Comienza uno de los meses más controvertidos dentro del , de alguna manera estamos en la recta final, del cierre o del llamado cierre de un ciclo para encaminarnos a Rosh Hashana, durante estos últimos 6 meses, nos hicieron pensar en muchas cosas y de saber que tan vulnerables somos a nivel mundial, dándonos un giro de 180 grados, todo comenzó después de Purim donde nuestras actividades regulares se vieron opacadas, anuladas y sustituídas a un grado de individualismo, ya no veíamos a los amigos, a familiares, al Rabino, al maestro, al señor de la tiendita y donde todas las puertas se fueron cerrando que iban desde las sinagogas, escuelas, centros deportivos, centros comerciales y centros sociales de pronto un fuerte "clak" dió el cierre, anunciando la llegada de una Guerra sin armas, pero si de una Guerra contra un virus, contra una pandemia, pero también una Guerra de nosotros mismos, donde además del Pueblo Judío también incluyo a otros pueblos para unirse a esta catástrofe de salud y económica, hubo desde reflexiones hasta un momento de incertidumbre, de desesperación, de miedo, sin embargo poco a poco se han ido retomando actividades pero aún así con ciertos límites, todavía es tiempo de no bajar la guardia y de seguir reflexionando para saber realmente ¿Qué pensamos? ¿Cómo hemos cambiado a este mundo? ¿Cómo hemos cambiado nosotros? y de poder saber que esto nos enseñó una lección y poder pensar en llegar a una unidad a pesar de que hay muchas culturas y costumbres, pero lo importante para mejorar como personas es saber respetar y no denigrar por diferencias de costumbres, de color, de religión, de nivel económico y ser realmente sociedades más humanas con el fin de integrarnos como seres humanos.

Los judíos ahora estamos en esta mesa de análisis del mes de Elul porque tenemos la oportunidad de hacer un juicio personal para poder presentarnos ante los tribunales de la sinagoga, para poder hacer un juicio justo y personal y que al presentarnos ante nuestro juez (Hashem) podamos tener la frente en alto y no darle la espalda, el mes de Elul es un mes que resume todo lo acontecido en este aislamiento y que quizás el lado "positivo" del mismo, nos hizo como una gran ayuda de crecimiento personal y como una forma de integración entre nuestros familiares y como una reflexión que está dentro de los parámetros del mes de Elul. 

Elul es un mes de contrición y penitencia, llamado "el mes de la piedad y el perdón", en el que se siente ya la energía de las festividades de Rosh Hashaná y de Yom Kipur y desde inicios del mes de Elul y hasta Yom Kipur, se toca diariamente el Shofár y al escucharlo es una alarma de atención para despertarnos,  y para poder nosotros entrar en nosotros mismos.

En este mes también se hacen las llamadas Selijot"Plegarias por el perdón", oraciones donde se reza a partir del 1 del mes (Costumbre sefaradí) y unos días antes de Rosh Hashaná (costumbre ashkenazis), como preparación para el juicio y salgamos con un buen veredicto y por esa razón todo esto nos enseña lo importante en hacer una instrospección interna y de conocimiento.

¡Buen mes de Elul 5780!

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEditorial del diario árabe en la red Rai Al-Yawm: La hostilidad de Turquía hacia muchos de los países árabes delata su falta de sabiduría e imprudencia y puede que le cueste caro a Turquía
Artículo siguiente22 de agosto de 1609: Muere el "Maharal" de Praga
Trabajé en agricultura en Israel, supervisor de kosher y redactor en Majon Meir y en Actual Mx.