Diario Judío México - Como bien saben los seguidores de los preceptos de la fe judía, este fin de semana se leerá en todas las sinagogas del mundo la porción que cierra el primero de los libros del Pentateuco, el Génesis (en hebreo, Bereshit). No es un hecho de particular trascendencia, pero nos recuerda (o enseña) que nada se acaba realmente, ya que la semana próxima empezaremos a leer la primera porción del siguiente libro, y así sucesivamente. En Torá (al final de la fiesta de Sucot) incluso nos permitimos encadenar el final del ciclo (el último capítulo) con su inicio (el primero), reforzando su carácter infinito. ¿Por qué lo hacemos? Seguramente ello afianza la memoria de lo narrado y cada año nos permite descubrir nuevos significados que antes habían pasado desapercibidos en su trascendencia o, al contrario, revelarnos que bajo los verbos repetidos a veces se esconden otros mensajes.

Lo que sí queda claro es la conclusión de que el mundo sigue andando, aunque nos queramos apear y parar la máquina del tiempo. Con la creación humana pasa algo similar. Hay una canción del israelí Matti Caspi que se pregunta justamente (en traducción del hebreo) cuántas canciones distintas se pueden llegar a componer. Pero dicha reflexión es en sí una respuesta: lo que pensamos ya lo pensaron otros antes que nosotros. Lo que acabamos de leer y escribir (estas mismas palabras que plasmo aquí), ya fueron cinceladas en alguna roca, tablilla, papiro, pergamino, papel o disco duro. Si así fuera, sin embargo, estaríamos cada vez hundiéndonos más en un mismo fango sin avanzar un solo paso, como si el tiempo no existiera. Pero existe y no pasa, sino que somos nosotros quienes lo atravesamos, como cuando viajamos en tren y por la ventana vemos discurrir el paisaje hacia atrás.

Hay grandes genios capaces de crear obras asombrosas, descubrir soluciones a graves problemas, deslumbrarnos con talentos excepcionales. Algunos llegarán a dejar su impronta como una ola. Pero, como ésta en la mar, inexorablemente acabará diluyendo su distinción al combinarse con otras olas, simples estelas y casi imperceptibles ondulaciones en un océano esférico e infinito. Escribimos y reescribimos para que nos lean y relean, para que nos canten y nos versionen, para vestirnos y desvestirnos con las mismas ropas, para desintegrar nuestro cuerpo y volver disperso en los átomos de otros.

En pocos días, estaremos dando un nuevo número al ciclo de nuestra existencia, reescribiendo un calendario que parece eterno e inamovible, pero que incluso él no es más que una inercia gravitacional que pierde impulso en el cosmos, eón tras eón. Mientras tanto, disfrutemos de cada relectura y de reconocer la cara de los cercanos, aunque aparentemente sea el mismo texto y las mismas personas que nos rodean.

Shabat shalom

Jorge Rozemblum

Director de Radio Sefarad

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorMaison Souvannaphoum
Artículo siguienteEl Poder De Los Sueños Y La Fórmula Para Hacerlos Realidad (video)
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.