Diario Judío México - En el período previo a la Navidad y el ver árboles de Navidad y adornos navideños en los lugares comerciales de Qatar, así como también las fiestas navideñas y eventos en hoteles en el país,[1] ciudadanos de Qatar comenzaron a debatir las preguntas que surgen en el mundo musulmán todos los años: ¿Deberían permitirse las expresiones públicas de Navidad y deberían los musulmanes desearles a los cristianos unas felices fiestas?[2] Cabe señalar que Qatar tiene una importante población cristiana, principalmente trabajadores extranjeros y empresarios, así como también un considerable turismo durante la temporada de vacaciones.

El debate se desarrolló en las redes sociales y en la prensa de Qatar, particularmente en el diario Al-Sharq. Algunos escritores se opusieron a las festividades en público, argumentando que eran inapropiadas porque incluyen costumbres prohibidas y consideradas pecaminosas en el Islam, por ejemplo, fiestas “pecaminosas” en la noche de Año Nuevo y porque representan una cultura extranjera occidental que pudiera atraer a los jóvenes. Otros criticaron a los dueños de tiendas y hoteles por alentar estas celebraciones y a los funcionarios del gobierno, en particular el Ministerio de Dotaciones Religiosas, por permitirlos.

Por otra parte, algunos escritores pidieron respetar el principio de convivencia y tolerancia religiosa y desearles a los cristianos felices fiestas, con el objetivo de establecer relaciones respetuosas y de buena vecindad con los cristianos y miembros de otras religiones que viven en Qatar.

Es de notar que varias semanas antes, las escuelas privadas en Qatar que celebraron la fiesta de Halloween fueron duramente criticadas y la prensa de Qatar informó que el Ministerio de Educación prohibió tales celebraciones e incluso advirtió a las escuelas que desafían la prohibición que serían castigadas.[3]

Lo siguiente es una traducción de extractos de artículos en la prensa de Qatar en referencia al tema:

Evento de Navidad en un hotel en Doha en el 2015 (imagen: dohanews.co, 16 de noviembre, 2016)

Columnistas opuestos a celebrar las festividades cristianas en Qatar: Promulgar una cultura extranjera es contrario al Islam

Algunos columnistas escribieron que los ciudadanos de Qatar deben tener cuidado con la infiltración y promulgación de una cultura extranjera en la sociedad qatarí y de actividades que van contra el Islam:

Asesor del Ministerio de Educación de Qatar: Los cristianos deben respetarnos y no publicitar sus “promiscuas” celebraciones

Rashed Al-‘Awda Al-Fadli, asesor del Ministerio de Educación y columnista de Al-Sharq, escribió que los cristianos tienen derecho a celebrar sus festividades en sus propios hogares, pero deben respetar las leyes de los musulmanes y las de Qatar y no publicitar sus celebraciones. Este dijo que estas celebraciones incluyen bailes “descarados y repelentes” junto a actividades pecaminosas y “promiscuas” y que incluso pudieran tentar a los jóvenes musulmanes a unírseles. Este escribió:

“Nosotros, los ciudadanos y residentes de nuestra tierra Qatar, vivimos juntos en esta generosa patria; compartimos derechos y responsabilidades; cooperamos para actualizar el interés público en beneficio de todos nosotros. Cuando [los musulmanes] celebramos nuestros días festivos… no le exigimos a miembros de otras religiones que celebren nuestros días festivos y no nos enojamos si no nos desean un día festivo feliz en estas y en [otras] ocasiones alegres. [Del mismo modo], cuando viajamos a sus tierras, o vivimos [allí] junto a ellos, no promulgamos nuestras celebraciones en hoteles, centros turísticos y de compras, ni tampoco en sus vecindarios y no hacemos ruidos ni molestamos su descanso de ninguna manera, por respeto y por obligación en seguir las leyes y observar el acostumbrado orden [público] allí.

