En PUAH te acompañan hasta cumplir tu sueños.

Hasta el momento internacionalmente han tenido mas de 25,341 Horas de preguntas atendidas por rabinos.
6,205 Reuniones con parejas en PUAH
4,459 Observaciones para prevenir errores en laboratorios
97,341 Llamadas atendidas

Y ahora con una nueva sección en diariojudio.com con los Rabinos y directores de PUAH MËXICO, Rab David Jabbaz Lewinsky y Rab Daniel Credi Dabbah y todo el equipo de especialistas en Fertilidad, Medicina, Intimidad, y Cuestiones Halájicas.

 

 

En México son actualmente una extensión de Majon Puah Israel adaptada a las necesidades de la comunidad judeo mexicana.
Cuenta con Rabinos, egresados de Majon Torá Vadaat Monte Sinaí.
Trabajan sobre una problemática que existía sin tener solución.
Y se mantienen actualizados de todas las evoluciones e innovaciones médicas.
Algunos servicios que brindan
Orientación y acompañamiento emocional, familiarizarlos, Halajá, intimidad
Cuestiones de Halajá: Muestras, Nidá, cuándo se permite, Shabat, linaje, abortos, genética.
Acceso y convenio con 7 clínicas las mas concurridas por parejas de la comunidad reciben parejas de todas las comunidades en México, Latinoamérica, habla hispana (Israel, España, entre otros).

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSomos nosotros quienes nos alejamos de la felicidad
Artículo siguienteLa alegría en el judaísmo