Ecos de la 65 Muestra Internacional de Cine

por:

JORGE VILLEGAS HERNÁNDEZ “eltiojorge.com”

Fotografías:

GOLEM

Diario Judío México -

Quitar la vida es un acto verdaderamente inconcebible. Por más que se busque una explicación, no hay respuesta alguna que lo justifique. 
Mucho menos, cuando no hay una razón aparente para tomar una decisión de esa naturaleza. Y mucho menos aún, cuando se efectúa una y otra vez. 

A esa terrible acción se le ha dado en llamar asesinato en serie, y a su ejecutante asesino serial. 

Es verdaderamente difícil encontrar razones para justificar lo que una persona así pueda traer en mente para  tomar ese tipo de decisiones constantemente.
[email protected] [email protected] de la conducta, se topan en pared cuando intentan encontrar un motivo.

Jack es un hombre medianamente maduro, aparentemente “normal”  sí se pudiera decir; pero al mismo tiempo circunspecto, callado y y un tanto misterioso. 
Podría describirse como alguien que vive obsesionado por construir algo muy especial para él. Nada más y nada menos que lo que pudiera llamársele un hogar. 

Y al mismo tiempo, encontrar y tomar un camino que le corresponda.


La gran disyuntiva está realmente en el material que  elegir para su tarea; y la senda adecuada.

Intentos van e intentos vienen, y no llega una respuesta que considere verdaderamente adecuada. 
Lamentablemente, en el camino se ha venido desarrollando en él una furiosa y titánica fuerza devastadora y destructiva, que lo convierte en una persona muy diferente a cualquier otra. 


Bueno, posiblemente el término “persona” no quepa en su descripción, puesto que lo anterior implicaría a un ser humano más. Y él ha dejado ya de serlo en el sentido estricto de la palabra.

Como un verdadero sabueso, Jack rastrea y elige sendas dónde la sangre deja rastros ineludibles, para abordar y seguir en esa ansia de asesinato múltiple. 

A lo largo de su recorrido, este hombre ha encontrado a una especie de cómplice, que más que eso es alguien que se dedica a escucharle y a no justificarlo; sino simplemente a mostrarle hacia donde tendrá que ir. 
Es precisamente el más oscuro y cruel infierno el que le espera, pero únicamente después de completar su tarea obsesiva: “La Casa de Jack”. 

NOTAS ADICIONALES, DUDAS Y COMENTARIOS:
http://www.diariojudio.com/autor/eltiojorge
Correo: [email protected]
Facebook: JORGE VILLEGAS HERNÁNDEZ
Twitter: @eltiojorge_com