Religión (Debolsillo), reúne la obra completa de Ikram Antaki sobre religión. El orden de los textos corresponde al de los libros originales y se reproduce la nota que la autora preparó en cada caso.

El origen de esta nueva colección se remonta a la publicación de la primera serie de El banquete de Platón, cuyo propósito era rescatar el trabajo de investigación y los contenidos de los programas más logrados de la emisión radiofónica que lleva el mismo nombre: “Una modesta y desordenada enciclopedia de bolsillo […] que pretende ser, a la vez, rigurosa y fácilmente asimilable”, explicaba Antaki.

Ese objetivo se cumplió indiscutiblemente y, con el paso del tiempo, el proyecto editorial fue consolidando su propio camino. La palabra impresa le permitió a la autora reflexionar con mayor profundidad sobre cada uno de los temas, algo que la naturaleza y la fugacidad de la radio no siempre permiten.

En palabras de Ikram Antaki: “[…] los lectores podrán recurrir a la memoria del papel a falta de la propia: unas pocas páginas les ayudarán, así, a tener una idea rápida de las cruzadas, la cultura griega, la obra de Dante, el pensamiento de Maquiavelo, etcétera, sin tener que buscar en veinte referencias y libros diferentes e inencontrables. El mérito, de su parte, está en el hermoso y agradecible deseo de saber. El mérito, de mi parte, está en la tentativa de síntesis”.

En la tercera serie, la autora definió claramente su papel como divulgadora del conocimiento, “Aquí no soy ningún creador: simplemente quiero tener la gloria de ser un maestro; que el papel del maestro –si es que lo logra– consiste en dirigir los pasos y ahorrar algo de fatiga y errores a los demás, ya que conoció, antes que ellos, el camino”.

En vida, Ikram Antaki publicó 13 libros de El banquete de Platón, que en esta nueva versión el lector podrá disfrutar en cinco volúmenes: Historia, Religión, Ciencia, Grandes temas/Arte y Filosofía/Espiritualidad.

Estamos ante una obra deslumbrante que revela a una autora en su plena madurez intelectual, una razón más para lamentar su desaparición. El mejor homenaje que le podemos tributar a Ikram Antaki es leerla y dialogar con las inquietantes ideas que propone.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl síndrome de la selfie
Artículo siguienteRab Gamliel Rabinovich explota contra aquellos que fueron al shul y estuvieron hablando durante los servicios: Muy enojado, pero muy correcto en sus reclamaciones, ¿no cree usted?, (En Yiddish)