Diario Judío México - El resguarda una carta de 1946 con firma autógrafa de referente a la recaudación de fondos para la creación y mantenimiento de instituciones que favorecieran el desarrollo del futuro Estado de , fundado en 1948.

Shapiro, entonces presidente del Comité Central Israelita de , para explicarle la misión del Consejo Consultivo de la Fundación Americana para Instituciones Palestinas, hoy Fundación Cultural America , que presidió el científico alemán.

El documento, que el CDIJUM comparte con REFORMA en el 140 aniversario del Nobel de Física, que se recuerda hoy, informa el objetivo de incluir a las comunidades de los “países sudamericanos” en la recaudación de fondos e indica que ha nombrado a Arie Frankel como delegado, para quien Einstein pide consejos hacia implementación del programa en .

“A principios de los 40 crean este fondo para contribuir con instituciones educativas, culturales y sociales. Iniciaron, de acuerdo con lo que comenta Einstein en esta carta, sólo con 7 instituciones, y para 1946 eran cerca de 90 que estaban en vías de formar, o que ya existían y que requerían apoyo, entre ellas algunas de las universidades más renombradas de , como el Instituto Tecnológico de Haifa o la Universidad Hebrea de Jerusalén”, expone entrevista Enrique Chmelnik, director del centro mexicano.

Aunque es probable que el físico enviara misivas semejantes a otros países, pues refiere el inicio de la campaña en Sudamérica, no se han localizado documentos similares en otros archivos históricos, aclara.

“Es posible, también, que fueran convocados por otros personajes que participaron en la recaudación en su momento”.

No hay registro de cuántos recursos logró recaudar Einstein, pero fue tal su éxito que recibió la invitación en 1952 para convertirse en Presidente de , propuesta que rechazó.

“Argumentaba que era un hombre mayor, que no tenía intereses de carácter político y que no tenía facilidad en las relaciones interpersonales, lo cual es curioso considerando que había justamente contribuido con este tipo de campañas”, considera Chmelnik.

La carta preservada en testimonia, dice, su sólida identidad judía.

“En términos de relaciones interpersonales, el aspecto que más pesaba para Einstein, según sus propias palabras, era el judaísmo”.

No era un vínculo de carácter político con alguno de los movimientos, advierte Chmelnik, si bien el científico estaba ligado, sobre todo, al ala izquierda del sionismo, hoy laborismo.

Además, las campañas en las que Einstein participó para la construcción o fortalecimiento de instituciones precedieron incluso la posibilidad de un Estado judío en Palestina, señala.

“Esto me parece importante, porque su compromiso con la causa cultural y social del pueblo judío asentado en el mandato británico de Palestina estaba vinculado más bien con la convicción de que hacía falta fomentar el arte y la cultura, la educación, en el pueblo judío, que con la idea inmediata de que se estableciera ahí el estado judío.

“Insisto en este punto porque, años antes del Holocausto, cuando no era plausible de manera inmediata la creación de un Estado, y no necesariamente asentado en ese territorio, Einstein ya se había sumado a la causa: instituciones como la Orquesta de o el Banco Nacional existían antes de que se estableciera el Estado de y, de alguna manera, contribuyeron a que hubiera instituciones sólidas que facilitarán el proceso independencia”.

Documentos como esta carta redimensionan no solo a Einstein, quien padeció la persecución nazi, sino al siglo 20, enfatiza.

“Si careciéramos de este tipo de documentos históricos no conoceríamos del todo a Einstein: lo que sabríamos de él es en realidad con lo que nos quedamos en general: sus contribuciones al ámbito de la ciencia”, observa Chmelnik.

“Me parece que estos documentos permiten conocer a un personaje multifacético, y no me quedaría solo en que nos permite conocer mejor al personaje: nos permite conocer el mundo que giraba alrededor de él, un mundo marcado por episodios trágicos que significan un parteaguas en la historia del siglo 20.

“En el caso del pueblo judío, los eventos más significativos de todos los tiempos (son) el Holocausto y la fundación del Estado de Israel, y Einstein está de alguna manera involucrado con ambos episodios”.

El CDIJUM también conserva imágenes de la reunión entre Arturo Wolfowitz, representante del comité israelita mexicano, y físico alemán, quien recibió un álbum con fotos de la inauguración de la secundaria en la capital mexicana, en 1948.

Las consultas a los acervos del CDIJUM (Córdoba 238, Roma Norte) pueden realizarse de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 horas; fin de semana, previa cita.