Diario Judío México - Jamás podremos acostumbrarnos a la confusión, al pasmo y a la rabia que producen estos tipos de noticias. Aunque sea porque no tenemos anticuerpos contra el dolor y si los tuviéramos serían inservibles para entender la nueva fechoría del fanatismo islamista encarnado esta vez en un terrorista francés, de origen argelino, obsesionado por declarar la guerra a personas inocentes y a poner de rodillas a toda una nación y a todo un pueblo.

¿Nos puede sorprender? Como si no hubiésemos sido testigos de las infinitas muestras de totalitarismo y de maldad que el terrorismo islámico perpetró contra judíos estén donde estén: , Argentina, EE.UU, India, Georgia, Turquía, Tailandia, Reino Unido y , entre muchos otros lugares.

Ahora los judíos volvimos a ser el epicentro de todas sus múltiples locuras, personificadas esta vez en Yonathan, Arié, Gabriel y Miriam, un maestro y tres alumnos que lo único que hicieron – aparte de ser judíos – fue pretender entrar en una escuela en Toulouse para enseñar o aprender, y en lugar de ello se transformaron en víctimas de una matanza absolutamente inexplicable.

Matar gratis. Una masacre en la que tres niños y el padre de dos de ellos murieron y otras cinco personas resultaron heridas a manos de un tal Mohamed Merah, el terrorista de turno que antes de morir aún pretendío cometer una matanza mucho peor para «vengar la muerte de niños palestinos y de musulmanes caídos en Afganistán».

¿Qué delito cometieron esos cinco inocentes? Ser judíos. Nada nuevo. Los judíos, y fundamentalmente , llevan siendo la obsesión patológica del fundamentalismo islámico. ¿Las razones? Muy simples: Su en defensa de la libertad; ser la única nación verdaderamente democrática de la región; no linchar ni fustigar homosexuales; no lapidar mujeres; no asesinar a fieles de otras religiones ni condenar a muerte a ciudadanos sólo por el hecho de no someterse a los designios de un fanatismo religioso en un Dios único?

Más allá de la bronca que nos produce, este atentado nos debería formular muchos interrogantes que al final tendrían que circunscribirse en una misma conclusión. Este crimen nos demuestra, una vez más, la fragilidad de nuestra sociedad y de los valores que la sustentan.

Sin ir más lejos, un ciudadano francés educado bajo los valores humanistas de Voltaire, Rousseau y Sartre, se vanagloriaba de pertenecer a Al Qaeda y de integrarse en grupos terroristas de talibanes.

Pero, al mismo tiempo, el atentado es una derrota colectiva como sociedad. Porque cada persona aleccionada en el odio, ya sea en escuelas, familias, universidades, mezquitas o en la calle, es un fracaso sin paliativos. Y cuando la sociedad calla y mira para otro lado «porque ello no nos afecta», ella misma camina en marcha forzada hacia una muerte civil.

Sin embargo, asombra la distancia con la que se está analizando el asunto. ¿Puede un mundo civilizado loar o proteger a una ideología totalitaria cuyos únicos fines son objetivamente acabar con los sionistas y declarar la guerra a Occidente?

El asesinato de Tolouse lo estarán celebrando todas aquellas «criaturas inocentes» sometidas a un lavado de cerebro por líderes fanáticos de mezquitas radicales con el único objeto de convertirlos en «shaidim» (mártires) dispuestos a inmolarse por la Yihad (guerra santa).

Matar gratis ¿Cabe mayor maldad? Les inculcaron el odio, un corazón de hielo y, por supuesto, serán incapaces de vislumbrar el dolor en el rostro y el sufrimiento de familias de niños inocentes.

Esos monstruos jamás comprenderán que Dios no puede estar en medio de una locura político-militar financiada con millones de petrodólares destinados no a crear niños y ciudadanos libres e iguales, sino a seres humanos alimentados en la violencia, el sectarismo y el odio.

Hamás y Hezbolá, organizaciones terroristas a las que defienden con uñas y dientes selectos sectores del progresismo lunático, estarán más que encantadas con la «hazaña» de un terrorista en el corazón de Europa, masacrando a judíos inocentes y cometiendo una supuesta venganza en favor del pueblo palestino.

Seguro también que andarán exaltados esos salvajes que trataron de asaltar en Egipto la embajada de gritando mensajes antisemitas y llamando a la matar a los miembros del servicio diplomático, como si en ello radicaran las soluciones a sus verdaderos problemas sociales y económicos.

