El siguiente informe es ahora complemento sin costo alguno del Proyecto Supervisión a la Amenaza de Irán en MEMRI (PSAI). Para información sobre como suscribirse al PSAI escriba un e-mail a memri@memri.org con el destacado «Suscripction ITMP» en el renglón asuntos.

El bloqueo que realiza Azerbaiyán al paso libre desde Irán a Armenia y el imponerle impuestos a todos los camiones iraníes que viajan hacia el norte a Armenia a través de los bloqueos de carreteras instalados por Azerbaiyán han provocado una ola de furiosas protestas en Irán. Durante semanas, los medios de comunicación iraníes reflejaron la ira en el país ante estas acciones tomadas por Azerbaiyán, llamándolos un plan israelí-estadounidense-turco-azerbaiyano con el fin de lograr un cambio en las fronteras en el Cáucaso y perjudicar la postura de Irán.

Muchos medios de comunicación iraníes, de todos los bandos, atacaron a Azerbaiyán y amenazaron a su presidente Ilham Aliyev. Los voceros del régimen y funcionarios del pasado y presente, le recordaron a Azerbaiyán que fue alguna vez parte del Imperio persa y le advirtieron que no le diera a Israel un punto de apoyo en su suelo y no cooperara con este ni militar ni políticamente. Algunos advirtieron sobre la capacidad de Irán para atacar Azerbaiyán lanzando miles de misiles y otros señalaron que su cooperación con Israel conduciría a la destrucción de Azerbaiyán. Turquía y su presidente Recep Tayyip Erdogan también fueron advertidos por los voceros iraníes.

Irán teme que la decisión tomada por Azerbaiyán de unirse con el enclave azerí, la República Autónoma de Nakhchivan, a expensas del aliado iraní Armenia, a través del corredor Zangezur y la creación de una contigüidad territorial con Turquía, patrón de Azerbaiyán, conduzca al logro de una supremacía geopolítica turca en la región, bloqueando a Irán y restringiendo su fuerza militar y económica/comercial (véase la serie de Investigación y Análisis – La derrota de Irán en la segunda guerra Nagorno-Karabaj – Parte I: Ramificaciones geopolíticas y económicas). Los voceros iraníes señalaron que Teherán pudiera muy bien jugar la carta de la etnia contra Turquía y Azerbaiyán, al incitar a las poblaciones étnicas locales contra los regímenes de ambos países. Algunos incluso plantearon reclamos territoriales ante Turquía.

Este informe, el segundo de una serie, dará un repaso a las amenazas vociferadas por Irán contra Azerbaiyán, Turquía e Israel expresadas en las últimas semanas. El próximo tercer informe de la serie se centrará en los esfuerzos diplomáticos de Irán para mejorar su ya malograda postura geopolítica.

Teherán News: «Es natural que Irán no esté de acuerdo en varios temas con Azerbaiyán, los cuales eran parte de Irán hasta hace años y con el gobierno turco, que evitó ser depuesto en un golpe de estado en el año 2016» – pero «sin la ayuda de Irán, ni la familia Aliyev ni Recep Tayyip Erdogan estarían hoy día en el poder»

Un editorial publicado el 5 de octubre del presente año 2021 por la agencia de noticias Teherán News, titulado «¿Qué es lo que desea el triángulo Israel-Turquía-Azerbaiyán?» destacó que Irán no permitiría que estos tres actuaran en su contra militar o económicamente. Irán, explicó el editorial, no permitirá que Israel opere desde suelo azerbaiyano en su contra, ni permitirá que las comerciales de Irán con se vieran interrumpidas por la creación de una contigüidad territorial entre Azerbaiyán y Turquía. También les recordó a Erdogan y Aliyev de que fue Irán quien vino al rescate de sus regímenes y que le debían a este el poder que estos poseían hoy día:

“Hace varios días, en una entrevista realizada con el diario turco Yeni Safak, Qudret Hesenquliyev, un parlamentario azerí, realizo comentarios vulgares sobre la integridad territorial de Irán, diciendo que ‘¡Irán debe desaparecer del mapa!’ Tras estas declaraciones, el presidente de Azerbaiyán Aliyev percibió los ejercicios militares iraníes del 2 de octubre, 2021 en la frontera noroeste como amenaza para su país, con falsas afirmaciones y condenas a la interferencia de Irán en la región del Cáucaso.

