Las obras de rehabilitación en una antigua iglesia reconvertida en vivienda particular en el siglo XIX han dejado al descubierto la que fue la sinagoga mayor de Brihuega (Guadalajara). Los trabajos previos de han servido para que esta sinagoga construida hacia el siglo XIII dejara de estar oculta. Así, se ha hallado la puerta original junto a otros elementos arquitectónicos de este templo judío que más tarde fue mezquita y después, en el siglo XVI, iglesia cristiana bajo la advocación de San Simón.

Así se mantuvo hasta que en el siglo XIX la Desamortización permitió que un rico comerciante del pueblo, Ángel Pérez, adquiriera la iglesia para guardar en ella sus mercancías. El edificio, reconvertido en vivienda particular, fue comprado a sus propietarios por el Ayuntamiento de Brihuega en el verano de 2020 a cambio de 12.500 euros. Se inició entonces su restauración con la idea de contar con un espacio disponible para las empresas y emprendedores de este pueblo de 2.400 habitantes, lo que ahora se conoce como «espacio coworking».

El hallazgo de la sinagoga, de factura mudéjar, fruto de este proyecto de rehabilitación, ha venido a resolver la controversia que existía entre los historiadores acerca del origen de la iglesia confirmando su pasado judío. Las obras finalizarán dentro de un año y, después, esta antigua sinagoga se convertirá en un «centro de innovación rural» que será visitable y que trabajará para la transformación digital de la comarca. Esa es la intención del Ayuntamiento de Brihuega cuya concejala de Patrimonio, María Teresa Valdehita, destaca «el carácter simbólico del edificio, como recuerdo de la importancia de Brihuega como crisol de culturas en la Edad Media».

Por J.M.LACUNA – Guadalajara
FuenteE-Sefarad

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa NASA nombra asteroides en honor al estudiante israelí que los encontró
Artículo siguienteEnrique Vargas será asesor de seguridad en Naucalpan
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.