El estudioso islámico chiita canadiense Jeque Shafiq Hudda, director del Servicio Humanitario Islámico en Kitchener, Ontario, habló en una vigilia celebrada frente al consulado de los Estados Unidos en Toronto, Ontario, el día 3 de enero, 2020 en conmemoración al primer aniversario del asesinato del comandante de las Fuerzas Qods del CGRI General Qasem Soleimani. Este dijo que el asesinato de Soleimani y de Abu Mahdi Al-Muhandis no puso fin a su mensaje, sino que plantará más Qasem Soleimani y Abu Mahdi Al-Muhandis. Hudda dijo que los «imperios» le temen a Soleimani incluso después de su muerte y por eso envían submarinos nucleares y bombarderos B-52 a la región. Hudda declaró: «¡Su fin está muy cerca!» La multitud coreaba: «¡Abajo, abajo los Estados Unidos!» y «¡Abajo, abajo con Donald Trump!» El video fue subido a la cuenta YouTube de Canadian Defenders for Human Rights, CD4HR. Para más información sobre el Jeque Shafiq Hudda, véase el segmento de video del portal TV No. 6614.

Para ver el video del académico islámico canadiense Jeque Shafiq Hudda en el portal TV, pulse aquí o debajo.

El asesinato de Soleimani «es sólo uno de los ladrillos en la casa del terrorismo que los Estados Unidos de América ha perpetrado contra las naciones de todo el mundo»

Shafiq Hudda: «Este es sólo un ladrillo en la casa del terrorismo que los Estados Unidos de América ha perpetrado contra las naciones de todo el mundo y contra los oprimidos en todo el mundo.

[…]

«Aunque la comunidad musulmana de Jaafari es muy pequeña, hemos sido bendecidos con un puñado de héroes, que han podido sacudirse los imperios y los poderes del mundo en su totalidad. Y todas las superpotencias les han temido, no solo en vida, sino incluso después de su muerte.

«Si creen que estoy bromeando, ¿por qué envían submarinos nucleares al área? ¿Por qué están enviando bombarderos B-52 al área? Le tienen miedo a Qasem Soleimani incluso después de martirizado. Ustedes le temen a Abu Mahdi Al-Muhandis incluso después de que fue martirizado.

[…]

«Ese miedo permanecerá en sus corazones hasta el día de su muerte. No piensen que asesinando y matando a nuestros líderes, a nuestros valientes generales, a nuestros valientes siervos de Alá… No crean que asesinándolos, pueden acabar con el mensaje.

[…]

“Ustedes creen que al asesinarlos, han eliminado su mensaje. Al asesinarlos, han plantado muchos más Generales Qasem Soleimani y existen más Abu Mahdi Al-Muhandis.

[…]

«Saldremos victoriosos… Veremos el fin y la desaparición de todos estos imperios… Veremos su fin muy, muy pronto»

“Los oprimidos se levantarán y los oprimidos saldrán victoriosos. Esta es nuestra promesa que le hacemos a ustedes, saldremos victoriosos inshallah. Veremos el fin y la desaparición de todos estos imperios, de todos estos corruptos.

[…]

«Veremos su final muy, muy pronto. El final está muy cerca».

Multitud: «¡Qué vergüenza, qué vergüenza, Estados Unidos! ¡Qué vergüenza, qué vergüenza, Estados Unidos! ¡Abajo, abajo los Estados Unidos! ¡Abajo, abajo con los Estados Unidos! ¡Abajo, abajo con Donald Trump! ¡Abajo, abajo Donald Trump!»

Hudda: «Ya sucedió. Alá sea alabado».