cantante que a los 12 años ganó un concurso en Italia y a los 14 sacó su primer álbum. Desde entonces, la llamada “Celine Dion israelí” combina una carrera internacional con actos en defensa de la paz y el reencuentro religioso. Nacido hace 64 años en Teherán, Ebi es una leyenda de la canción persa. Vive en el exilio desde la revolución islámica de Jomeini en 1979. Opositor al régimen iraní, lamenta la prohibición de su música en su propio país pero añade: “Muchos iraníes escuchan mis canciones de forma clandestina”. En las elecciones del 2009 apoyó al movimiento verde. El momento clave de la carrera de Kolet se produjo hace diez años con una actuación que dio la vuelta al mundo. Con sólo 14 años, actuó en el 80 aniversario de Simon Peres. Con total desparpajo, la niña invitó al escenario a  Bill Clinton para cantar juntos “Imagine” de John  Lennon. La intervención, retransmitida por decenas de cadenas, se convirtió en la mejor tarjeta de presentación internacional. Pocos artistas-y menos a los 24 años-pueden presumir de haber cantado a personalidades como Dalai Lama y con leyendas como Elton John, Julio Iglesias, Andrea Bocelli, etc. Esta colaboración tiene un significado especial no sólo porque un musulmán y una judía se unen para felicitar a los cristianos sino por el enfrentamiento dialéctico y en la sombra entre Irán e . El plan nuclear iraní y la advertencia israelí de desbaratarlo por la vía militar mantienen una tensión que en el pasado ha estado a punto de provocar una guerra. Teherán defiende su derecho al desarrollo de un programa nuclear con fines pacíficos mientras replica que todas las pruebas y la naturaleza de las instalaciones iraníes indican que el objetivo es militar. Irán replica que posee armas nucleares. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, considera que el acuerdo parcial firmado recientemente en Ginebra entre Teherán y el grupo 5+1 es “un error histórico”. De momento y aunque sea debido a las fiestas navideñas, el estribillo no lo marca el 5+1 sino el 1+1. Es decir, Liel + Ebi.