El gobierno mexicano considera la expresión del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu “francamente como una agresión”, por lo que espera que ese gobierno ofrezca una disculpa y trate a como “el país amigo” de que es, aseguró el canciller Luis Videgaray.

“Lo que hay es un rechazo absoluto a esta declaración, y esperamos que tenga la precisión para corregir esta situación”, indicó el secretario de durante una entrevista para el programa “Despierta con Loret”.

Las declaraciones de Videgaray se dan luego de que el pasado fin de semana, Netanyahu expresó su apoyo a la construcción del muro fronterizo al sur de Estados Unidos, situación que su oficina trató de minimizar al asegurar que no se trataba de un posicionamiento sobre la relación entre y su vecino del norte.

A través de un tuit, el premier israelí manifestó su apoyo al plan de Trump para construir un muro a lo largo de la frontera con para frenar la inmigración ilegal.

“Trump está en lo correcto. Yo construí un muro a lo largo de la frontera sur de Israel. Detuvo toda la inmigración ilegal. Gran éxito. Gran idea”, tuiteó el jefe del Estado israelí.

Videgaray dijo que la explicación de la oficina de Netanyahu es “poco aceptable” para el gobierno mexicano y precisó que se está esperando una rectificación sobre ese comentario, y que en ese sentido, “una disculpa sería algo apropiado”.

Asimismo, dijo que resulta “inexplicable que su primer ministro tenga una expresión de este tipo” con un país que ha sido “un amigo entrañable de Israel”, con el que “se han tenido muchos gestos de amistad” y que se siente orgulloso de tener una gran comunidad judía mexicana.

 está abierto al mundo

Respecto a si está dispuesto a recibir a los refugiados y musulmanes que no podrán ingresar a Estados Unidos, debido al decreto migratorio firmado por Trump, el canciller mexicano aseguró que “históricamente hemos sido un país abierto a quienes son perseguidos” y que “eso no va a cambiar”.

El viernes pasado, el republicano firmó una orden ejecutiva que impide la entrada de ciudadanos de siete naciones y refugiados a Estados Unidos, lo cual ha sido repudiado por la comunidad internacional y generó diversos problemas en los aeropuertos estadounidense durante el fin de semana pasado.

Por otra parte, Videgaray señaló que actualmente se tiene muy pocas solicitudes de asilo de gente proveniente de esos países (Irán, Siria, Irak, Somalia, Sudán, Yemen y Libia), pero que México “no está cerrándole las puertas a nadie”.