Matar gratis. Ellos – y muchos otros – simplemente pensarán, como hace ya miles de años, que los judíos no pueden vivir como judíos, que no pueden vivir entre los gentiles o, tal vez, como una repetición del infierno profano de Auschwitz, que simplemente no pueden vivir.

«Matar gratis», dijo el presidente de , Shimón Peres, al condenar el atentado en Toulose, además de afirmar que no puede entender que una persona se levante de mañana, tome su café y salga a matar niños.No nos equivoquemos y dejemos de una vez por todas de pecar de paternalistas y multiculturales. Nuestro enemigo no es una religión, ni ningún Dios, ni mucho menos una cultura milenaria. Nuestro enemigo, es una ideología fanática totalitaria, financiada por entidades que violan constantemente los derechos humanos y las libertades individuales, que se ampara en países que forman parte de la ONU, donde firmaron y se comprometieron a cumplir esos derechos.

Matan gratis quienes que en su furibundo odio a los judíos y a Occidente nos lanzaron un desafío a nuestra libertad. Una libertad que debería resultar innegable, pero que está más amenazada de lo que nos imaginamos.

*Alberto Mazor es Director de www.argentina.co.il , www.semana.co.il y www.israelenlinea.com .

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior“Mediadores y Metiches”
Artículo siguienteNobel Peace Prize Laureate Rigoberta Menchu will be in the FARC hostage release mission
Educador, profesor y maestro; más de 30 aňos de experiencia en educación formal e informal, dentro y fuera de Israel.Escritor y periodista, Últimos libros publicados:"Dos aňos en el desierto"; Ed. Milá; Bs.As; 2005."Sobre encuentros y despedidas"; Ed. Milá; Bs.As.; 2006.Ambos fueron presentados en la 33ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires bajo el título "Libros sin Fronteras" en 2008.Numerosos artículos sobre historia del pueblo judío, análisis político de Oriente Medio y pensamiento judaico fueron publicados en "Proceso" de México, "Excelsior" de México, "Nueva Sion" de Argentina, "Revista Horizonte" para América Latina, "Radio Jai" de Argentina, "Paz Agora Br" de Brasil, "Semanario Hebreo" de Uruguay, "Semana.co.il", "Argentina.co.il", "Porisrael.org" y en decenas de portales, sitios y blogs de Internet en Israel, América Latina y España.Instrucción académica:Licenciado en Educación Social, Historia, Filosofía, Historia del Pueblo de Israel, Historia de Oriente Medio y Pensamiento Judaico; Universidad de Haifa.Maestría en Ciencias Políticas; Universidad de Haifa.Título de docente para universidad y escuelas secundarias; Universidad de Haifa.Idiomas: hebreo, espaňol, portugués, inglés.Ocupación:2009 - 2010* Director editorial de www.semana.co.il y www.argentina.co.il2008 - 2009* Director de Contenidos de la empresa Zeeng - Comunicación en alta tecnología: www.zeeng.com2003 - 2008* Director del proyecto educativo-vivencial "Coexistencia Pacífíca" entre judíos y árabes del Kibutz Metzer y la aldea árabe Meisir. Organización de seminarios en todos los idiomas para grupos de jóvenes estudiantes de Israel y de todo el mundo y diferentes organizaciones en general. Galardón CICLA 2009. www.metzer.org.il/dukium/index.htm* Director ejecutivo y de contenidos de "Latina Media Group", empresa que construye y difunde portales comunitarios latinos en Internet en español, portugués y hebreo: www.latinamediagroup.com2000 - 2003* Representante de la Dirección Sionista Mundial en México y América Central. Director del Departamento de Aliá del la Agencia Judía en la zona. Responsable por la hasbará israelí en toda la región, desde México a Panamá.1997 - 2000* Centralizador de recursos humanos del Kibutz Metzer y de susindustrias. Responsable por la instrucción académica de sus miembros.1993 - 1997* Secretario General del Movimiento Juvenil Educativo Hashomer Hatzair y la Unión Mundial de Meretz. Director del Departamento de Educación y Latinoamericano del movimiento. Director de todos los grupos de jóvenes que llegaban a Israel en diferentes planes educativos. Organizador de los viajes a Polonia y sus seminarios.1985 - 1993Profesor, educador y maestro en la Universidad de Haifa y en laescuela secundaria regional israelí Mevoot Irón.1980 - 1984Sheliaj Educativo-Comunitario de la Agencia Judía en la Comunidad Sefaradí de México, en el Movimiento Juvenil Educativo "Dor Jadash" y en el Colegio Sefaradí de México.