Diario Judío México - Todas las personas alguna vez en su vida, han experimentado lo que es sufrir alguna experiencia traumática; ya sea porque la misma, los afectó a nivel físico o a nivel mental, donde los efectos, pueden ir desde el dolor en alguna parte de su cuerpo, hasta padecer de miedo, rabia o depresión, producto de enfrentar determinadas situaciones más que estresantes.

Por ello, es muy importante escuchar lo que te dice tu cuerpo, durante el transcurso de ese hecho y posteriormente al mismo; ya que este, es el que lleva la cuenta de todo lo que te acontece y además te afecta, directa o indirectamente como persona.

Esto lo expreso, según los estudios realizados por el doctor Bessel Van der Kolk, fundador y Director Médico del Trauma Center de Brookline, Massachusetts, quien ha sido profesor de psiquiatría en la Universidad de Harvard y de la Facultad de Medicina en la Universidad de Boston, autor del libro “El Cuerpo lleva la cuenta”

Como Seres Humanos, muchas veces los episodios traumáticos y que generan estrés, pueden ser superados de una mejor manera, cuando nos escuchamos y nos hacemos conscientes de que hubo una sobrecarga en nuestro organismo; la cual, minó no solo nuestro estado físico, sino también el psicológico y personal, al punto que el propio organismo, emite una alerta de que ya no puede más, y por ello, necesita ayuda.

Sin embargo, muchas personas aun así, llegan a límites extremos, sin escuchar esas continuas señales que el cuerpo nos manifiesta, mediante el cansancio, el insomnio, la ira o la depresión, las cuales deben ser tratadas en su momento, por un especialista en la materia o si fuera el caso, por varios, quienes ayuden sirviendo de guías para superar el trauma y de esta manera salir adelante.

Lo anterior no es tarea fácil y requiere de tiempo y paciencia, además de que el trabajo psicológico debe realizarse en equipo, pero siendo consciente de que solo tú, eres el único responsable de aplicar todas las herramientas que se te brindan, para así cambiar el estado mental y rumbo de tu vida.

Por otra parte, existen personas que al ser expuestas o sufrir algún trauma, pueden reaccionar de distintas maneras, al enfrentarse a un mismo hecho o varios, mostrando efectos como la frustración y enajenación, mientras que otras manifiestan resiliencia, al canalizar de una manera diferente sus propios miedos, cuando los reconocen y visibilizan para así, poder dar un salto cualitativo más allá de ellos…

(Especial para el Diario Judío.com de )

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorArditti + RDT Arquitectos recibe “Premio Nacional de Arquitectura e Interiorismo 2019” por el proyecto “Estadio CDI”
Artículo siguienteLife is grape, fuente de vida
Licenciada en Filosofía de la Universidad de Costa Rica, UCR, especializada en identidad nacional costarricense; ética; y comunicación social. En la actualidad investiga sobre los judíos sefardíes en Costa RIca. Además tiene estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa RIca y trabaja como consejera en razonamiento jurídico en una firma de abogados. Publica artículos en El Semanario Universidad, de la Universidad de Costa RIca, en esefarad.com, revista argentina en internet sobre cultura sefardita y ha publicado en el diario La Nación de Costa RIca. Es Poeta. Publicó poemas en la Revista Tópicos del Humanismo de la Universidad Nacional, UNA, en el Semanario Universidad de la UCR y en el diario La Nación. Forma parte de la Junta Directiva de la Ong Instituto para el Desarrollo, la Democracia y la Ética, IDDE.