“[De la misma manera, los cristianos que viven en nuestras tierras] no están obligados a adoptar nuestra religión… pero deben respetar nuestras creencias y las leyes de nuestro suelo y también nuestra constitución general, en todo lo relacionado con los días festivos y su celebración. particularmente [al no] difundir un ambiente navideño y de Año Nuevo y no instalarnos en hoteles, en lugares turísticos y en centros comerciales, estatuas, cruces y símbolos que van contra nuestra religión y nuestras creencias. Estas actividades, que van acorde a estas celebraciones, están en contra de los preceptos de nuestra religión musulmana y en contra de nuestros principios morales y sociales…

“¿Es apropiado asociar a Jesús con los llamados a [permitir] el que hombres y mujeres se mezclen en fiestas nocturnas y bailes vergonzosos y promiscuas y el beber vino y comer carne no halal… mientras se escucha una música rítmica desde la medianoche hasta el amanecer en fiestas pecaminosas? ¿Cómo pueden las administraciones de nuestros hoteles permitir la celebración de estas fiestas [que] extienden una atmósfera ajena a nuestra sociedad y que tientan a los jóvenes a caer en estas madrigueras de libertinaje? Deberíamos condenar a las empresas que se apresuran a aprovechar la Navidad y el Año Nuevo como la temporada más ocupada para obtener ganancias sin pensar en consideraciones religiosas y morales…

“Con respecto a tales celebraciones en hogares y lugares para sus reuniones privadas, ese es su problema y no necesitamos juzgar sus acciones ni saludarlas con deseos y bendiciones para las navidades o el año nuevo cristiano. Al mismo tiempo, debemos asegurarnos que sus derechos estén garantizados y debemos garantizar que se les provean condiciones de vida dignas, dentro del marco del respeto mutuo y cooperación…”[4]

Columnista de Qatar: Permitir las celebraciones públicas de las festividades de Navidad es un error inadvertido por parte de las autoridades de Qatar

Del mismo modo, ‘Aisha’ Obeidan, otra columnista del diario Al-Sharq, criticó las celebraciones de Navidad dentro del espacio público de Qatar, argumentando que van en contra del Islam y son ajenas a la sociedad musulmana. En acusar al Ministerio de Dotaciones Religiosas y a las autoridades de Qatar de no hacer nada para detener este tipo de actividades, ella escribió:

“A medida que prevalece la apertura en nuestra sociedad, con todos sus aspectos negativos y positivos, la occidentalización también se está expandiendo, en el pensamiento, cultura y comportamiento, causando una actividad que va contra nuestra religión, nuestros valores y ética, para infiltrarse en [nuestra cultura y causar] que adoptemos las tradiciones religiosas, sociales e ideológicas del otro… La identidad islámica, con sus valores, ha sido eliminada de la identidad humana, con todos sus elementos. Por lo tanto, estamos actualizando la advertencia del Profeta [Mahoma] respecto al imitar innovaciones, desviación de la tradición [islámica] y el seguimiento de los caprichos de las naciones que precedieron al [Islam]…

“Y hoy vemos [la actualización] de la tal advertencia de nuestro Profeta: Este año, la sociedad qatarí fue testigo de un total ambiente festivo al cierre del año civil actual del 2018… [con] exhibiciones de decoraciones en tonos rojos que anunciaban el enfoque de la Navidad. Las imágenes de Papá Noel y los iluminados arbolitos de Navidad se esparcieron por la mayoría de los centros comerciales y se infiltraron en los hoteles y lugares comerciales y en las escuelas extranjeras.

Para ver el despacho en su totalidad en inglés junto a las imágenes copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www.memri.org/reports/debate-in-qatar-on-christmas-celebrations-and-greetings


[1] Véase por ejemplo, Doha.anantara.ae.

[2] Véase la serie de Investigación y Análisis No. 964 – En adelanto a la Pascua ortodoxa en Egipto, la Hermandad Musulmana y los salafistas emiten fatuas prohibiendo felicitar a los coptos en sus festividades, 6 de mayo, 2013; Despacho Especial No. 5577 – Autor saudita: No hay nada malo en que musulmanes se unan a las celebraciones de Navidad, 26 de diciembre, 2013.

[3] Al-Sharq (Qatar), 1 de noviembre, 2018.

[4] Al-Sharq (Qatar), 25 de diciembre, 2018.