Diario Judío México - se encuentra estos días en una crisis sin precedentes, cuyo desenlace definitivo aún no está claro al momento de escribir estas líneas. Cabrá analizarlo por cierto apenas se disipen las nubes de la incertidumbre.

Pero es oportuno tratar de comprender por qué, cuál fue el punto de la discordia por el cual el Primer Ministro Netanyahu no logró formar una nueva coalición en el tiempo que le dio el Presidente del Estado, según lo estipula la ley.

Se trató de la ley de reclutamiento referente al enrolamiento de los jóvenes haredim(ultraortodoxos), al servicio militar. El ex ministro de Defensa Avigdor Liberman no estuvo dispuesto a transar ni a aceptar nuevas enmiendas a la ley de reclutamiento, alegando que ya se cedió mucho antes los partidos ultraortodoxos y que es imperioso tomar medidas para minimizar la desigualdad en cuanto al servicio militar.

Recordemos el trasfondo

En , hay por ley servicio militar obligatorio debido a la necesidad de defender al país. A los 18 años, todo varón se enrola por casi 3 años y toda mujer por 2. En los primeros años del Estado, el entonces Primer Ministro David Ben Gurion llegó a un acuerdo con los partidos ultraortodoxos,  permitiendo que 400 jovenes sobresalientes en el estudio de la Tora, de las Sagradas Escrituras, pueden seguir estudiando en lugar de ir al ejército. Esto contemplaba no sólo el simbolismo de la importancia del estudio de la Torá para los judíos sino también respeto al argumento de los religiosos según el cual el apego a ello ha preservado al pueblo judío durante milenios.

El problema es que en los años 70, por consideraciones políticas, la exención se convirtió en un fenómeno  masivo y automático para todos los ultraortodoxos que llegaban a edad de enrolarse.

Aunque siempre hubo altibajos al respecto, hace unos años aumentó el clamor popular en contra de dicha exención en masa. El argumento central es que si la carga nacional no se responde en forma equitativa, se comete una gran injusticia que incluye el hecho que mientras unos estudian otros podrían morir en el campo de batalla.

Cabe señalar que hace ya años, comenzó un proceso en el sector ultraortodoxo israelí, por el cual cada vez más jóvenes optan por enrolarse comprendiendo que eso es clave para una mejor inserción en la sociedad. Pero la discusión central es que la ley en discusión determina cuotas de enrolamiento por año, con posibilidad de pena de prisión y amenaza de quitar subvenciones a los seminarios rabínicos (yeshivot) de los que no salga suficiente cantidad de jóvenes a hacer el servicio militar.

Volviendo al tema esencialmente político. Claro que quienes discrepan con la firmeza de Liberman en el tema, lo acusan de querer sabotear la formación del gobierno, alegando que no actúa por verdaderos principios. Pero pase lo que pase en el gobierno, está claro que el tema de los ultraortodoxos, que ascienden a un 10% de la población de , es uno de los más discutidos en la sociedad israelí.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDescanse en paz la Sra. Susana Yedid Hilu de Remba Z”L
Artículo siguienteAsiste al gran evento “Little CIM ORT”
Periodista, con sede en Jerusalem que cubre a Israel y los palestinos. Dedicada a los asuntos de Medio Oriente y cobertura especial de uruguay.