Cinco sismos menores en apenas una semana llevaron al Comando de Defensa Civil de a decidir realizar proximamente un nuevo megaejercicio a nivel nacional que incluirá también maniobras contra supuestos ataques masivos desde el exterior.

Nuevamente las alarmas que se escucharán en todo el país no serán verdaderas. Los misiles no estallarán en Tel Aviv o Jerusalén. Los rascacielos en las ciudades no se desmoronarán, las bases de la Fuerza Aérea no se paralizarán, las centrales eléctricas no dejarán de funcionar. Decenas de miles de ciudadanos no se agolparán en las playas de estacionamiento subterráneas en busca de refugio. Quienes en estos casos no dudan en huir de las ciudades no bloquearán las autopistas. En el aeropuerto Ben Gurión no se aglomerarán israelíes orgullosos pero espantados para emprender la fuga de su patria.

Sin embargo, nadie debe autoengañarse; la situación de seguridad nacional no es buena. La retirada unilateral del Líbano condujo a un amenazado estratégicamente desde el norte. La retirada unilateral de la Franja de Gaza provocó que el Estado hebreo se vea amenazado por misiles también desde el sur. La guerra civil en Siria potenció a Hezbolá de manera sin precedentes. El programa nuclear iraní amenaza la hegemonía militar de y la seguridad de Oriente Medio.

Como resultado de ello, y a raíz del desarrollo y la innovación de sistemas sofisticados de defensa y ataque, en 2013 se ve mucho más amenazado. La capacidad de accionar fuerzas de combate contra países enemigos u organizaciones terroristas, se limitó en gran forma.

El silencio es una calma ilusoria. El hielo es demasiado fino. Nadie sabe exactamente cuando se romperá.

Tan grave como la preocupación por programas nucleares o lanzamiento de misiles, es el peligro que produce la ocupación militar en Cisjordania. Día tras día los asentamientos se amplían; diariamente el conflicto en los territorios encrudece. La realidad dificulta cada vez más un acuerdo con los palestinos basado en dos Estados.

Debido a la ocupación, la situación demográfica del Estado judío se vuelve cada vez más insoportable y el afianzamiento moral es denigrante. Debido a la ocupación, la amenaza política se va agravando. El tiempo corre en contra de Israel.

La derecha no piensa así. Ella aún considera que fuera de uno o dos asuntos, todo marcha sobre ruedas. Bibi logró colocar el Irán nuclear en el orden de prioridades de Obama, la economía florece y la vida nos sonríe. Así como en los años ’90 nos salvó la aliá de Rusia, y en la última década nos salvó el High Tech, en los años venideros nos enriquecerán los yacimientos de gas en nuestro territorio marítimo.

La esencia judía se demostrará nuevamente. Otra vez se aclarará que sabemos vivir también en situaciones extremas. Los profetas de la ira seguirán protestando, pero la vida se sobrepondrá. No hay nada que temer, no hay porqué apresurarse. Si no claudicamos, los palestinos se rendirán. Si no pestañeamos, Irán y Obama desaparecerán.

No hay de qué preocuparse muchachos, nos promete la derecha, el tiempo juega a nuestro favor. Una frase que ya escuché hace 40 años, y que cada vez que la vuelvo a oír siento en el cuerpo escalofríos o algo parecido a los sismos de esta semana.

El verdadero debate es sobre la cuestión de tiempo. La derecha confía que él sirve a nuestros intereses, dado que le permite sentar evidencias sobre el terreno; está convencida de que fue creado como una realidad tangente, y como tal vencerá en cualquier instancia.

Eso no es verdad. se estableció gracias a que sus fundadores implantaron los hechos en el terreno por un lado, pero también consiguieron el reconocimiento político de dicha realidad por otro. se creó debido a que sus dirigentes comprendieron entonces cuándo el tiempo actúa en favor del sionismo y cuándo en su contra.

Sin embargo, en las últimas décadas, la percepción del tiempo se perdió; también la del equilibrio. Se creó la ilusión de que son suficientes el poderío militar y la prosperidad económica para asegurar nuestro futuro. Se estableció una disonancia peligrosa entre la realidad que aparece y la que se oculta a nuestros ojos.

