Diario Judío México - El régimen de Bashar Al-Assad respondió al anuncio del Presidente de los Donald Trump, de retirar a de Siria con satisfacción por la “derrota estadounidense”, pero también con escepticismo respecto a la sinceridad del anuncio y la ansiedad de que esto es simplemente un ardid. El régimen sirio y la prensa adepta al régimen publicaron varios artículos, incluyendo uno de la asesora principal del Presidente Assad Buthaina Sah’ban, que calificó la retirada como una admisión de derrota por parte de los estadounidense y de una victoria para el régimen, e incluso una “huida” de los estadounidense del campo de batalla. Estos dijeron que el retiro señala el fracaso de los planes estadounidenses en la región y fue logrado gracias a la destreza del ejército sirio y los sacrificios y la firmeza del pueblo sirio.

Al mismo tiempo, funcionarios del régimen expresaron su sospecha de que el anuncio es una banal mentira y una manera de disfrazar un nuevo plan para atacar Siria. Por ejemplo, el parlamentario sirio Butrus Marjaneh dijo el 20 de diciembre que “si la declaración es en realidad genuina, es una admisión de que Siria ha salido victorioso”, pero que la declaración “no se le puede dar fe hasta que se vean los pasos prácticos del retiro en el terreno”.[1] Este escepticismo también fue evidente en los artículos de prensa sirios, que amenazaban con que, si las fuerzas estadounidenses no se retiraban voluntariamente, el ejército sirio los expulsaría del lugar. Algunos especularon que la retirada es parte de una conspiración entre la administración estadounidense y el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan, cuyo objetivo fue permitir que Turquía ocupara el lugar de en Siria y le advirtió a Erdogan que no se le ocurriese tomara tal medida. Sin embargo, otros artículos aprovecharon la oportunidad para condenar y burlarse de las fuerzas kurdas que operan bajo el patrocinio de los . Ahora que los kurdos han abandonado a sus aliados estadounidenses, expresaron los artículos, no tendrán más remedio que regresar al manto del estado sirio bajo la autoridad del régimen de Assad.

La decisión estadounidense de retirarse de Siria también provocó respuestas de miembros pertenecientes al Hezbolá libanés, que lo calificaron como una victoria estratégica para el eje de la resistencia.

Este informe da un vistazo a las reacciones en el gobierno sirio y la prensa adepta al régimen y por miembros de Hezbolá a la decisión tomada por el Presidente Trump.

se retira de Siria, dejando atrás a sus “agentes” (Teshreen, Siria, 22 de diciembre, 2018)

Asesora Buthaina Sha’ban y columnistas sirios: ha admitido su derrota y huye

La asesora política y de medios de comunicación del Presidente Assad Buthaina Sha’ban afirmó que los no se retiraban sino que “huían” del lugar. En su columna semanal en el diario pro-régimen Al-Watan, ella escribió que “si los estadounidenses se retiran hoy o mañana… huyen de este país, que [ahora] regresará a sus verdaderos dueños y a su pueblo”. Ella agregó: “No voy a discutir los antecedentes de la decisión tomada por los Estados Unidos, claramente tomada por el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump hace varios meses, o el porqué de su momento, el marco de su implementación o lo que vendrá después, ya que las respuestas a todas estas preguntas depende de una compleja variedad de factores políticos, militares y económicos y también de estrategias relacionadas con la muerte prematura del antiguo continente y el nacimiento de uno nuevo. Lo que me interesa son las explicaciones manipuladoras provistas por algunos a esta decisión, que intenta preservar el prestigio y el [aparente] poder de [la parte] que fracasó y ahora huye de su vergonzosa e ilegal acción. Esta gente ni siquiera se atreve a mencionar el poderío de la parte [siria], que invirtió esfuerzos e hizo sacrificios y fue la causa principal de este fracaso y de este vuelo… Es de sorprender que, a pesar de la firmeza de las madres de los mártires y de los heridos y a pesar de los enormes sacrificios realizados, algunos todavía no estamos dispuestos a revertir la ecuación o decir explícitamente que [los estadounidenses] huyeron gracias a nuestra constancia y fueron derrotados gracias a nuestros sacrificios. Incluso si su huida no cumple con nuestras condiciones, continuaremos actuando y sacrificándonos hasta lograr nuestros objetivos y hasta que el mundo se convenza de que es imposible derrotar a los legítimos dueños de la tierra. Todos los demás análisis, que suponen… [que la decisión estadounidense] se debe a la fuerza en lugar de debilidad, son análisis manipulativos [de aquellos] que no pueden convencerse a sí mismos de que los legítimos [dueños de la tierra] cambiaron la historia y obligaron a los agresores a huir”.[2]

