POR EN VOZ, CON «Isi era un sionista apasionado, artesano, hippie, divertido, de humor irónico, carismático, también de carácter difícil en ocasiones», -nos confiesa Dori Lustron, la esposa, la cómplice de (Isi) Winicki Z’L quien nos ayuda a rendir homenaje a nuestro querido colaborador:  «traductor, periodista, historiador», ortodoxo abierto, «el abuelo a la cabeza de la mesa de Shabat…». Un pozo de sabiduría, constantemente estudiando…»era un maestro», «mi compañero de 40 años» concluye dispuesta a continuar el trabajo en pro del y de que hace casi 20 años comenzaron juntos.