El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, expresó su deseo de mejorar los lazos con Israel, tras años de despotricar contra el Estado judío.

“Nuestras relaciones con en el área de inteligencia no han cesado nunca, y aún continúan”, argumentó el mandatario turco. No obstante, señaló que “Tenemos algunas dificultades con la gente que está arriba”.

El titular del Ejecutivo turco declaró que “no podemos aceptar la actitud de hacia los territorios palestinos” y que “nosotros diferimos con en términos de nuestro entendimiento sobre la justicia y la integridad territorial de los países”.

“Por el contrario, nuestro corazón desea que podamos llevar nuestras relaciones con ellos a un punto mejor”, agregó el líder turco.

“Si no hubiera problemas a nivel superior, nuestras relaciones podrían haber sido muy diferentes”, agregó Erdogan.

“La política sobre Palestina es nuestra línea roja. Nos es imposible aceptar las políticas palestinas de Israel. Sus acciones despiadadas allí son inaceptables”.

Turquía, fue en el pasado un gran aliado de Israel; pero bajo el mandato de Erdogan se ha convertido en un país geopolíticamente hostil. El líder turco es un ardiente defensor de la causa palestina y un recalcitrante crítico de Israel. Por ejemplo, en septiembre pasado, el líder turco no ahorró en sus fieras diatribas contra el Estado judío durante su discurso pronunciado en la Asamblea General de las Naciones Unidas. No obstante, ha mantenido sus lazos con Israel, incluyendo en los ámbitos del comercio y el turismo.

Algunos analistas relacionan el cambio emocional de Erdogan con la inminente asunción del presidente electo estadounidense, Joe Biden, considerado mucho menos amigo de Erdogan, que el presidente saliente, Donald Trump. Los gestos de Ankara hacia tendrían como objetivo, para estos comentaristas, procurarse el favor de Washington.

Días atrás, fue reportado que Azerbaiyán, otro país de mayoría musulmana aliado de Turquía, y que tiene excelentes relaciones con Israel, estaba tratando de reparar las relaciones entre Ankara y Jerusalén.

Altos funcionarios israelíes dijeron que el presidente azerí, Iham Aliyeb, elevó el asunto de las tensiones entre y Turquía, en una conversación telefónica con Erdogan.

FuenteAurora Israel

2 COMENTARIOS

  1. Para hablar de esta manera el presidente turco debe estar evaluando su relación con Irán, algo no debe andar en sus planes expansionistas y alianza con los chiitas

  2. El líder turco es un dictador que asesina Kurdos y Armenios en su país y fuera de él, que emprisona, tortura y mata a todos aquellos que no están de acuerdo con su sistema de dictadora politico islamista y terrorista.

    Lo que más le interesa es desplegar sus amplias alas negras como lo hicieron sus antepasados vampirizando nuevamente Grecia, los Balkanes, Chipre, Rhodas, Jordania, Siria y claro Israël (de sobremanera Jérusalem que considera turca) y los territorios palestinos.

    También hay que recordar que utiliza a los terroristas asesinos de Daesh con los cuales hace pactos para liquidar entre otros a los Armenios y Kurdos.

    En este tipo no hay que confiar y menos aún los Israelís por lo hablar de los Europeos.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorImportante mensaje de Enrique Burak: Shabat Shalom, a Gut Shabes
Artículo siguiente25 de diciembre: El mundo cristiano celebra la Navidad