Muhammad Al-Kanaisi, columnista del diario del gobierno sirio Al-Ba’th, escribió de manera similar: “La decisión de Estados Unidos de retirar sus tropas es un gran logro para el estado nacional sirio… Con todo respeto por el análisis que atribuye la retirada de los Estados Unidos a un cambio en las prioridades estratégicas de este y su [deseo de] centrarse en la siguiente fase en la confrontación con China, o el análisis que le atribuye [la retirada] a las consideraciones económicas… [y al hecho de que] la ocupación es una pesada carga económica para los Estados Unidos, la razón principal [del retiro] es el fracaso del plan estadounidense en Siria y en la región. Si este plan hubiese sido exitoso, o si el gobierno de Trump hubiese permanecido confiado en su éxito, el Presidente [Trump] no hubiese tomado esta [decisión]. [Pero] el hombre piensa como empresario que no continuará financiando una empresa perdedora, especialmente cuando el cálculo revela que la pérdida no es solo en dinero sino también en vidas humanas, teniendo este un alto costo político que el presidente de los Estados Unidos no puede darse el lujo de [pagar]”.[3]

Otros escritores también destacaron que el retiro es admitir la derrota de Estados Unidos en Siria y el triunfo de Assad. Adib Radwan, columnista del diario del gobierno Teshreen, escribió: “‘Una admisión de derrota’: no ​​existe otra manera de describir la decisión tomada por el Presidente de Estados Unidos Donald Trump de retirar sus fuerzas, cuya presencia en Siria [en primer lugar] es ilegítima, independientemente de los esfuerzos de [varios] analistas, políticos y observadores en [explicar] política y militarmente esta decisión y sin importar qué acuerdos se hayan alcanzado por debajo y sobre la mesa. ‘Derrota’ es la única etiqueta a esta decisión, [una derrota] cimentada por las victorias del ejército árabe sirio sobre el terrorismo patrocinado por los Estados Unidos en todo el territorio sirio y por todos los sacrificios realizados por el pueblo sirio a través de todo el país…

“Parece ser que Trump consultó los tomos más pesados ​​en busca de una estrategia que salvara su reputación y se topó con el dicho: ‘Si deseas evitar la derrota, declara victoria y retírate’. El políticamente asaltado Trump declaró su imaginaria ‘victoria’, pero sus propias palabras traicionaron su derrota cuando dio dos explicaciones contradictorias sobre su derrotista decisión. Primero, justificó su decisión al afirmar que sus fuerzas habían ‘completado la misión y le habían ganado la guerra a la organización terrorista del EIIS’. Luego dio otra explicación que contradijo totalmente la primera, diciendo: “La organización extremista no ha sido derrotada, pero Washington le deja la tarea a otros, porque este ya no será el policía del mundo en el Medio Oriente”. Eso es lo que dijo Trump, escribiendo la derrota estadounidense con tinta invisible y calificándola de victoria. Las explicaciones contradictorias dadas por Trump por su decisión revelan la clara derrota que no puede ocultarse. Otro [hecho] que no se puede ocultarse es que Siria, su población, su ejército y su liderazgo, con la ayuda de sus aliados, han ganado esta guerra, algo que nunca antes se había visto antes en el mundo…”

Para ver el despacho en su totalidad en inglés copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www.memri.org/reports/reactions-syrian-regime-hizbullah-circles-us-withdrawal-syria-between-sense-victory


[1] Al-Watan (Siria), 20 de diciembre, 2018.

[2] Al-Watan (Siria), 24 de diciembre, 2018.

[3] Al-Ba’th (Siria), 24 de diciembre, 2018.