Diario Judío México - La es la base de toda sociedad como creadora de cultura y sustento de cualquier democracia, principalmente cuando va acompañada de un cimiento humanista sólido, conformado por valores éticos y morales necesarios para el buen funcionamiento de un Estado Social de Derecho; donde las instituciones y sus funcionarios construyan Patria juntos, en pro del bien común.

Por ello, en ésta época en donde nos embargan todo tipo de crisis, sean sociales, políticas o económicas, debemos ser conscientes que los estudios humanísticos son el reflejo de una sociedad crítica y pensante la cual, se cuestiona la importancia que tiene todo Ser Humano dentro de la sociedad, más allá de individualismos o sectarismos de cualquier índole.

Es a través de una ciudadana que las futuras generaciones, serán capaces de articular un discurso más racional que el nuestro, donde al debatir se defiendan ideales y no se aniquilen conciencias. Porque aunque seamos tan diferentes unos de otros, más allá del discurso seguimos siendo todos Seres Humanos; con lo cual, tenemos que ser capaces de entretejer una convivencia armoniosa que respete las diferentes formas de ver el Mundo y que a la vez, nos contenga a todos en una sola voz.

La vulnerabilidad de la especie humana es más que evidente, así debemos esforzarnos como decían los filósofos de la antigua Grecia en ser ciudadanos, pero del Mundo, ya que algunos piensan erróneamente que esto conlleva a un pensamiento único, cuando en realidad, si vemos con ojos críticos la propuesta, es simplemente un mecanismo de supervivencia desde el punto de vista racional, inherente a toda colectividad.

Así, es necesario que se cumpla el derecho a la para todas y todos; ya que es por medio de ésta, que podemos acceder a la constitución de una comunidad internacional, donde como sociedad humana, alcancemos la libertad a través de la igualdad de condiciones, solo posible de obtener mediante el respeto a las diferentes posturas de pensamiento, crítica y filosóficamente hablando; analizando en conjunto los problemas que nos aquejan y, proponiendo soluciones que sean a favor de la especie que nos caracteriza, en armonía con las demás y en nombre de la paz.
(Especial para el Diario Judío.com de México.)
24 07 2018.

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorTunez niega participación en el campeonato mundial a niña de 7 años, campeona europea escolar de ajedrez por ser israelí
Artículo siguienteSaveTheMusic presenta: “Gefilte Fish”, interpretada por Moshe Mendelson
Licenciada en Filosofía de la Universidad de Costa Rica, UCR, especializada en identidad nacional costarricense; ética; y comunicación social. En la actualidad investiga sobre los judíos sefardíes en Costa RIca. Además tiene estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa RIca y trabaja como consejera en razonamiento jurídico en una firma de abogados. Publica artículos en El Semanario Universidad, de la Universidad de Costa RIca, en esefarad.com, revista argentina en internet sobre cultura sefardita y ha publicado en el diario La Nación de Costa RIca. Es Poeta. Publicó poemas en la Revista Tópicos del Humanismo de la Universidad Nacional, UNA, en el Semanario Universidad de la UCR y en el diario La Nación. Forma parte de la Junta Directiva de la Ong Instituto para el Desarrollo, la Democracia y la Ética, IDDE.