Justamente, la aparente tranquilidad que nos brindan el Ejército, las fuerzas de seguridad y la alta tecnología, se vuelve a convertir, como hace 40 años, en un apaciguamiento peligroso que nos permite gozar de la vida sin poder ver las principales razones de la misma. Nos hace ignorar las verdaderas amenazas que se ciernen sobre nosotros.

El debate sobre el tiempo es cuestión de vida o muerte. Antes de la Guerra de Yom Kipur, la derecha pensó que había tiempo. Previo a la primera Intifada, la derecha consideró que había tiempo. También hoy, cuando la amenaza nuclear o de misiles y la prolongación de la ocupación son concretas e inmediatas, la derecha cree que aún hay tiempo, pero la verdad es que no lo hay.

Si no actuamos en contra del tiempo, éste nos golpeará duramente.

La alerta que no escuchamos es la alarma real.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior¡Únete al Día de las Buenas Acciones!
Artículo siguienteUn nuevo Munich
Educador, profesor y maestro; más de 30 aňos de experiencia en educación formal e informal, dentro y fuera de Israel.Escritor y periodista, Últimos libros publicados:"Dos aňos en el desierto"; Ed. Milá; Bs.As; 2005."Sobre encuentros y despedidas"; Ed. Milá; Bs.As.; 2006.Ambos fueron presentados en la 33ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires bajo el título "Libros sin Fronteras" en 2008.Numerosos artículos sobre historia del pueblo judío, análisis político de Oriente Medio y pensamiento judaico fueron publicados en "Proceso" de México, "Excelsior" de México, "Nueva Sion" de Argentina, "Revista Horizonte" para América Latina, "Radio Jai" de Argentina, "Paz Agora Br" de Brasil, "Semanario Hebreo" de Uruguay, "Semana.co.il", "Argentina.co.il", "Porisrael.org" y en decenas de portales, sitios y blogs de Internet en Israel, América Latina y España.Instrucción académica:Licenciado en Educación Social, Historia, Filosofía, Historia del Pueblo de Israel, Historia de Oriente Medio y Pensamiento Judaico; Universidad de Haifa.Maestría en Ciencias Políticas; Universidad de Haifa.Título de docente para universidad y escuelas secundarias; Universidad de Haifa.Idiomas: hebreo, espaňol, portugués, inglés.Ocupación:2009 - 2010* Director editorial de www.semana.co.il y www.argentina.co.il2008 - 2009* Director de Contenidos de la empresa Zeeng - Comunicación en alta tecnología: www.zeeng.com2003 - 2008* Director del proyecto educativo-vivencial "Coexistencia Pacífíca" entre judíos y árabes del Kibutz Metzer y la aldea árabe Meisir. Organización de seminarios en todos los idiomas para grupos de jóvenes estudiantes de Israel y de todo el mundo y diferentes organizaciones en general. Galardón CICLA 2009. www.metzer.org.il/dukium/index.htm* Director ejecutivo y de contenidos de "Latina Media Group", empresa que construye y difunde portales comunitarios latinos en Internet en español, portugués y hebreo: www.latinamediagroup.com2000 - 2003* Representante de la Dirección Sionista Mundial en México y América Central. Director del Departamento de Aliá del la Agencia Judía en la zona. Responsable por la hasbará israelí en toda la región, desde México a Panamá.1997 - 2000* Centralizador de recursos humanos del Kibutz Metzer y de susindustrias. Responsable por la instrucción académica de sus miembros.1993 - 1997* Secretario General del Movimiento Juvenil Educativo Hashomer Hatzair y la Unión Mundial de Meretz. Director del Departamento de Educación y Latinoamericano del movimiento. Director de todos los grupos de jóvenes que llegaban a Israel en diferentes planes educativos. Organizador de los viajes a Polonia y sus seminarios.1985 - 1993Profesor, educador y maestro en la Universidad de Haifa y en laescuela secundaria regional israelí Mevoot Irón.1980 - 1984Sheliaj Educativo-Comunitario de la Agencia Judía en la Comunidad Sefaradí de México, en el Movimiento Juvenil Educativo "Dor Jadash" y en el Colegio Sefaradí de México.