Diario Judío México - Vivir el presente no es cosa fácil, ya que la mayoría de las personas se encuentran atrapadas en su pasado o sueñan con un futuro que nunca llega. Por ello, es necesario replantearse esta frase tan antigua, acuñada por el poeta Horacio que expresa, “Carpe Diem” y empieza a disfrutar de la inmediatez. Debido a que cuando asumas vivir el día, te darás cuenta que el pasado quedó atrás y por tanto, nunca más volverá, a pesar que trates de revivirlo porque fluye como la corriente de todo rio.

Tu historia personal, sólo forma parte del bagaje que te hace ser quien eres, un simple Ser Humano, experimentando la realidad que te compete vivir en tu propio viaje, mientras que el futuro que aún no llega, lo construyes o no cada día, dependiendo de lo que desees  alcanzar como ideal de vida.

De esta forma, debes ser consciente que lo único que tienes realmente es tu presente y con él, debes continuar hacia adelante, sin mirar atrás. Muchas personas alrededor del Mundo, viven su vida según sus glorias o desatinos anteriores y así mismo, pretenden que otros, asuman esa manera de transitar por este Universo, el cual, ésta constituido de infinitas posibilidades, esperando a ser descubiertas y experimentadas como nuevas realidades.

Ahora, es importante tener metas en la vida, procurándose el construir un mañana sin vivir ausentes del hoy, pero conscientes realmente de lo que nos rodea o quienes nos rodean que al fin de cuentas, pueden ser personas maravillosas o experiencias increíbles que no solo constituyen parte de nuestras vidas, sino también del Ser, como sinónimo del ayer.

Por ello, observa a toda alma como compañera de viaje en continuo crecimiento y aprendizaje universal. Ya que por más que consideres no aprender nada de ella, la lección puede ser la tolerancia y comprensión, expresada a través del instante que le dedicas en escuchar, cuando alza su voz.

Entonces adelante, vive y experimenta el poder del ahora, la libertad infinita de percatarte como dueño de tu presente y hacedor de tu destino, sin dudar en salir tras tus anhelos, con la conciencia en el día a día, propio y menos ajeno. Debido a que todos tenemos un camino que recorrer, algunas veces lo peregrinamos juntos y otras veces solos a la vez.

Pero sobre todo se agradecido de ante mano, por cada una de las experiencias de vida y todos los maestros que se cruzan en el transcurso de tus días, sin fijar la mirada atrás, ya que todo esto es lo único que hay, un instante fugaz y a la vez infinito el ser solamente tú, frente al Universo mismo…

Dedicado a mí Padre, quien fue mi mejor maestro.

(Especial para el DiarioJudío.com de México.)

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorRapero noruego maldice a los judíos en concierto dedicado a la diversidad
Artículo siguienteMéxico Cuenta con 16 Denominaciones de Origen en 22 Estados del País
Licenciada en Filosofía de la Universidad de Costa Rica, UCR, especializada en identidad nacional costarricense; ética; y comunicación social. En la actualidad investiga sobre los judíos sefardíes en Costa RIca. Además tiene estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa RIca y trabaja como consejera en razonamiento jurídico en una firma de abogados. Publica artículos en El Semanario Universidad, de la Universidad de Costa RIca, en esefarad.com, revista argentina en internet sobre cultura sefardita y ha publicado en el diario La Nación de Costa RIca. Es Poeta. Publicó poemas en la Revista Tópicos del Humanismo de la Universidad Nacional, UNA, en el Semanario Universidad de la UCR y en el diario La Nación. Forma parte de la Junta Directiva de la Ong Instituto para el Desarrollo, la Democracia y la Ética, IDDE.