Diario Judío México - Extraño ese “A Guit Yor” que decían mis abuelos, como saludo del Año Judío, por comenzar. Ellos,  ya no están.  Aún así, me sigue gustando que lo dijesen de esa forma. Cuando escuchaban: “Shaná Tová”- desde esos nietos que  fuimos- nos miraban con cierto recelo y sorpresa. Para ellos, era “A Guit Yor”. Por eso así les saludábamos. Esas dos palabras: Hoy extraño.  Ya casi nadie las usa.  Yo, las sigo diciendo. No sé cuántas personas van a entender este saludo escrito en “Idish”. Significan “Sea un buen año” Me sale del corazón decirlo así,  sin estar segura lo escribo bien,  sin pensar se va a entender el por qué de esta forma de “saludar”. Por eso ¡“A GUIT YOR”! es una forma  de evocar esos tiempos de niña y “Jalot”,  qué hacían mis Babas. En ese entonces no se compraban hechas; como ahora.  En cada hogar,  las mujeres “amasaban” y vaya deliciosas “Jalot”,  salían de sus manos. Me gustaría esta forma de buenos augurios: llegase a las “Nuevas Generaciones”: de su “Jag Sameaj”. Los Afectos serán los mismos.  

Por un año más de “Jalot” redondas regadas de miel y su dulzura: Celebro.

En esa Memoria Grata, lejana, me apoyo.

“A Guit Yor” ¡Digo! … AMÉN  ©®

Glosario

A Guit Yor                          sea un buen año

Shaná Tová                        buen año

Jalot                                     panes típicos qué se comen en el año judío nuevo

Babas                                   abuelas

Idish                            idioma que hablan judíos de Europa  Central y del mundo, también

Jag Sameaj                         felices  fiestas

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

3 COMENTARIOS

  1. Yo no tengo raices judías, pero viví y trabajé en mi juventud en Almagro / Villa Crespo (ahora tengo 71 años), para una maravillosa familia judía, no practicantes; ellos habian en su epoca huido, él de Alemania y ella de Hungria; los nombro con gran respeto y cariño, Federico y Margot Kahn. Aprendí a trabajar en casi todo en su negocio y, en mi familia, como los cito frecuentemente, me dicen cuando por ejemplo, ato algun paquete “Ya se,vas a hacer el nudo Kahn”. Ellos hablaban en aleman y en idish. Así que aprendi algunas expresiones, entre ellas “a guit Yor”. Mientras yo viva ellos estarán en mi memoria, que es la manera de seguir presente en este mundo. Cordiales saludos.

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEsto fue lo que se dijo sobre México en el debate entre Clinton y Trump
Artículo siguienteShimón Peres: La cara de Israel
Mirta S. Kweksilber. Escritora. Autora de los libros de Cuentos Cortos: “EL MUNDO QUE FUE” (1988) Relatos de Humor y Nostalgia de Raíz Judía. Editorial Milá, AMIA, ARGENTINA (prólogo de Jaime Barylco) y “TRES PASOS EN EL BOSQUE” (2015) Cuentos de Humor y Memoria de Evocación Judía. Editado por ©® Mirta S. Kweksilber, de “Lápiz para pintar sueños” ©® (prólogo del Periodista y Comunicador uruguayo Jaime Clara) Autora del Himno de las Voluntarias –Damas Rosadas del Hospital de Clínicas del Uruguay- música y letra En 1987 ganadora del Concurso Golda Meir Categoría “Cuento Corto” de la Federación Wizo Uruguay.