Diario Judío México - En México existen dos temporadas de incendios forestales al año, dependiendo de la región. La primera, abarca de enero a junio y comprende las regiones centro, norte, noreste, sur y sureste del país, mientras que la segunda, incluye los meses de mayo a septiembre en la zona noroeste.

De acuerdo con cifras de la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA), a través de la Dirección General de la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Rural, este año del 1 de enero al 6 de marzo, han atendió 178 incendios, de los cuales 110 fueron forestales y 68 no forestales.

Durante los 20 años de trayectoria que tiene nuestra firma Gallbo, especialistas en auditoría de pólizas y reclamación estratégica de , hemos atendido más de 500 casos de reclamaciones de seguro por incendio en todos los sectores como: comercial, industrial, alimenticio, de servicios y también, aunque con menos casos, hemos atendido a personas físicas que sufren incendios en su domicilio, asesorándolas y representándolas en su reclamación con un porcentaje de éxito del 100% en el total de las reclamaciones.

Sin duda, en materia de cultura preventiva hay mucho por hacer. De acuerdo a la AMIS (Asociación Mexicana de Instituciones de Seguro) solamente el 8.6% de las viviendas en México cuentan con un seguro voluntario que las protege ante fenómenos hidrometeorológicos como incendios. Afortunadamente, muchas viviendas adicionales están protegidas de manera obligatoria debido a que los habitantes se encuentran pagando a crédito dicho espacio y las instituciones financieras exigen la protección. En el caso de vehículos particulares, sólo 3 de cada 10 cuentan con un seguro con cobertura amplia, contra el 40% de los autos asegurados pertenecientes a alguna empresa.

Hay diversos factores en los que debes poner especial atención debido a que pueden originar un incendio en cuestión de segundos: fallas eléctricas, líquidos inflamables, fallas mecánicas que detonen en una chispa, llamas abiertas, superficies extremadamente calientes, fricción entre metales, fugas de gas, cigarros encendidos, entre otros.

Hay ciertas acciones que preventivas que contribuyen a disminuir el número de casos:

  • Contrata una póliza de seguro que te brinde protección ante este tipo de siniestros
  • No conectes varios aparatos en un solo enchufe, además, asegúrate de mantener en buen estado la instalación eléctrica
  • Revisa que no existan fugas de gas en tu empresa y hogar
  • Deposita las colillas de cigarro en contenedores especiales
  • No tires basura; las botellas y vidrios pueden iniciar el fuego creando el efecto lupa con los rayos del sol
  • No hagas fogatas, por más precauciones que tomes, una flama puede provocar un gran incendio
  • Guarda líquidos inflamables en zonas protegidas

En caso de incendio:

  • Aléjate del fuego en dirección opuesta al humo
  • Cubre nariz y boca con un trapo húmedo
  • Si se prende tu ropa, tírate al suelo y rueda cubriendo tu rostro
  • Repórtalo al 911 y espera la llegada de los bomberos

Después del incendio

  • Da aviso a la aseguradora sobre el siniestro ocurrido
  • Asesórate con expertos como Gallbo para garantizar una reclamación adecuada y una indemnización justa

 

Es importante que evites el llamado “Triángulo del Fuego”, donde se une combustible, calor y oxígeno. Además, te sugiero que estés informado para en que, en caso de que se presente un incendio, sepas cómo reaccionar y qué acciones implementar en cada etapa.

Para fomentar la cultura de prevención y correcta asesoría, estaré impartiendo “Talleres con causa” dirigidos a todos los agentes de . Para mayor información te invito a visitar: www.gallbo.com

Si sufriste alguna afectación a causa de un incendio, puedes exponer tu caso al mail: [email protected]. Junto con mi equipo de expertos atenderemos tu solicitud de manera inmediata.