«Es natural que Irán no esté de acuerdo en varios temas con Azerbaiyán, lo cual fue parte de Irán hasta los últimos años y con el gobierno turco, al que salvó de ser depuesto en un golpe de estado en el año 2016. Pero estos desacuerdos son minúsculos en comparación a lo que tenemos en común en las áreas de economía, cultura y así sucesivamente. El comportamiento ilegítimo y las declaraciones difamatorias sobre nuestro país por parte de elementos en Bakú reflejan su inmadurez política azerbaiyana y sus errores de cálculo respecto a Irán. Estos son ??los cálculos que están siendo llevados a cabo por el régimen sionista.

«Irán no permitirá que los países que amenazan su seguridad nacional e integridad territorial actúen militarmente tal como hemos visto con el reciente bombardeo iraní contra terroristas en el Kurdistán iraquí. Irán no interfiere en las exteriores de Bakú porque cree que eso es un tema doméstico y no tiene nada que ver con Irán, pero la relación de Bakú con Israel no tiene por qué convertirse en una amenaza para la seguridad nacional e integridad territorial de Irán.

«Irán de ninguna manera apoyará la presencia del régimen sionista en su frontera norte y lidiará con cualquiera que amenace su seguridad. No importa si la amenaza proviene de países grandes como Estados Unidos o de países muy pequeños en la región (es decir, Israel)».

El mapa que acompaña al editorial mostraba los dos territorios en disputa (señalados en rayas). El del sur es el corredor Zangezur que separa Irán (en color marrón verdoso) de Armenia (verde) pero que conecta la República Autónoma de Nakhchivan (en marrón oscuro) con Azerbaiyán (Fuente: Tehran News, 5 de octubre, 2021)
El mapa que acompaña al editorial mostraba los dos territorios en disputa (señalados en rayas). El del sur es el corredor Zangezur que separa Irán (en color marrón verdoso) de Armenia (verde) pero que conecta la República Autónoma de Nakhchivan (en marrón oscuro) con Azerbaiyán (Fuente: Tehran News, 5 de octubre, 2021)

«En la reciente confrontación de tensiones entre Irán y Azerbaiyán, Turquía ha desempeñado un papel altamente importante y crítico. Como parte del resurgimiento del Imperio otomano, la línea fronteriza, conocida como la ‘zona Zangezur’ que separa a Nakhchivan de Azerbaiyán, constituye un serio obstáculo para la realización del sueño de muchos años de Erdogan e intenta lanzar otra guerra en el único punto fronterizo compartido por Irán y Armenia. Esto es para hacer realidad su sueño y para que Turquía, Azerbaiyán, Uzbekistán, Kazajstán y Kirguistán se conecten entre sí y serán parte del neo-otomanismo de Erdogan uniendo Nakhichevan a Azerbaiyán.

«Si el deseo de Erdogan se hace realidad, es razonable suponer que necesitaremos ver grandes cambios en la geografía política de la región del Cáucaso, tal como puede verse en el siguiente mapa:

Mapa que muestra el neo-otomanismo desde Turquía a través del sur del Cáucaso hasta la región de Asia Central.
Mapa que muestra el neo-otomanismo desde Turquía a través del sur del Cáucaso hasta la región de Asia Central.

«Israel, que desea desesperadamente aislar a Irán, ha anunciado su apoyo militar y económico al plan conjunto turco-azerbaiyano es decir, el corredor Zangezur, mientras aprovecha el falso sueño de Erdogan en Turquía y la familia Aliyev en Azerbaiyán. Esto es con el fin de cortar totalmente el acceso de nuestro país a y para imponer severas restricciones al comercio de Irán con este. Como parte del proyecto de aislar a Irán, Israel ha formado un triángulo con Ankara, Bakú y Pakistán.

