Diario Judío México - Una técnica basada en nanotecnología desarrollada por la Universidad de Tel Aviv podría combatir la peor forma de cáncer de cerebro, el glioblastoma multiforme (GBM), que se considera en gran medida incurable por los médicos.

Las víctimas suelen morir dentro de un año y medio de haber sido diagnosticadas.

La técnica, desarrollada por el Prof. Dan Peer del Departamento de Investigación Celular e Inmunología y director científico del Centro de Nanomedicina de la Universidad de Tel Aviv, ha sido probada antes: está basada la “bala contra el cáncer”, un sistema desarrollado por Peer y otros investigadores de la UTA. Consiste en entregar quimioterapia directamente a las células cancerosas, usando liposomas bioadhesivos (Bals), que consiste en liposomas regulares reducidos a partículas de tamaño nanométrico que se adhieren a las células cancerosas. Peer y la Prof. Rimona Margalit, con quien desarrolló el método, ha publicado varios estudios que demuestran su eficacia.

El método de ataque con nanopartículas fue aplicado a ratones, y los resultados fueron prometedores ya que su tasa de supervivencia fue mayor.

Universidad de Tel Aviv lanzará “incubadora” para desarrollar transporte inteligente y combustibles alternativos

El Instituto Nacional de Investigación de Innovación en Transporte de la Universidad de Tel Aviv lanzará próximamente una “incubadora” de cuatro a seis meses para alentar a nuevas empresas a involucrarse en los campos del transporte inteligente y los combustibles alternativos.

El flamante organismo multidisciplinario fue creado en agosto, en el marco de la Escuela Porter de Estudios Ambientales y la Facultad de Ingeniería, en colaboración con la Administración de Combustibles Alternativos de la Oficina del Primer Ministro.

“Desde la perspectiva de la universidad es un experimento único de estrechar las manos con industrias de desarrollo, incorporando lo mejor del mundo académico a lo mejor del empresariado en alta tecnología”, explicó Dan Rabinowitz, titular de la escuela y el instituto.

El presupuesto del programa ascendería a unos 100.000 shekels anuales y sería implementado en cooperación con EcoMotion, una comunidad global de empresarios de la industria del transporte inteligente con sede en Israel.