Diario Judío México - A medida que Bitcoin cumple 10 años de existencia, muchos inversionistas han estado buscando la próxima explosión en valor ofrecida por la blockchain. Transferir valor o data a través del Internet en tamaño de bits mientras se mantiene el estado anónimo y conservar un consenso honesto ha sido atractivo para muchos. Tanto que llevo ver Bitcoin alcanzar un límite de mercado de $ 300 mil millones a fines del 2017. Muchos ejecutivos se dieron cuenta de que los beneficios de las redes sin confianza y la descentralización pueden aumentar la transparencia, la trazabilidad, las transacciones transfronterizas, la propiedad digital y la eficiencia para sus empresas e instituciones. Muchos proyectos han recaudado capital para desarrollar plataformas basadas en blockchain para diferentes usos; Muchos de ellos no han podido iniciar una red en vivo u obtener un solo usuario o cliente.

Decentraland

Vamos a hablar sobre Decentraland, una plataforma VR blockchain que vende propiedades digitales de bienes raíces virtuales construidas con el estándar de token ERC20 (utiliza la plataforma blockchain de Ethereum). Actualmente manejan miles de transacciones para cientos de usuarios. La plataforma aún se encuentra en la fase inicial, pero a medida que el mundo cambia a experiencias más virtuales, Decentraland puede disruptir la industria de los 2.500 millones de usuarios y gamers.

Decentraland permite a los usuarios experimentar mundos de realidad virtual sin abandonar la comodidad de su hogar. Puedes comprar, construir y personalizar tierras digitales e interactuar con amigos mientras estás en la plataforma. Blockchain proporciona la posesión verdadera digital de los bienes raíces comprados. La ofrece auditorías transparentes, creación de contratos inteligentes y tenencias de claves privadas sin la necesidad de intermediarios. La plataforma recaudó $ 30 millones para desarrollar el proyecto  ambicioso, y ahora los usuarios ya están comprando bienes raíces con su token nativo LAND y MANA. La única forma de comprar LAND es con MANA que se puede intercambiar por Ether en Binance. Además de comprar LAND, puede usar su MANA dentro de la plataforma para jugar en un casino virtual, ver una película en uno de los cines, o alquilar diez pantallas para rastrear acciones en una oficina virtual temática de Wall Street; Las posibilidades son infinitas para MANA.

Mundos digitales tradicionales VS mundos de realidad virtual.

Ahora, comprar mundos digitales no es algo nuevo, Planeta Calypso de Entropia se vendió por $ 6 millones en 2011 y el Club Neverdie de Entropia se vendió por $ 635,000. El problema con plataformas como Entropia, es que como compañía central, ellos poseen su tierra, y los usuarios  la “rentan”. En el mundo real, si compra bienes raíces, tiene las llaves, el contrato, los derechos y la propiedad de dicha tierra. Este no era el caso de los mundos virtuales antes.

Decentraland está dando el siguiente paso, ya que ofrece experiencias de realidad virtual, posesión verdadera digital de tal propiedad  con blockchain y un MANA de token nativo que se puede liquidar fácilmente mediante un intercambio de criptomonedas. La gente se ha dado cuenta del potencial y ahora el terreno más caro vendido en el mercado de Decentraland fue de ~ $ 175,000 en septiembre de 2018. El mercado de realidad virtual tiene un año de existencia, y el precio promedio pagado por una parcela de LAND es de aproximadamente $ 602. Hay mucho potencial de crecimiento para esta plataforma.

Comunicate con nosotros para aprender sobre blockchain, y desarrollar tu propio proyecto de activos digitales!

Email: [email protected]

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorRusia afirma que desplegará arma hipersónica Avangard Mach 20
Artículo siguiente$30,000 dólares para quien quiera trabajar y estudiar Yiddish en USA
Menajem Benchimol nació en Cali, Colombia, y emigró a los Estados Unidos a los 10 años con su familia. Está completando su Bachelors de administración de empresas en Yeshiva University en Nueva York especializándose en el mercado global. Su contribución a la industria del blockchain toma forma como emprendedor, consejero, autor, inversionista, y educador para los hispanohablantes. Fundó LATAM Blockchain Group junto a Jaime Gutt en el 2017 para crear un ecosistema blockchain en el continente y distribuir soluciones basadas en esta tecnología emergente para empresas, gobiernos, y ciudadanos Latinos. También co-fundó Academia 21, una plataforma educativa concentrada en blockchain y actúa como evangelista de Uxlon, la fábrica de crypto. "Las tecnologías emergentes como el blockchain pueden mejorar la transparencia, privacidad de usuario, y confianza de las empresas y gobiernos Latinos. Si se concentra recursos en el desarrollo de la tecnología, se puede crear un leapfrog para que los países de América del Sur sean más innovadores y compitan con otros países líderes de la industria”.