La vida de los judíos en está documentada desde hace exactamente 1.700 años. La comunidad de es la más antigua al norte de los Alpes. Pronto, incluso, el barrio judío medieval volverá a estar abierto a los visitantes.

Cuando un turista se mueve por el centro de la ciudad de Colonia, más pronto que tarde se encontrará con una obra. Incluso en una ubicación privilegiada como es en medio de la Rathausplatz, la plaza del ayuntamiento, hay obras. ¿Qué está pasando aquí?

A principios de este milenio se realizaron excavaciones justo delante del histórico ayuntamiento de Colonia. Lo que se halló fue un tesoro de otro milenio: el barrio judío. No faltaba nada: hospital, panadería, sinagoga y hasta salón de baile. Todo de la Edad Media.

ARCHIVO - Vista de las obras del Museo Judío MiQua en el centro de Colonia, con la catedral y el ayuntamiento histórico al fondo. Una exposición permanente muestra algunos de los testimonios arqueológicos más importantes de la historia de la ciudad y la región circundante. Foto: Rolf Vennenbernd/dpa
ARCHIVO - Vista de las obras del Judío MiQua en el centro de Colonia, con la catedral y el ayuntamiento histórico al fondo. Una exposición permanente muestra algunos de los testimonios arqueológicos más importantes de la historia de la ciudad y la región circundante. Foto: Rolf Vennenbernd/dpa

Es una ciudad dentro de otra ciudad, un mundo en miniatura de casas apiñadas. Por supuesto, son ruinas. Hay que tener un poco de imaginación para configurar en la mente el aspecto que tuvo el conjunto. Pero los expertos alemanes y extranjeros coinciden en afirmar que no hay nada parecido en ningún otro lugar del mundo.

Ninguna otra ciudad alemana ha estado asociada a la historia judía durante tanto tiempo. Se ha documentado una comunidad judía en desde el año 321, lo que la convierte en la más antigua al norte de los Alpes.

En 1349 el barrio había sido destruido. Sus habitantes fueron asesinados o expulsados. En aquella época, se culpó a los judíos de la aparición de la peste.

En la actualidad, se está construyendo un sobre esas ruinas en la plaza del ayuntamiento. Será como un mundo paralelo bajo tierra: los visitantes podrán revivir la vida del barrio judío en la época de los caballeros y los juglares en un recorrido de 600 metros de largo, y también visitar el palacio del gobernador de la época romana, descubierto en los años 50.

El se llama MiQua por el nombre del baño ritual judío, Mikwe.

La exposición incluirá muchos objetos encontrados durante las excavaciones. Entre ellos se encuentra un pendiente de oro en forma de media luna, con piedras preciosas, del siglo XI.

Los investigadores también descubrieron una tablilla de la Edad Media con la inscripción "yt in ys neyt anders", que podría traducirse como "es como es", un dicho clásico de Colonia. Hallazgos como este demuestran que los judíos han sido residentes en durante siglos.

La apertura del está prevista para 2024, así que habrá que tener paciencia. Pero a través de las ventanas panorámicas de la tercera planta del Wallraf-Richartz, también situado en la "Rathausplatz", se puede seguir el progreso de las obras. Y hay mucha información en la web del futuro museo (https://miqua.blog/).

Pero no sólo tiene algo que mostrar. El aniversario de los "1700 años de vida judía en Alemania" se celebrará en todo el país en 2021 y para ello se han programado cerca del millar de eventos.

Hamburgo, por ejemplo, organiza una semana temática titulada "Más que la pequeña Jerusalén"; en Núremberg se puede ver la exposición fotográfica "Los emigrantes de Alemania", y en Herxheim, en Renania-Palatinado, se representará la obra "Judas" de Lot Vekemans.

Quizá lo más importante sean iniciativas como las de la escuela popular Herrenberg, de Baden-Wurttemberg. En un encuentro online, propone reunir personas judías y no judías para un animado intercambio. El título del evento: "Conoce a un judío"