(en francés: Le Petit Prince) es una novela corta y la obra más famosa del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944).

La obra fue publicada en abril de 1943, tanto en inglés como en francés, por la editorial estadounidense Reynal & Hitchcock, mientras que la editorial francesa Éditions Gallimard no pudo imprimir la obra hasta 1946, tras la liberación de Francia. Incluido entre los mejores libros del siglo XX en Francia, se ha convertido en el libro en francés más leído y más traducido. Así pues, cuenta con traducciones a más de doscientos cincuenta idiomas y dialectos, incluyendo al sistema de lectura braille. La obra también se ha convertido en uno de los libros más vendidos de todos los tiempos, puesto que ha logrado vender más de 140 millones de copias en todo el mundo, con más de un millón de ventas por año. La novela fue traducida al español por Bonifacio del Carril y su primera publicación en dicho idioma fue realizada por la editorial argentina Emecé Editores en septiembre de 1951. Desde entonces, diversos traductores y editoriales han realizado sus propias versiones.

Saint-Exupéry, ganador de varios de los premios literarios más importantes de Francia y piloto militar al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, escribió e ilustró el manuscrito mientras se encontraba exiliado en los Estados Unidos luego de la Batalla de Francia. Ahí tenía la misión personal de persuadir al gobierno de dicho país para que le declarara la guerra a la Alemania nazi. En medio de una crisis personal y con la salud cada vez más deteriorada, produjo en su exilio casi la mitad de los escritos por los que sería recordado; entre ellos, El principito, un relato considerado como un libro infantil por la forma en la que está escrito pero en el que en realidad se tratan temas profundos como el sentido de la vida, la soledad, la amistad, el amor y la pérdida.

Adquiera este libro en línea, oprima aquí.

En relatos autobiográficos previos, se relatan sus experiencias como aviador en el desierto del Sahara y se cree que esas mismas experiencias le sirvieron como elementos para el argumento de El principito. Desde su primera publicación, la novela ha dado lugar a diversas adaptaciones a lo largo del tiempo, entre las que se incluyen grabaciones de audio, obras de teatro, películas, ballets, obras de ópera e incluso una serie animada y un anime.

Shlomo Lerman, quien nació en la ex Unión Soviética, pasó dos años en un campo de refugiados en Alemania durante la posguerra, antes de emigrar a Argentina con sus padres quienes finalmente hicieron aliya a Israel.

Un verdadero admirador de El Prinipito, Shlomo contaba con una vasta colección de ediciones de El Principito; solo le faltaba la edición en yiddish, su lengua materna, por lo que decidió traducir el libro posteriormente trató de interesar a los editores israelíes en su trabajo sin mayor fortuna.

Un editor en Alemania, quien se especializaba en obras escritas en dialectos alemanes mostraron interés en la impresión de una edición mixta, tanto en yiddish transliterado como en escritura hebrea. Anne-Solange Noble, Directora de los derechos extranjeros de la empresa Gallimard, insistió en que la versión yiddish de se debe publicar en escritura hebrea, de derecha a izquierda, con los dibujos incorporados en orden, con la transcripción latina

Noble estaba dispuesto a retirar el permiso para la edición yiddish, si no se conseguía hacerlo impreso en escritura hebrea.. "Es una lengua judía, y hay que escribirlo a la usanza judía," dijo ella.

Cuando se le dijo que sólo los niños de familias de ultra-ortodoxos leyeron Yiddish en escritura hebrea, y que ellos no de todos modos se les permitirá tomar conocimiento de 'Der Kleyner Prints', ella dijo: "Los niños de hoy son los adultos del mañana. Es un texto de alcance universal, no religioso, pero si muy humanista. Nutrirlos hoy significa abrir posibilidad de ver el renacimiento de esta lengua, que casi desapareció por completo como consecuencia de la guerra.

“Shraybt mir geshvind az er iz tsurik-gekumen”; (“Escríbeme pronto si no regresa”), pide le piloto en la obra a sus lectores. Y aquí está de vuelta. Ha regresado en yiddish, escrito con caracteres hebreos de derecha a izquierda.

el-principito-yiddish-libro

Libro: דער קלײנער פּרינץ (Der kleyner prints)
Por: Antoine de Saint-Exupery
Editor: Michaela Naumann Verlag
Año: 2000
Traductor: Shlomo Lerman

Adquiera este libro en línea, oprima aquí.

 

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior“París”, una canción de amor en Yiddish, interpretada por Vira Lozinsky
Artículo siguienteDescanse en paz Sra. Viviana Nanes de Mankita Z"L