Diario Judío México - El 27 de enero, 2020 fuentes de seguridad iraquíes informaron que un ataque realizado con cohetes contra la embajada de los Estados Unidos en Bagdad hirió a un estadounidense y causó daños a la propiedad. El ataque, el primero de muchos en las últimas semanas que realmente dio en el blanco contra la Embajada, se produjo dos días después de un ataque masivo contra una gran marcha anti-Estados Unidos organizada por las Unidades de Movilización Popular (UMP) respaldadas por Irán y por el clérigo populista chiita iraquí Muqtada Al-Sadr con el objetivo de poner fin a la presencia militar de Estados Unidos en el país.

Tras el ataque realizado con cohetes y en un intento por desactivar cualquier posible respuesta militar de los Estados Unidos dirigida a ellos o a sus bandos y para proteger aún más a Irán de ataques similares, los comandantes iraquíes de las UMP, junto a otros líderes políticos respaldados por Irán, negaron tener algún vínculo a una «operación contra objetivos estadounidenses, diciendo que tal «temeraria» acción solo socavaría los esfuerzos de desescalada del gobierno iraquí tras el ataque estadounidense con drones que puso fin a la vida del comandante de las Fuerzas Qods del CGRI Qassem Soleimani y al subcomandante iraquí de la UMP Abu Mahdi Al-Muhandis

Este informe examinará las reacciones de las UMP, sus afiliados y los líderes iraquíes pro-iraníes junto a las fuerzas respaldadas por Irán al ataque realizado con cohetes contra la embajada de los Estados Unidos:

UMP: «No tenemos nada que ver con ello»

El mismo día, Abu Ali Al-Basri, un alto líder en las UMP, dijo que «el grupo que atacó la Embajada estadounidense en Bagdad» solo se representa a sí mismo y que las UMP no se responsabilizan por ninguna operación [de este tipo]. «Este añadió: «Algunas partes están tratando de arrastrar a las UMP hacia este caso sin proveer evidencia alguna».

Este continuó diciendo que los combatientes de las UMP muestran un alto nivel de disciplina señalando: «Tenemos reuniones con ellos [los combatientes de las UMP] a fin de proveerles con instrucciones. Existe un alto nivel de coordinación entre las UMP y los aparatos de seguridad [iraquíes] y estamos ansiosos por mantenerlo, tal como nos indicó el mártir Abu Mahdi Al-Muhandis».[1]

Logotipo de las UMP [Fuente: Al-hashed.net]

Brigadas Hezbolá: «El ataque avergüenza al gobierno iraquí»

También el 27 de enero, el grupo miembro de las UMP las Brigadas Hezbolá emitió una breve declaración, diciendo: «El momento del ataque que tuvo como objetivo la maléfica Embajada estadounidense es inapropiado y puede avergonzar al gobierno iraquí».[2]

Al-Nujaba: ‘Tener en la mira a la embajada estadounidense sometería a los líderes de las UMP a un destino similar al sucedido a Soleimani’

A pesar de que el grupo miembro de las UMP, Movimiento Al-Nujaba, hasta el momento no ha emitido ninguna declaración sobre el ataque, su editorial el 27 de enero en su portal destacó la preocupación de su Movimiento de que el ataque a la Embajada estadounidense pudiera costarle mucho a las UMP. Titulado «Teniendo en la mira a la Embajada estadounidense es un acto imprudente», dijo que el ataque prevería una excusa para que los estadounidenses «ataquen a altos líderes en las UMP, al igual que atacaron a los dos mártires Abu Mahdi Al-Muhandis y a Qassem Soleimani». Este agregó que el ataque a la embajada avergonzaría al gobierno iraquí y empujaría a «los parlamentarios sunitas a seguir su plan de formar una región federal sunita». Este concluyó condenando «a los grupos armados que decidieron atacar la embajada estadounidense», porque al hacerlo «están contribuyendo… a destruir el país».[3]

Editorial en el portal Al-Nujaba (Fuente: Alnujaba.com)

Asa’ib Ahl Al-Haq: «Los cohetes utilizados en el ataque no han sido utilizados por los [grupos] de la resistencia en años»

También ese día, el movimiento Asa’ib Ahl Al-Haq negó responsabilidad alguna por el ataque: «Los cohetes que atacaron a la Embajada de la Maldad en Bagdad no son obra de las facciones de la resistencia iraquí». Este agregó que el movimiento ha «confirmado en el pasado que las facciones de la resistencia no apuntarán a las embajadas y misiones diplomáticas en Irak» y que «los cohetes utilizados en el ataque no han sido utilizados por los [grupos] de resistencia en años».

