Diario Judío México - El siguiente informe es ahora complemento sin costo alguno del Proyecto Supervisión a la Amenaza Terrorista y Yihad de (PSATY). Para información sobre como suscribirse al PSATY, pulse aquí.

El 27 de enero, 2020 el Estado Islámico (EIIS) dio a conocer un nuevo discurso de audio por parte de su vocero Abu Hamzah Al-Qurashi, producido por su brazo mediático Al-Furqan y distribuido en las redes sociales, incluyendo en la plataforma Telegram y Hoop.[1] En el discurso de 37 minutos de duración, Al-Qurashi pronuncia un mensaje desafiante: !El EIIS no solo sobrevive, a pesar de las declaraciones de presidentes consecutivos estadounidenses de que este fue acabado, sino que también está expandiendo su guerra contra sus enemigos y esa guerra ahora se extiende por todo el mundo. Muy significativo en el discurso fue la declaración de guerra de Al-Qurashi contra , pidiendo se formen extensiones del EIIS en el Sinaí y Siria a fin de atacarlos e instando a los musulmanes a frustrar el plan de paz estadounidense conocido como el «Acuerdo del Siglo». Al instar a los combatientes del EIIS a intensificar sus ataques, Al-Qurashi pidió a los musulmanes en todos lugares «emigrar» y unirse a la filial del EIIS más cercana a ellos.

Los siguientes son los puntos principales del discurso:

«Los infieles desean extinguir la luz de Alá con sus continuas campañas militares y de medios de comunicación»

Abu Hamzah comenzó: «Los infieles desean apagar la luz de Alá mediante su continua campaña militar y de medios de comunicación en contra de los monoteístas, una guerra total en todos los frentes. Para ello, han movilizado sus canales mediáticos y los turbantes de la maldad, a los estudiosos de los tiranos y los campeones de la depravación, con el fin de lanzar las más viles faltas y acusaciones en contra del Estado Islámico. Ellos distorsionan su verdadera naturaleza y su credo junto a su yihad en defensa de la religión y la comunidad…

«Nosotros le decimos a Estados Unidos y a sus sirvientes árabes y no-árabes: Ustedes han estado tratando de combatir contra el Estado Islámico desde que este fue limitado a Irak… repetidamente declararon que lo acabaron y se sorprenden cada vez que ven, después de todas sus declaraciones, la continuación de sus actividades y los ataques a sus soldados…»

El nuevo líder del EIIS «Abu Ibrahim Al-Hashemi Al-Qurashi… se ha tomado para sí mismo y para los muyahidines… librar una guerra contra los judíos y recuperar lo robado a los musulmanes»

Este luego dio un repaso a la historia del EIIS y a sus grupos predecesores, desde Abu Mus’ab Al-Zarqawi hasta la creación del Estado Islámico en Irak bajo el liderazgo de Abu Omar Al-Bagdadí y hasta su expansión a Siria y sus conquistas en Irak bajo la tutela de Al-Bagdadí, la declaración del califato y la expansión global del «Estado Islámico». A lo largo de su revisión, Al-Qurashi enfatizó repetidamente su devoción por Bayt Al-Maqdis, Jerusalén, como símbolo para Palestina en su totalidad. Este luego declaró:

«Hoy hemos comenzado una nueva etapa en nuestra guerra contra ustedes. Los ojos de los soldados del califato en todos lugares todavía tienen fija la mirada en Bayt Al-Maqdis. En los próximos días, con el permiso de Alá, habrá eventos que harán que ustedes olviden los horrores que has visto durante la época de los líderes anteriores, Abu Mus’ab Al-Zarqawi, Abu Omar Al-Bagdadí y Abu Bakr Al-Bagdadí. Nuestro yihad continuará, con el permiso de Alá. El honorable y heroico jeque, el comandante de los fieles y el califa de los musulmanes, Abu Ibrahim Al-Hashemi Al-Qurashi ha llegado. Rogamos a Alá que Les atormente, se vengue de ustedes y les castigue severamente.

«Él [Abu Ibrahim] se ha tomado sobre sí mismo y sobre los muyahidines en el resto de las provincias [del EIIS] y sobre los musulmanes en todos los países, una nueva etapa, siendo esta el librar la guerra contra los judíos y recuperar lo que estos le robaron a los musulmanes, que será devuelto solo por un libro que guía [el Corán] y una espada victoriosa y la conquista de Bayt Al-Maqdis y la transmisión de la estandarte a Muhammad bin Abdallah, el Mahdi, con el permiso de Alá».