«El malvado proyecto y sus objetivos que el triángulo Israel-Turquía-Azerbaiyán trabaja para poner en práctica, se han visto frustrados hasta ahora, gracias al ejercicio militar ‘Conquistadores de Khaybar’ de la fuerza terrestre del ejército iraní en la zona noroeste del país, porque estos elementos del triángulo no pensaron que las fuerzas armadas iraníes responderían de manera tan seria. El equipo militar más pesado de Irán fue desplegado en esta región y en el caso de una operación satánica por parte de los sionistas, Turquía y Azerbaiyán, nosotros estaremos listos para entregar la más poderosa de las respuestas y ellos hasta cierto punto lo entendieron así.

«Erdogan y Aliyev nunca deberían olvidar cuánto ayudó Irán a sus gobiernos. La supervivencia de ambos gobiernos hoy está relacionada a la asistencia histórica de Irán. Sin la ayuda de Irán, ni la familia Aliyev ni tampoco Recep Erdogan estarían en el poder hoy. Por lo tanto, Irán espera que estos dos países no se dejen engañar por las promesas y mentiras del régimen sionista y no permitan la presencia de asesores sionistas y diplomáticos en su país.

«Por supuesto, estos dos países deben recordar que Irán ha destruido a las mayores organizaciones terroristas de la región, tales como el EIIS. Y muy ciertamente no se encuentra indefenso en el tema de la defensa de su seguridad e intereses nacionales. Irán responderá con dureza y seriedad si un determinado país amenaza su seguridad nacional e intereses que su régimen considera como puntos de no retorno».[1]

Saadollah Zarei, miembro de la junta editorial del diario Kayhan, afiliado a los círculos del régimen iraní: «Irán también posee aspiraciones geopolíticas; por ejemplo, ¿por qué Ararat se encuentra en manos turcas?»

Saadollah Zarai, miembro del consejo editorial del diario portavoz del régimen Kayhan afiliado a los círculos del régimen iraní, le dijo a la agencia de noticias ISNA en una entrevista publicada el 4 de octubre, 2021 que Irán se considera perjudicado por todos los arreglos hechos por Azerbaiyán y Armenia al final de la guerra Nagorno-Karabaj del año 2020. Al afirmar que la región del Cáucaso fue parte del Imperio persa y que Irán era sensible al respecto, este le advirtió a Azerbaiyán que no hiciera amistad con Israel ni tampoco le diera acceso a suelo azerbaiyano. En un intento por disuadir las aspiraciones de Turquía en el Cáucaso, Zarai recordó que Irán también posee aspiraciones territoriales, en relación con la región de la cordillera de Ararat, que hoy se encuentra bajo control turco y con el corredor Zangezur que conecta Turquía y Azerbaiyán y señaló que Irán sopesará planes con ramificaciones de seguridad con el fin de asegurar su continua seguridad:

«La política de buen vecino de Irán es más deliberada hacia países cuya civilización e historia estaban en su apogeo bajo la tutela de Irán, es decir, pueblos que alguna vez fueron parte de la nación iraní y luego quedaron aislados de Irán – y en tales casos duplica sus esfuerzos por mantener lazos emocionales y culturales y después de la caída de la Unión Soviética, nosotros siempre hemos tratado de abordar todos los problemas que surgieron en Azerbaiyán, Armenia, Georgia y Tayikistán cuando la situación trató de Irán y hemos mostrado máxima moderación. Pero aquí vemos que la política iraní del buen vecino ha sido confrontada con conspiraciones de los Estados Unidos, Israel y Turquía, junto a Azerbaiyán y que estos están tratando de fomentar un conflicto regional ante Irán.

