Diario Judío México - He leído y oído por enésima vez que la Sra. , como presidente de Las Abuelas de Plaza de Mayo ha sido propuesta en el Cómite Noruego como candidata al Premio Nobel de la Paz 2018. La gestión fue realizada por el eterno perdedor electoral Daniel Filmus, diputado nacional por el kirchnerismo. No es posible mayor grado de partidización de un organismo de Derechos Humanos que en sus inicios realizó una tarea dignísima en la búsqueda de hijos de desaparecidos y/o asesinados durante la dictadura más cruel y violenta que asoló nuestro país desde 1976 hasta el regreso de la democracia en 1983. Esta ONG, junto a Madres de Plaza de Mayo, dirigida por Hebe de Bonafini, fueron coptadas por Kirchner y la ex presidente C.F.K. transformándose en entidades que hicieron de los DD.HH. una parte importante del relato político que se implantó en nuestro país durante la década ganada. Se conviertieron en cómplices hacedoras de la grieta que separa a los argentinos, fomentando en algunos casos actitudes violentas contra periodistas, políticos, medios de comunicación o simplemente como aplaudidoras sistémicas del régimen pasado entre 2003 y el 2015. Jamás unas palabras de desagravio a la comunidad judía por los ataques reiterados de ciertos políticos K, como Moreau, Giordano, D’Elía, Esteche y otros. Se rasgan las vestiduras clamando por los DD.HH. de la delincuente Milagro Sala (legalmente presa), pero no nada cuando las hordas K. atacaron a los aborígenes argentinos de origen quom que acampaban frente al edificio del Mnisterio de Bienestar Social o cuando perseguían y asesinaban en el norte del país a las etnias wichi, quom y otras, hundidas en la miseria más abominable. Ellos no son humanos y tienen derechos?. Filmus o quien sea pudo haber propuesto en una actitud valiente de estricta justicia al Dr. Abel Pascual Albino, extraordinario pediatra, creador en la de la Fundación Conin, que se ocupa y preocupa de la niñez en los sitios más recónditos de nuestra geografía. Continuador de la obra del Dr. Fernando Monckeberg, chileno, el Dr.Albino creó decenas de Centros de Atención para curar y cuidar a  los niños, sacarlos de la indigencia, alimentarles el cuerpo para desarrollarles el cerebro, que el día de mañana se eduquen, piensen y no sean víctimas propicias de los populismos mendaces y saqueadores.

Hago mías las palabras del científico judío alemán Albert Einstein (1879-1955) que dijo:”El mundo no está en peligro por las malas personas, sino por aquellas que permiten la maldad”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLa terapia con células madre Pluristem, basada en la investigación pre clínica de Hadassah, ha sido aprobada por la FDA para tratar el síndrome de radiación aguda
Artículo siguienteUn Video Corto De Una Marcha Gigante E Histórica Por Los 70 Aniversario Israel 🇮🇱 En Guatemala 🇬🇹
Nací el 9 de marzo de 1942 en Buenos Aires, Argentina. Tengo educación secundaria y algunos años de Derecho pero por razones de tiempo dejé para casarme y trabajar en una industria química de mi familia política desde 1964 hasta el 2001, comenzando en el sector costos hasta ser director financiero-administrativo de la empresa, que en aquel momento tenía 3 plantas y unos 300 dependientes. Mi esposa Irene es Profesora Nacional de Artes Visuales, es artista plástica y estudió entre otros con Urruchúa, Castagnino, Schurjin, Pujía, etc. Tenemos 2 hijos Juana Elizabeth, Abogada y con una Maestría en Derecho Internacional Público, radicada y ciudadana canadiense desde el 2002, casada y que nos dio una hermosa nieta de 7 años. Nuestro hijo varón se radicó en México D.F. también el 2002, montó una empresa que se dedica a la venta de aceros para la construcción de la cual es Gerente Comercial, soltero, 44 años. Mi suegra, fallecida en el 2006, fue escritora de cuentos y poemas, con muchos libros publicados y premios en distintos países, incluyendo el Fernando Jeno a la Poesía en México en 1979; sus libros figuran en diversas bibliotecas, incluyendo la del Congreso de EE.UU. Mis hijos siendo pequeños obtuvieron menciones y premios en el famoso Concurso Shankar de pintura, en la India y algunas de sus obras ilustraron libros de poemas de la abuela materna Arminda Ralesky. De esta mujer el Maestro Jacobo Ficher compuso una obra para coro y orquesta del poema Kadish Laico y además algunos de sus poemas formaron parte del repertorio de Berta Singerma. Yo soy socio vitalicio de la Sociedad Hebraica Argentina desde 1979 y fui parte del Consejo Directivo y del Consejo Consultivo en varios períodos. Siempre me interesó la política seria y desde hace unos años escribo a los diarios como una forma de participación activa.