Diario Judío México - e Itzik Matzkevitch regresaron al Gueto de en esta fecha en 1942, después de volar un tren militar nazi a cinco millas al sureste. Kempner, nacida en 1920, formó una célula de resistencia en el gueto con el poeta Abba Kovner, con quien más tarde se casó. La Organización de Partidos de los Estados Unidos contrabandeaba armas a través del sistema de alcantarillado; El acto de sabotaje de Kempner fue su primer acto de resistencia. Más tarde, también sabotearían la planta de energía y las obras hidráulicas de . Kempner se movió regularmente entre el ghetto y el mundo exterior a través de las alcantarillas, llevando a cientos de judíos a los bosques de Rodninkai, donde formaron una brigada partidista conocida como los Vengadores.

Resultado de imagen para vitka KempnerEsta brigada ayudó a liberar cuando los soviéticos avanzaron en la ciudad en 1944, pero incluso después de la guerra buscaron venganza: en 1945, Vitka lideró la infiltración de la panadería en un campo de prisioneros de guerra en Nuremberg y envenenó cientos de panes con arsénico. . Al año siguiente, después de ayudar a cientos de sobrevivientes a encontrar su camino hacia Palestina, Vitka y Kovner se establecieron en Kibbutz Ein Horesh, donde criaron dos hijos. Ella se convirtió en psicóloga clínica en sus 40 años y todavía vive en hoy.

Resultado de imagen para vitka Kempner“Kempner recuerda dolorosamente la situación en la que los jóvenes, que asumieron que habían ganado a la población del gueto a la rebelión, fueron rechazados por los judíos y considerados como los que pusieron en peligro la existencia del gueto. Kempner explicó su decisión de permanecer en el gueto a pesar de su exclusión: “Nunca pensamos en términos de rescate y vida, sino de una respuesta adecuada para los judíos en ese momento”. -Neima Barzel, Archivo de Mujeres Judías

FuenteJewish Currents
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorFuente de juventud
Artículo siguienteResultados oficiales de los XIV Juegos Macabeos Panamericanos, México 2019