«Es obvio que los acontecimientos en la frontera entre Azerbaiyán e Irán no se refieren simplemente a la resolución de disputas entre Azerbaiyán y Armenia, sino que crean un complot regional contra Irán. Ante esto, Irán ya no puede actuar de acuerdo a las reglas del comportamiento de buena vecindad. Irán debe actuar para prevenir la formación de una conspiración en su contra. Este tema no está fuera de los límites de las leyes del derecho internacional. Las buenas de vecindad significan que dos países no pueden llegar a un acuerdo o a un compromiso mientras esto perjudica a un tercer país, es decir, a la nación iraní.

Saadollah Zarai. Fuente: ISNA, 2 de junio, 2021.
Saadollah Zarai. Fuente: ISNA, 2 de junio, 2021.

«Cualquier país puede actuar si se enfrenta a una creciente amenaza. Por una parte, hemos iniciado nuestras conversaciones diplomáticas, en particular con Azerbaiyán, a fin de mostrar la seriedad de nuestra postura. Por otra parte, hemos mantenido ejercicios militares con el CGRI y el ejército en la ciudad de Bilasuvar en la frontera suroeste de Azerbaiyán y en la ciudad de Khudaferin en la provincia Jabrayil al noreste de Azerbaiyán que envió un mensaje claro de que si estos problemas no se resuelven Irán entrará en la contienda.

«En cualquier caso, Irán también posee aspiraciones geopolíticas. Por ejemplo, ¿por qué Ararat está en manos turcas? ¿Es este un acuerdo temporal o permanente? Todo el mundo sabe que Ararat fue un lugar que estuvo bajo propiedad iraní hasta la era de Reza Shah 1941 y que la franja que une Turquía y Azerbaiyán se encontraba en manos iraníes, e Irán fue paciente con ello. Hoy día, este puede emprender operaciones legítimas para recuperar estas áreas. Puede ser que no queramos hacer escalar las cosas a este nivel, pero Turquía debe saber que si hace cualquier cosa para causarle algún daño geopolítico a Irán, Irán es libre de defender sus derechos y también sus intereses.

«¿Cómo es que los israelíes hablan de Azerbaiyán como si fuera el ‘Líbano de Israel’ es decir, como si fuese su patio trasero? ¿No es esto vergonzoso para Azerbaiyán? ¿No sabe Bakú que este tema conducirá a una vehemente y seria respuesta iraní – y qué Azerbaiyán siendo descrito de tal manera legítima en el lanzamiento de una operación militar por parte de Irán? Por lo tanto, si los oponentes de Irán están planeando fomentar la rebelión contra este, deben saber que Irán es libre de interrumpir esta conspiración y que puede actuar en el marco de sus propios intereses nacionales».[2]

Sobre el tema del ejercicio militar «Conquistadores de Khaybar» del día 2 de octubre, 2021 en la frontera con Azerbaiyán, Zarai dijo: «Nadie puede protestar contra esto… Nosotros debemos aspirar a una paz viable, pero esto no será logrado si el papel de los oponentes de Irán en la región no es eliminado. Si la actual política de Turquía en el Cáucaso continúa de esta manera y si Estados Unidos e Israel continúan merodeando en la región, no tendremos seguridad a largo plazo y tal vez, con el fin de crear continua seguridad tendremos que darle la bienvenida a un plan con ramificaciones de seguridad – pero esto depende de los países antes mencionados».[3]

Eghtesadsalem.com: «Turquía y Azerbaiyán buscan lograr… dos objetivos: uno, cortar la frontera terrestre de Irán con Armenia y bloquear la ruta de Irán hacia y dos, conectar por tierra a los países que promueven la ideología pan-turquismo»

El portal Eghtesadsalem («Economía saludable»), el cual es cercano a los círculos ideológicos iraníes, se quejó el día 1 de octubre del presente año 2021 acerca «del plan creado por el equipo de investigaciones conjunto Estados Unidos-Israel y presentado a Turquía y a Azerbaiyán, así como también a Pakistán». Este dijo que «el dictador turco Erdogan está implementando el proyecto en la región, ante sus ilusiones y sueños de revivir al repleto de sangre Imperio otomano».

