La frágil coalición de gobierno de Israel enfrentó una nueva crisis el miércoles luego de las protestas de los beduinos contra la plantación de árboles por parte de los nacionalistas en tierras en disputa en el desierto de Negev.

El martes en la noche, algunos manifestantes arrojaron piedras contra los vehículos en una carretera cerca de Beersheba, bloquearon la línea de tren e incendiaron un vehículo. Dos agentes resultaron heridos en los disturbios, dijo la policía, y la prensa local reportó la detención de al menos 18 personas.

El conflicto sobre los árboles plantados en el Negev, en el sur de Israel y donde viven pueblos beduinos no reconocidas por el Estado, ha dividido al gobierno.

El ministro de Exteriores, Yair Lapid, pidió parar la plantación y reevaluar la situación, mientras que el partido islamista Ra’am ha amenazado con no dar sus votos en el parlamento en señal de protesta. Ambos forman parte de la frágil coalición de ocho partidos que gobierna el país.

Ra’am consiguió cuatro escaños en el Knesset, el parlamento israelí, que tiene 120 diputados, en las elecciones del año pasado gracias al fuerte apoyo de los ciudadanos beduinos de Israel. El líder de la formación, Mansour Abbas, dijo en Twitter que “un árbol no es más importante que una persona».

Otros miembros de línea dura de la diversa coalición han prometido mantener la presión.

El primer ministro, Naftali Bennett, encabeza el grupo que unió fuerzas en junio para formar un gobierno que acabase con el prolongado estancamiento político en el país. La coalición está formada por pequeños partidos, desde islamistas y progresistas a ultranacionalistas, unidos únicamente por su oposición al anterior líder, Benjamin Netanyahu.

FuentePublimetro

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDescanse en paz Sra. Concepción (Concha) Farca Z”L
Artículo siguienteAristides de Sousa Mendes ce héros méconnu