Diario Judío México - La Fundación Amir D. Aczel apoya la educación en ciencias y matemáticas en Camboya. La Fundación también busca crear conciencia sobre las contribuciones únicas de Camboya a la historia de las matemáticas para alentar la búsqueda de la educación STEM entre los jóvenes camboyanos.

¡El Dr. recibirá el premio inaugural de la Fundación Amir D. Aczel!

Con gran placer, la Fundación Amir D. Aczel para la Investigación y la Educación en Ciencias y Matemáticas anuncia que el Dr. ha recibido el premio anual inaugural de la Fundación Amir D. Aczel.

El Dr. Roemer ha sido elegido para este honor por sus contribuciones a conversaciones globales sobre diversos temas: ciencia, arte, economía, política. Su pasión por desafiarnos a pensar de nuevas maneras y explorar nuevas ideas, a aprender cómo salvar las diferencias a través de un debate riguroso, a alentarnos a repensar cómo nos vemos a nosotros mismos y a nuestro mundo; en resumen, su incansable búsqueda de conocimiento y verdad en todo. Sus formas personifican los valores fundamentales de la Fundación Amir D. Aczel.

La Fundación Amir D. Aczel está apoyando la conferencia internacional inaugural sobre el “Papel de Cero en Matemáticas”. La conferencia de 3 días es organizada por el departamento de matemáticas de la Real Universidad de Phnom Penh, en colaboración con la Sociedad Matemática de Camboya, Camboya Ministerio de Educación, Deporte y Juventud, y Ministerio de Cultura y Arte de Camboya.

Acerca de Amir Aczel

Fue un físico-matemático israelí particularmente destacado como conferencista sobre las matemáticas y la ciencia y divulgador de la ciencia.

Egresado en 1975 de la carrera de matemáticas en la Universidad de California Berkeley, Aczel completó un doctorado en estadística por la Universidad de Oregon varios años después, y se formó como un experto en la teoría de números, la historia de la ciencia y la historia de las matemáticas.

Trabajó como profesor de matemáticas en universidades de California, Alaska, Massachusetts, Italia y Grecia. Más tarde, se volvió profesor de la Universidad Bentley en Massachusetts donde enseñó clases sobre la historicidad de la ciencia. También llegó a ser catedrático en la Universidad de Harvard del 2005 al 2007 y fue miembro de la Fundación Memorial J. S. Guggenheim. Desde el 2003, Aczel trabajó como investigador en el Centro de Filosofía e Historia de la Ciencia de la Universidad de Boston y hacia el 2011 se volvió profesor de matemáticas en la Universidad de Massachusetts, Boston.

Aczel fue también un autor de al menos 18 libros que ayudaron a la popularización de la ciencia con un lenguaje que no es técnico y es comprensible para un público en general. Su libros trataban especialmente el área de las matemáticas y la percepción de la ciencia y algunos de ellos llegaron a ser best-sellers internacionales y un par de estos libros fueron financiados por el Instituto de Física Estadounidense.

Su libro más destacado sea quizá “El último teorema de Fermat” (1996) que llegó a ser un best-seller en y recibió una notoriedad especial en los medios de comunicación, donde fue catalogado como “una historia de un tesoro enterrado,… enraizado en el placer del conocimiento puro” (Bernstein, 1996).

Algunos otros de sus libros fueron “La ecuación de Dios: Einstein, Relatividad, y el Universo en expansión” (1999), “El cuaderno secreto de Descartes” (2005), “Presente en la Creación” (2010) donde trata el tema del bosón de Higgs, la materia oscura, la energía oscura, el misterio de la antimateria, la supersimetría y las dimensiones del espacio-tiempo; y “Encontrando al Cero” (2015) que trata acerca de uno de los descubrimientos de arqueología matemática más notable en los últimos tiempos: el descubrimiento del cero.

Un libro particularmente interesante empezó a engendrarse cuando Amir Aczel, como escritor de ciencia reconocido, escuchó de la publicación del libro “A Universe From Nothing” de Lawrence M. Krauss, lo adquirió, y al leerlo comenzó a escribir tantas notas sobre las razones por las cuales estaba en desacuerdo con el autor, que consideró escribir un libro propio en donde explicara porqué no creía que el universo hubiese emergido de la nada.

El resultado fue el penúltimo libro de Amir, titulado: “Why Science Does Not Disprove God” (‘Por qué la ciencia no refuta a Dios’, 2014) donde el matemático comentó en contra de las ideas del movimiento del nuevo ateísmo y debatió a personajes como Richard Dawkins con un punto de vista en que afirmaba:

“Hoy en día, los ateos realmente tienen una prescencia muy fuerte en los medios de comunicación y dicen que la ciencia ha refutado la existencia de Dios. No estoy de acuerdo con eso… El estado de la ciencia actualmente no está en ningún punto en el que podemos decir que no hay Dios” (cit. en Wernick, 2014).

Aczel dijo que escribió este libro para defender la integridad de la ciencia:

“He hablado con muchísimos científicos, entrevistándolos para todos mis libros. He estudiado la ciencia a profundidad. Para mí, decir que no hay Dios y que esto lo prueba la ciencia es algo simplemente equivocado. Tampoco se trata la ciencia de eso, de cualquier manera… He entrevistado a algunos científicos que son creyentes, pero quizá muchos de ellos no hablan mucho al respecto” (cit. en Wernick, 2014).

En su libro, el matemático incluyó algunos capítulos que desarrolló abarcando temas como:

  • “La coevolución de la ciencia y la religión tempranas” (Capítulo 1)
  • “Por qué la arqueología no refuta la Biblia” (Capítulo 2)
  • “Einstein, Dios y el Big Bang” (Capítulo 5)
  • “Dios y la cuántica” (Capítulo 6)
  • “El engaño del ‘universo a partir de la nada’ ” (Capítulo 7)
  • “Dios, las matemáticos y la probabilidad” (Capítulo 9)
  • “Las catástrofes, el caos y los límites del conocimiento humano” (Capítulo 10)
  • “Entre Dios y el principio antrópico” (Capítulo 11)
  • “Por qué fracasa el argumento ‘científico’ a favor del ateísmo” (Capítulo 15)
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorYuri Tartakovski y Dan Tartakovski lamentan la pérdida de la Sra. Sara Nestel Z”L
Artículo siguienteInformación es poder
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.