El portal explicó: «Luego de la invasión a Armenia perpetrada por Azerbaiyán el año pasado, el control de la carretera» que une a Irán con Armenia «le fue entregado al ejército de Azerbaiyán y desde ese entonces estos han creado infinidad de problemas para los conductores y camioneros iraníes, incluyendo el pago de un rescate de $130 por cada camión. Las acciones de Azerbaiyán contra los intereses económicos y de seguridad nacional de Irán no se han detenido y muy pronto bloqueará la carretera en su totalidad y dividirá el territorio de Irán y el acceso al transporte de mercancías a Europa. Por lo tanto, Irán será excluido de todas las ventajas de la microeconomía y de seguridad de estar dentro del corredor Asia-Europa».

Continuar afirmando que el líder turco de principios del siglo 20 Mustafa Kemal Ataturk, recibió del fundador de la dinastía iraní Sha Reza Pahlavi, el territorio que se encuentra entre Turquía y el azerí Nakhchivan, el cual incluye la cordillera de Ararat (encerrado en un círculo rojo en el mapa de abajo y marcada como «la región concedida a Turquía»), el portal agregó lo siguiente: «El objetivo de Turquía al ocupar este territorio iraní era el siguiente: Ataturk buscó establecer un cinturón de estados colonizados por turcos en la región y por lo tanto, al hacerse cargo de territorio iraní, unió Turquía por tierra con Nakhchivan como región colonizada por turcos. Esta relación ha conducido ahora a la creación de una alianza anti-Irán entre estos países que se oponen a nuestros intereses nacionales».

Región de la cordillera de Ararat dada a Ataturk, rodeada con un círculo rojo, situada entre Turquía al oeste, Irán al sur, Nakhchivan al este y Armenia al norte. Fuente: Eghtesadsalem.com, Irán, 1 de octubre, 2021.
Región de la cordillera de Ararat dada a Ataturk, rodeada con un círculo rojo, situada entre Turquía al oeste, Irán al sur, Nakhchivan al este y Armenia al norte. Fuente: Eghtesadsalem.com, Irán, 1 de octubre, 2021.

Este añadió: «Turquía y Nakhchivan están unidas a Azerbaiyán por la franja en la frontera entre Irán y Armenia y los dos países, Turquía y Azerbaiyán buscan obtener ganancias en esta región, a través de un ataque militar y conquistas, con dos objetivos en mente: Uno, cortar La frontera terrestre de Irán con Armenia y bloquear la ruta de Irán hacia y dos, conectar por tierra a los países que promueven la ideología pan-turquismo, directamente y sin necesidad de contar con Irán».[4]

Mapa en el artículo: «Ellos desean establecer una ruta terrestre directa entre Turquía-Nakhchivanj-Azerbaiyán ocupando la frontera entre Irán y Armenia (es decir, el corredor Zangezur, la línea amarilla]. Fuente: Eghtesadsalem.com, 1 de octubre, 2021.

Hossein Dalirian, periodista afiliado al CGRI: Si estalla la guerra, Irán puede alcanzar 1.000 sectores dentro de Azerbaiyán con una precisión de metros utilizando 1.000 misiles balísticos en un solo día

Hossein Dalirian, periodista afiliado al CGRI para asuntos de seguridad, tuiteó advertencias a Azerbaiyán el día 29 de septiembre, 2021 de que Irán pudiera impactar contra 1.000 puntos clave si continuaba confrontando con este. Lo siguiente es la traducción de sus tuits:

«¡Esto son solo especulaciones!

«Supongamos que la llama de la guerra se enciende y que nos involucramos en un conflicto con Azerbaiyán. Irán puede, en un solo día, atacar 1.000 sectores clave con una precisión de metros, utilizando 1.000 misiles balísticos – ¡y esto quiere decir guerra de un solo día!

