Diario Judío México - Un collage musical proveniente del Medio Oriente causó euforia la noche del sábado en el Teatro Juárez, donde cientos de asistentes se deleitaron con el proyecto The New Show, del músico , invitado a la edición 47 del .

Acompañado de su padre Peretz Eliyahu y otros dos colaboradores, el artista nacido en Daguestán, Rusia, aunque criado en desde pequeño, ofreció un repertorio constituido por ritmos ancestrales étnicos, combinados con música clásica, electrónica y pop.

Minutos después de haber iniciado el recital, algunos espectadores lamentaron que los organizadores no entregaran un programa de mano para poder conocer el nombre de las melodías. Sin embargo, su molestia pasó a segundo término cuando los potentes sonidos del kamanché y el baglamá, instrumentos de origen persa, se extendieron en el recinto.

The New Show tiene sonidos muy nuevos y es la primera vez que se presenta en ”, explicó el también solista de la Orquesta de Cámara Israelí de Ramat-Gan, compositor e intérprete de compañías de danza en Holanda y Portugal y ganador del primer premio en el festival Global Dance por la pieza For Heaven Sake, compuesta para la compañía Galili Dance.

Luego de seis canciones, cada integrante de la agrupación protagonizó una pieza musical y fue presentado por Mark. El ánimo de los asistentes alcanzó el clímax, cuando agradecieron al FIC por la invitación y dedicaron una melodía a .

también ha escrito música para diferentes películas entre las que destaca A Ballad for Weeping Spring, y es fundador de la agrupación Makam Ensemble, integrada por músicos de Turquía. Como solista ha grabado tres discos, Roads (2016) es el más reciente.