La declaración denigró el ataque a la embajada, diciendo que si las UMP hubiesen querido apuntar los intereses estadounidenses en Irak, hubiese tomado medidas mucho más poderosas. «Hemos enfatizado previamente que nuestra respuesta al asesinato de Hajj Abu Mahdi Al-Muhandis no será menor que la reacción de la República Islámica de Irán al asesinato de Haj Qassem Soleimani».[4]

Líder de la UMP Hadi Al-Amiri: ‘El gobierno necesita trabajar duro para proteger a las embajadas’

El líder principal de las UMP Hadi Al-Amir, quien también dirige la Alianza Fatah, siendo este el segundo mayor partido político en Irak y líder de la Organización paramilitar Badr, acusó al gobierno iraquí de no proteger adecuadamente a las misiones diplomáticas en el condado. Este señaló en su declaración fechada el 27 de enero: «El ataque a la embajada de Estados Unidos anoche tiene como objetivo obstruir la salida de las fuerzas extranjeras de Irak», ya que «estos actos de sabotaje solo crearán un estado de discordia y frustrarán el proyecto de soberanía iraquí». Este agregó: «Rechazamos el ataque contra las embajadas y las misiones diplomáticas extranjeras en Irak y le pedimos al gobierno que trabaje duro para proteger las misiones diplomáticas y exponga a los involucrados [en perpetrarlas]».[5]

Hadi Al-Amiri (fuente: Alnujaba.com)

Ammar Al-Hakim: ‘El ataque socava los esfuerzos a desescaladas’

El líder de Al-Hikma Ammar Al-Hakim, tuiteó una declaración el mismo día, diciendo que «rechaza cualquier ataque contra las misiones diplomáticas en Irak», pidiéndole a todas las partes que respeten la decisión del parlamento iraquí de poner fin a la presencia militar extranjera en suelo iraquí». Este también señaló: «Los repetidos ataques a las misiones diplomáticas amenazan los esfuerzos de desactivar la escalada, incrementan el potencial para que Irak se convierta en un campo de batalla y socava los llamados del pueblo a producir cambios y reformas».[6]

El tuit de Al-Hakim (Fuente: Twitter.com)

Nuri Al-Maliki: ‘Irak necesita evitar que ocurra una escalada’

Del mismo modo, el ex-primer ministro iraquí y líder del bloque parlamentario del Estado de Derecho, Nuri Al-Maliki, dijo en un comunicado el 27 de enero que rechazó cualquier ataque a las misiones diplomáticas en Irak y que en «esta intensa época política, existe una mayor necesidad de desacelerar la situación y fortalecer las relaciones internacionales de Irak sobre la base del respeto y los intereses mutuos».[7]

Parlamentario Faiq Sheikh Ali: ‘Las milicias pro-Irán están detrás de este ataque’

Por su parte, el miembro del Parlamento Faiq Al-Sheikh Ali, conocido por sus sentimientos anti-Irán, tuiteó el 27 de enero que «las milicias son maliciosas y furtivas, tiemblan de miedo ante Estados Unidos y ante sus [es decir, milicias’] los líderes en Irán – pero hostigan a Estados Unidos con misiles y luego niegan haber perpetrado su despreciable acción».

El tuit de Ali (Fuente: Twitter.com)


[1] Nasnews, 27 de enero, 2020.

[2] Nasnews, 27 de enero, 2020.

[3] Alnujaba.com, 27 de enero, 2020.

[4] Alghadpress.com, 27 de enero, 2020.

[5] Rudaw.net, 27 de enero, 2020.

[6] Twitter.com/Ammar_Alhakeem/status/1221732368626700288, 27 de enero, 2020.

[7] Nasnews.com, 27 de enero, 2020.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.