«Oh, soldados del califato en todos lugares… vayan por los asentamientos y mercados israelíes; conviértanlos en tierras para que prueben su armamento… ataquen a los judíos y asesínenlos»

Pidiéndole al EIIS en el Sinaí y en Siria que ataquen las aldeas israelíes con todo el armamento a su disposición, Al-Qurashi dijo: «Oh, soldados del califato en todos los lugares, especialmente en el amado Sinaí y en la bendita Siria, vayan por los asentamientos y mercados israelíes. Conviértanlos en tierras donde puedan probar sus armas y cohetes químicos y otros tipos [de armamentos]. A los musulmanes en Palestina y en todos los países: Sean ustedes la punta de lanza en la guerra contra los judíos y en frustrar sus planes y su ‘Acuerdo del Siglo’. No le hagan caso al de la apostasía y a colaboraciones de esta clase, las facciones de la vergüenza, los perros de y su base, sirvientes tontos. Ellos no producen nada más que consignas y condenas, en los pantanos de la apostasía y depravación y ofrecen condolencias a los comandantes de los zoroastrianos [los iraníes] quienes atormentaron a los sunitas, como el asesinado Safavid [iraní] Qassem Soleimani, que la maldición de Alá caiga sobre él.

«Les pedimos que se unan a los soldados del califato, que se esfuerzan por eliminar las fronteras y obstáculos que se interponen entre ellos y combatan contra los judíos, que están decididos, con el permiso de Alá, a derrocar a los ejércitos y derribar los tronos, formados por los cruzados para ser una fuerza protectora a los israelitas, e inciten a sus hermanos en todas partes para que ataquen a los judíos y los asesinen, dentro de Palestina y fuera de Palestina y los maten donde sea que los encuentren…»

«Oh tiranos de Estados Unidos y adoradores de la Cruz… ¿no les da vergüenza declarar, durante los últimos 15 años, que han acabado con el EIIS?

Dirigiéndose a los gobiernos de los Estados Unidos y sus aliados, Al-Qurashi desestimó sus declaraciones de que habían derrotado al EIIS: «Oh, tiranos de los Estados Unidos y adoradores de la Cruz: busquen algo más para alegrarse que no sean sus afirmaciones de haber acabado con el Estado Islámico. Nosotros le decimos el perro del Ron [los cristianos], Trump: Los dos perros que gobernaron Estados Unidos antes que usted, Bush y Obama, también afirmaron y declararon que habían acabado con el Estado Islámico, en numerosas ocasiones. ¿No les da vergüenza declarar, durante los últimos 15 años, que han acabado con los monoteístas? Su guerra estuvo una vez limitada a Irak; ahora, con la gracia de Alá, se ha extendido a lo largo del mundo, a Irak, Siria, Yemen y el Sinaí, a Libia y Somalia, Afganistán, Pakistán e India, al Cáucaso, África occidental y central, Túnez y a Argelia…»

«Si incluyen en sus cálculos que lograron ganar alguna batalla y que los muyahidines se retiraron de esta, sepan que todo el tema está en manos de Alá… Alá simplemente está poniendo a prueba a sus feligreses, a fin de diferenciar entre aquellos que son sinceros en su yihad de aquellos insinceros…

«¡Oh, tonto del Ron! ¡Oh, tú que presumiste a tu perro en los medios de comunicación y lo honraste mientras te abstuviste de mencionar a tus soldados y su participación [en la operación]… muere en ira! Tus sueños y esperanzas de acabar con el EIIS no son más que meras ilusiones…»

Al volver con el fin de dirigirse a los combatientes del EIIS, Al-Qurashi les elogió por jurar lealtad al nuevo líder de la organización y los alentó a intensificar sus ataques contra los enemigos del EIIS: «Oh, leones del califato y portadores de la estandarte en todos lugares, los felicitamos por prometer su lealtad al comandante de los fieles y al califa de los musulmanes, el combatiente del yihad, el Jeque Abu Ibrahim Al-Hashemi Al-Qurashi, pueda Alá protegerle».

También señaló con precisión el felicitar a los medios de comunicación y a activistas del EIIS por jurar lealtad al nuevo líder y por los continuos esfuerzos frente a la campaña contra el EIIS librada por los medios de comunicación y los académicos musulmanes ya establecidos.

