Frente a la escalada de violencia que se vive en Israel y al aumento de la tensión durante las últimas jornadas, nos vemos en el deber de aclarar lo siguiente:

  • Lo que ha ocurrido durante estos últimos días no responde a un conflicto de desalojo de tierras o de libertad de culto. Son ataques terroristas sistemáticos y planificados contra población civil: judíos, musulmanes, cristianos, árabes, chilenos residentes y otros pueblos que viven en territorio israelí.
  • Cada dos minutos Hamas lanza un misil contra Israel, lo que ya ha costado la vida de 8 civiles y cientos de heridos. En un día fueron lanzados sobre las ciudades israelíes más de 1200 misiles, no cohetes de factura artesanal, alcanzando incluso a la céntrica ciudad de Tel-Aviv. El 95% de estos cohetes han sido bloqueados por la cúpula de hierro, de lo contrario, esto sería una masacre.
  • Los misiles lanzados por Hamas contra Israel provienen de zonas pobladas de Gaza, tal como ocurrió en el año 2014. Más de 200 de estos misiles han caído en su propio territorio, hiriendo a población civil. Mientras Israel utiliza su armamento para defender a los civiles, Hamas utiliza a la población civil para proteger su armamento. Los civiles palestinos son utilizados como escudos humanos y los civiles israelíes como carne de cañón: es un doble crimen humanitario.
  • Este conflicto es deliberado y planificado por Hamas, organización terrorista y extremista, que lidera la franja de Gaza, a quien no le interesa “que haya paz y coexistencia”, sino que su objetivo es “eliminar al Estado de Israel”, tal como lo dice abiertamente su declaración de principios.
  • No estamos frente a un uso desproporcionado de la fuerza, sino que se trata de una legítima defensa a ataques terroristas contra civiles. El Estado de Israel, como todo país democrático y soberano, tiene el deber de defenderse y proteger a sus ciudadanos.
  • Reiteramos la urgencia de que nuestro país asuma una actitud activa contra el terrorismo, condenando estos ataques, tal como lo haría frente al ataque indiscriminado y planificado contra civiles inocentes en cualquier otro punto del globo.

Como , lamentamos las pérdidas humanas, tanto palestinas como
israelíes, víctimas inocentes de este conflicto. Palestinos e israelíes tienen derecho a vivir en paz y en un entorno seguro.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior“Somos hermanos”: Judíos y árabes marchan por la paz en Israel
Artículo siguienteDesde Barcelona el Dr. Mario Sabán con temas de Sefarad y la Cabalá: Abraham Abulafia