Diario Judío México -

Quiero hacer público por este medio una carta abierta a la jefa del Estado.

Estimada señora Presidenta: no creo que pueda entender usted mi indignación y mi repudio en relación con la firma de un acuerdo entre las autoridades de nuestro país y de la República Islámica de Irán por la investigación de la causa Amia.

Más allá de la aberración jurídica que implica dicho “acuerdo”, le pregunto: ¿por cuántos centavos venderá usted el alma de cada uno de los 85 muertos? ¿Cuánto beneficio reportarán las operaciones comerciales con Irán a nuestras deterioradas arcas nacionales? ¿Cuánto nos cuesta alinearnos con declarados judeofóbicos antisemitas? ¿Cuál es al valor de nuestra dignidad como pueblo y de nuestra soberanía, que no sólo implica nuestro territorio?

Tras 18 años de investigaciones, el gobierno fundamentalista iraní se ha negado a colaborar con la investigación de la causa Amia ; ha nombrado en cargos gubernamentales de importancia a los acusados; ha apoyado a agrupaciones terroristas proveyéndolas de efectivo y de armas; ha apoyado a regímenes totalitarios… y la lista sigue.

El presidente Mahmud Ahmadinejad ha negado de manera sistemática la existencia del ; ha declarado su odio hacia las personas de confesión judía y hacia los occidentales; ha anunciado la destrucción de un país: .

Ahmadinejad prepara un nuevo . Esta vez intentará arrojar sobre Jerusalen la bomba atómica que está construyendo, para exterminar a más de seis millones de personas de un solo golpe.

Hitler hizo más moderadas declaraciones que Ahmadinejad antes de llevar su plan adelante, pero el mundo callaba y lo apoyaba por miedo al comunismo creciente. Arthur Neville Chamberlain, el canciller británico, firmaba acuerdos con él (Munich, 1938), otorgando lo que entonces era Checoslovaquia a los nazis.

¿Qué entregará nuestro canciller a Ahmadinejad?

Señora Presidenta, yo no soy su opositor político, pero sí me duele mi .

Como ciudadano, le exijo dar marcha atrás con semejante barbaridad, le exijo pedir disculpas a la colectividad judía de su país por firmar este acuerdo, y por hacerlo el 27 de enero, Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del .

Se lo exijo a usted como nuestra Presidenta, nuestra representante ante el mundo, como cabeza de nuestro Poder Ejecutivo, como exsenadora nacional, como , como madre, como ser humano sensible que usted es.

Muchos argentinos luchamos cada día desde nuestro humilde lugar para vivir en una sociedad mejor y para legar a nuestros hijos un país desde el cual no deban emigrar.

Puede enviarme usted a la Afip, puede usted anular mi pasaporte y mi DNI, puede intervenir mis teléfonos y correos electrónicos, puede el Estado amenazarme y desprotegerme, pero no tiene usted el derecho de sumergir a los argentinos en semejante vergüenza.

Con mi mayor respeto y consideración por su investidura.

*Escritor. Expresidente de la filial Córdoba de Daia.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorMaguen David: La estrella del judaísmo
Artículo siguienteWalter Gruen, Fundador de la Sala Margolín. Compañero sentimental de Remedios Varo