Los combatientes del EIIS deben «duplicar sus actividades y aumentar los ataques… convertir la alegría de los infieles en funerales y acecharlos en todas partes y lugares»

Congratulando a los combatientes del EIIS por sus ataques para vengar la muerte del líder del EIIS Abu Bakr Al-Bagdadí, este los instó a redoblar sus esfuerzos y ataques: «Les ordenamos que dupliquen las actividades e incrementen los ataques. Escriban los objetivos, redacten planes y coloquen trampas en las carreteras, coloquen explosivos caseros, esparzan a francotiradores y maten con silenciadores. Conviertan la alegría de los infieles en funerales y acechen en todas partes y lugares… «Este exhortó a los combatientes del EIIS a mantenerse firmes en estos tiempos tan difíciles para ellos, particularmente mencionando a aquellos en Afganistán.

La guerra del EIIS contra no ha terminado

Al «rafidita» y por extensión al gobierno iraquí, Al-Qurashi afirmó que la guerra del EIIS contra ellos no ha terminado, a pesar de la afirmación de sus gobiernos de que han derrotado al EIIS en Irak. El conflicto en Irak dijo, simplemente ha entrado en una nueva fase y los «cañones y aviones» de Irak no servirán de nada en su lucha contra el EIIS. Este advirtió: «Toquen sus cuellos y pónganse sus sudarios antes de irse a dormir». Este les insta a no sentirse demasiado confiados, diciendo que Estados Unidos, con cuyo apoyo las milicias iraquíes habían combatido previamente, ha comenzado a «atacarlo y a eliminar a sus comandantes corruptos», una referencia al asesinato selectivo del comandante de las Fuerzas Qods del CGRI Qassem Soleimani y del subcomandante iraquí de las UMP Abu Mahdi Al-Muhandis.

Burlándose de la respuesta de al ataque estadounidense que los asesinó a ambos, Al-Qurashi declaró: «Su respuesta no fue más que romper los cristales de la embajada cruzada estadounidense en Bagdad, a la manera de sus miserables esclavos, el movimiento apóstata de y, al igual que hizo Hizb Al-Lat [un término peyorativo dirigido a Hezbolá] con los judíos – declaraciones vacías y discursos». Al ridiculizar la amenaza del gobierno iraquí de forzar a las tropas estadounidenses a que se marchen del país más allá de sus capacidades, este preguntó: «¿Puede un humilde y miserable esclavo como lo son ustedes expulsar a su amo cruzado?”Este afirmó que los verdaderamente capaces de expulsar a los Estados Unidos de Irak son los combatientes del EIIS, ya que, dijo, obligaron a los Estados Unidos a retirarse de Irak hace una década e hicieron que se marchara – por la bondad de Alá, de las regiones de los sunitas en ropa interior por temor a enfrentarse a ellos [los combatientes del EIIS]».

Las Fuerzas Democráticas Sirias están condenadas

Dirigiéndose a «los machos de los kurdos ateos, los perros de caza y esclavos de Estados Unidos», este declaró que su éxito contra el EIIS se debió solo al apoyo brindado por los ataques aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos. Las Fuerzas Democráticas Sirias, dijo, estarían condenadas luego de la inminente retirada estadounidense de Siria y sus intentos de reconciliarse con el régimen de Assad y obtener la ayuda de sus aliados rusos no lo protegerán de la venganza que el EIIS les impartirá. Luego advirtió que las tribus locales en Siria que colaboraron con las fuerzas del gobierno al proveer información sobre los operativos del EIIS tarde o temprano enfrentarían la venganza del EIIS si no se arrepentían y agregó: «Recibimos las listas de sus nombres de aquellos bondadosos en sus áreas». El EIIS, este prometió, aceptaría el arrepentimiento de aquellos que dejen de colaborar con el gobierno, pero aquellos que se «arrepientan» y luego sean «renegados» serán objetivos legítimos de represalias. Al-Qurashi también les aseguró a los prisioneros del EIIS que el EIIS no los había olvidado y que la organización haría todo lo posible para obtener su liberación. Este les instó a mantenerse firmes y aceptar su destino hasta que tal evento suceda.

Los musulmanes de todo el mundo deben emigrar a las provincias del EIIS más cercana y unirse a un campo de entrenamiento militar

Finalmente, dirigiéndose a los musulmanes en todo el mundo, Al-Qurashi les instó a emigrar a las provincias del EIIS más cercana y allí unirse a uno de los grupos en un campo de entrenamiento militar del EIIS.

En conclusión, Al-Qurashi exhortó a los combatientes del EIIS a no confiar en sus propias fuerzas y habilidades y les recordó que no importa cuán grandes sean sus esfuerzos, el éxito y la victoria solo llegan con la ayuda de Alá. También les advirtió que no se involucren en conflictos y divisiones internas.


[1] Telegram, 27 de enero, 2020.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.