«En efecto, nunca existirá posibilidad de utilizar otros implementos de guerra.

«No le presten demasiada atención a las declaraciones que son meras tonterías».[5]

Twitter.com/HosseinDalirian/status/1443225884207587330, 29 de septiembre, 2021.
Twitter.com/HosseinDalirian/status/1443225884207587330, 29 de septiembre, 2021.

El tuit fue criticado y Dalirian explicó posteriormente que simplemente especulaba y que las capacidades de Irán tenían planeado una guerra total ante Estados Unidos:

«¡Algunos criticaron este tuit!

«Primeramente, estos 1.000 misiles balísticos diarios son nuestra capacidad y simplemente lo señalaba. Segundo, las capacidades de Irán tienen como base una guerra total contra los Estados Unidos. Por lo tanto, ante tal superpotencia como lo es Estados Unidos, no hagan declaraciones sin ningún sentido, incluso si tu amigo (miembro de la OTAN) es decir, Turquía entra en la batalla contra Irán».[6]

Diario portavoz del régimen Kayhan: Irán no tolerará cambios en las fronteras

El 27 de septiembre del 2021, el diario Kayhan, portavoz del régimen, acusó a Israel y a Estados Unidos de conspirar contra Irán en su frontera noroeste, con el pretexto de establecer «una alianza invisible entre los Estados Unidos, Turquía, Azerbaiyán, Armenia y el régimen sionista» destinado a provocar un cambio geopolítico con ramificaciones estratégicas contra Irán y Rusia». Lo siguiente son las declaraciones:

Es muy probable que los acontecimientos que ocurren en la frontera noroeste de Irán tengan gran impacto sobre el peso político de Irán y Rusia en la región del Cáucaso, e incluso más allá. Lo que está sucediendo ahora en la frontera noroeste de Irán es la formación de una alianza invisible entre Estados Unidos, Turquía, Azerbaiyán, Armenia y el régimen sionista, destinado a provocar un cambio geopolítico con ramificaciones estratégicas contra Irán y Rusia.

«Las fuerzas militares de Azerbaiyán bloquean ahora la carretera Goris-Kapan (la principal arteria de tráfico) en Armenia y no permiten el libre paso de vehículos pesados ??iraníes a Armenia, lo que constituye un daño para la soberanía de Irán y Armenia. Si esta situación continúa, en última instancia restringirá el papel de Irán en la región. La creación de tensiones en la frontera norte de Irán puede expandirse al Mar Caspio.

«Al mismo tiempo que suceden todas estas interacciones, el lenguaje de los medios de comunicación azerbaiyanos y los medios aparentemente no-oficiales – que en realidad son declaraciones oficiales de Azerbaiyán – ahora incluye términos mucho más hostiles e infantiles anti-Irán. Esto es mientras no podemos, sin intención de humillar, comparar el tamaño de esta república es decir, Azerbaiyán con el tamaño de Irán, ya que las de poder entre ellos no son comparables. De ese modo deducimos que hay alguien más detrás de todos estos eventos – una corriente que atrae el mal – permitiéndole a ciertas personas en Azerbaiyán alardear por ello.

Para ver el despacho en su totalidad en inglés copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www.memri.org/reports/irans-defeat-second-nagorno-karabakh-war-%E2%80%93-part-ii-iranian-threats-against-azerbaijan-turkey


[1] Tehran News (Irán), 5 de octubre, 2021.

[2] ISNA (Irán), 4 de octubre, 2021.

[3] ISNA (Irán), 4 de octubre, 2021.

[4] Eghtesadsalem.com, 1 de octubre, 2021.

[5] Twitter.com/HosseinDalirian/status/1443225884207587330, 29 de septiembre, 2021.

[6] Twitter.com/HosseinDalirian, 29 de septiembre, 2021.

The post La derrota de Irán en la segunda guerra Nagorno-Karabaj – Parte II: Amenazas iraníes contra Azerbaiyán, Turquía e Israel first appeared on MEMRI Español.