Netanyahu Y Abu Mazen se turnan para visitar al Presidente americano, que ya parece estar un poco indiferente a las retoricas de ambas partes y más preocupado por el tema ucraniano que por el medio oriente, al cual sigue apretando con tenacidad su secretario de estado, el por ahora incansable Kerry.

Todos afirman que en el término de un mes habrá algún acuerdo, cuyo contenido y validez son por ahora muy ambiguos. De ser cierto, ¿abrirán el camino a un acuerdo valedero y a la toma de resoluciones “difíciles y dolorosas” como ambos líderes regionales dicen que habrá que tomar? Como cantan los italianos: partirá la nave, partirá, dove arribara? Questo qui lo sa ¡!!!

¿Pero anulará este acuerdo la amenaza europea de sanciones económicas contra Israel?, ¿cómo se ha resuelto? quisiera mencionar algunos datos tal vez desconocidos.

  1. Las exportaciones de Israel en 2013 fueron de 48 billones de dólares, sin incluir los diamantes elaborados. De esta suma los productos especializados en química, alta tecnología, óptica y allegados suman 33 billones: el 68 %. O sea que los elaborados en otros rubros son el resto o en dólares 15 billones.
  2. La Unión Europea importa 32 %, o sea 4.8 billones.
  3. De esa suma el 90% de los productos elaborados en las zonas colonizadas, son no especializados. Pero dentro de la economía israelí esos productos están repartidos por todo el país y en los territorios en litigio son solo el 20 % de nuestro país, o sea algo menos de 1 billón de dólares.
  4. Suponiendo que todo el mercado europeo sin excepción haga un boicot económico a productos elaborados en la zona de samaria, Israel perdería 1 billón de dólares de un total de 48 o sea un 2 por ciento de su exportación total .no parece probable que una situación así suceda. O sea que esta amenaza es casi inválida y totalmente ineficaz.

Pero ¿qué pasaría en el lado palestino?

Según publicación de hace pocas semanas de la oficina central de estadística de la autoridad palestina, recalco según fuentes palestinas únicamente, la situación laboral es la siguiente:

  1. El 40 % de la población palestina que vive de un salario, no tiene trabajo.
  2. Otro 42.3 % trabaja en empresas locales palestinas.
  3. El 17.7 % restante trabaja en Israel, de los cuales 14.1 % en asentamientos y ciudades de samaria.
  4. El salario medio palestino en zonas autónomas es de 850$ mensuales.
  5. El mismo salario en Israel es de 1500 $ mensuales.

Resumiendo: si Europa boicoteara mercaderías israelíes producidas en los territorios , la principal y casi única perjudicada es la población palestina, que sumara más desocupados, totalizando el 54.1 %, y peor aún, agregando a este sector a los que mejor ganan.

Cierto que para el productor israelí que deberá cerrar su fábrica es un 100 % de perdida, pero para la economía del país, un rasguño sin grandes consecuencias.

No es ese el camino a seguir, y si hay que presionar y exigir sin concesión alguna es que ambas partes acepten la base de la histórica resolución de las naciones unidas de 1947, que fue la partición del mandato británico en la Palestina mandatoria, para constituir dos estados soberanos, vecinos e independientes- no se habló entonces de Estado Palestino ya que el término “palestino” se usaba para la población de ambos pueblos- se resolvió la formación de un Estado Árabe y un Estado Judío.

En el momento que la Autoridad Palestina reconozca esta resolución, el resto será más fácil.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMística, opio del maniqueo
Artículo siguienteConviviendo con los fantasmas del pasado