Diario Judío México - El rabino Yitzhak Yosef dice que las personas deben tener dispositivos disponibles en caso de que el Ministerio de Salud necesite notificarles que entren en cuarentena o busquen tratamiento médico.

El Gran rabino sefardí de , Itzjak Yosef, dijo hoy que la gente debe estar preparada para contestar sus teléfonos en Shabat, a pesar de las restricciones generales de la religión judía que prohibe uso de la electricidad para ese día, ya que las autoridades pueden necesitar contactarlos con información para salvar vidas.

Esta decisión, a la que la oficina del rabino se refirió como “dramática”, se basa en el principio de la ley judía que establece que salvar una vida – o “Pikuah Nefesh”, como se expresa en hebreo – supera casi todos los demás mandatos religiosos.

“Si se debe trabajar en Shabat, pues se trabaja en Shabat. Si se debe comer en Yom Kippur (Día del Perdón) para resguardar la vida, cuando hay un serio y probado peligro de vida, se come en Yom Kippur. No hay nada más santo que la vida de cada individuo”, había explicado el rabino Abraham Skorka a la Agencia AJN hace unos días.

Yosef también pidió que se cierren todas las sinagogas situadas dentro de los hospitales, diciendo que estos espacios de oración, a menudo pequeños, no permiten a los fieles acatar la recomendación del Ministerio de Salud de que las personas permanezcan al menos a dos metros de distancia unas de otras.

La orden de Yosef se produjo en medio de crecientes críticas a la comunidad ultraortodoxa de , ya que se ha descubierto que parte de ella desobedece regularmente las directivas del Ministerio de Sanidad destinadas a frenar la propagación del .

El Ministerio de Salud agradeció el dictamen de Yosef, diciendo que la importancia de que un rabino superior intervenga en el asunto “habla por sí mismo y muestra que una emergencia requiere una actividad acelerada para evitar que – el cielo no lo permita – ocurra una calamidad”.

Yosef dice que esta decisión se aplica no sólo a los que saben que están en riesgo de contraer la enfermedad sino también a los que no lo saben. “No hay duda de que cualquiera que se haya sometido a la prueba de la corona debe permanecer con su teléfono móvil disponible en Shabat, para que se le pueda informar sobre su estado y sobre dónde debe ir… pero también quien no se haya sometido a la prueba debe permanecer con un teléfono móvil disponible, para que, si se descubre que estuvo cerca de un enfermo confirmado, sepa que debe ir a aislamiento y se le pueda notificar”, escribe.

Yosef también pide que se establezca una flota de coches con altavoces que puedan ser enviados a los barrios religiosos para informar a los residentes que deben entrar en cuarentena si es necesario.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.