Diario Judío México - En estos tiempos en los cuales el dolor azota a la humanidad, debemos ser valientes y fuertes aceptando con humildad que nuestra existencia es más bien efímera pero no así la libertad que nos caracteriza como nación. Por ello, puedes perder a tus seres queridos durante esta pandemia aunque no la esperanza de seguir adelante. Porque nada en esta vida se mantiene fijo todo es una eterna constante.

Hoy más que nunca debemos vivir en la inmediatez del momento presente, al expresar nuestro amor y perdón desde lo más profundo del corazón. Porque sí eliges enfrentar el dolor extremo y la enfermedad acuciante hazlo con todas tus fuerzas y adelante. Ya que la libertad se asoma como una luz entre las sombras y para el pueblo de más allá de las arenas del desierto como lo dijo Moshe.

Por ello aférrate a la vida superando el llanto y la desesperanza, celebra el milagro de seguir aquí a pesar de las circunstancias. No temas por el mañana no tiene objeto sufrir, vive el milagro de estar presente y no te dejes abatir.

No desperdicies ni un segundo y llénate de pasión, evoluciona, transfórmate y cambia más allá de la razón, da las gracias a tus hermanos, amigos y también vecinos, ríe y llora al mismo tiempo y no contengas la alegría. Porque el aquí y el ahora forman parte de tus días.

Se uno con el firmamento y no temas a lo desconocido, ya que siempre esto nos lleva a surcar el infinito. Contagia la gallardía, el coraje y satisfacción siendo uno con el firmamento, las estrellas, la luna y el sol.

Encausa el centro de tu espíritu a otras nuevas direcciones y conviértete en el hacedor de tus sueños superando tus temores.

Así que ¡Asuta! (que seas curado) como enseñaba el sabio Rashi desde el siglo XIII en Troyes Francia, el corazón de mi Ima está aquí…

(Especial para el diario judío.com de México).

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anterior2 de abril de 1928: Nace Serge Gainsbourg, personalidad musical franco-judía
Artículo siguienteSovre la vida i la egzistensya en la eternitad
Licenciada en Filosofía de la Universidad de Costa Rica, UCR, especializada en identidad nacional costarricense; ética; y comunicación social. En la actualidad investiga sobre los judíos sefardíes en Costa RIca. Además tiene estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa RIca y trabaja como consejera en razonamiento jurídico en una firma de abogados. Publica artículos en El Semanario Universidad, de la Universidad de Costa RIca, en esefarad.com, revista argentina en internet sobre cultura sefardita y ha publicado en el diario La Nación de Costa RIca. Es Poeta. Publicó poemas en la Revista Tópicos del Humanismo de la Universidad Nacional, UNA, en el Semanario Universidad de la UCR y en el diario La Nación. Forma parte de la Junta Directiva de la Ong Instituto para el Desarrollo, la Democracia y la Ética, IDDE.