Diario Judío México - La Gran Sinagoga de , que fue destruida por las fuerzas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial, reapareció brevemente como una aparición de luz durante las conmemoraciones del Levantamiento del Gueto de 1943.

El jueves por la noche se proyectó luz sobre el moderno edificio de vidrio en el lugar donde solía estar la sinagoga.

Durante dos horas, un gran edificio con columnas clásicas de estilo griego fue devuelto virtualmente a una ciudad donde la mayoría de los vestigios de una gran comunidad judía antes de la guerra han desaparecido.

Las grabaciones de archivo del cantor de la sinagoga, Gerszon Sirota, revivieron los sonidos de la judía. Sirota murió en el gueto.

El espectáculo de luz y sonido fue obra del artista multimedia polaco Gabi von Seltmann, quien desea que la sociedad polaca recuerde a la gran comunidad judía que alguna vez fue parte integral de un país multicultural. Fue organizado por Open Republic, un grupo que lucha contra el antisemitismo.

“Despertar la memoria en Polonia para mí también significa enseñar empatía, porque cuando hay empatía ya no hay miedo”, dijo von Seltmann.

La “recreación” de la sinagoga ocurrió por segundo año como parte de las conmemoraciones del aniversario del levantamiento del viernes. Este año se llevó a cabo la noche anterior para no interferir con el Shabat judío y la fiesta de la Pascua que comienza el viernes por la noche.

El viernes, las sirenas resonaron en la ciudad y la gente colocó narcisos amarillos en los sitios conmemorativos del antiguo gueto.

La Gran Sinagoga de en la década de 1910 (Wikipedia)

El abuelo de Von Seltmann fue un director de una escuela polaca, asesinado en Auschwitz junto con muchos otros miembros de la intelligentsia polaca. Su esposo, cuyo apellido ha tomado, es nieto de uno de los oficiales de las SS que infligió atrocidades en la Polonia ocupada. La pareja ha escrito y hablado públicamente sobre su propia historia de amor, enmarcándola como una historia de reconciliación generacional.

“Si no trabajamos en la memoria, lo pondremos en los hombros de las próximas generaciones. Tendrán problemas. Sus hijos tendrán problemas”, dijo von Seltmann.

La Gran Sinagoga de , que fue destruida por las fuerzas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial, fue recreada virtualmente con luz como parte de las conmemoraciones del aniversario del levantamiento de 1943 en el Gueto de , en , Polonia, el jueves 18 de abril de 2019. (Foto AP / Czarek Sokolowski)

La Gran Sinagoga se inauguró en 1878 como un lugar de culto para los seguidores del judaísmo reformista moderado, con polaco, no hebreo, el idioma de los servicios. El uso de la música coral y de órgano marcó otro quiebre de la tradición ortodoxa. Era la sinagoga más grande de una ciudad donde un tercio de la población era judía.

El levantamiento del Gueto de se desató el 19 de abril de 1943, cuando unos 750 jóvenes combatientes judíos armados con pistolas y botellas de combustible atacaron a una fuerza alemana mucho más grande y fuertemente armada que estaba “liquidando” el gueto, lo que significa enviar a sus habitantes al campo de exterminio de Treblinka.

En sus últimos testamentos, los luchadores dijeron que sabían que estaban condenados, pero que querían morir en el momento y lugar que ellos eligieran. Aguantaron casi un mes, más de lo que lo hicieron algunos países invadidos por Alemania.

Los alemanes arrasaron el gueto de Varsovia y mataron a la mayoría de los combatientes, a excepción de unas pocas docenas que lograron escapar por los canales de aguas residuales al lado “ario” de la ciudad. Hicieron explotar la Gran Sinagoga en un gesto de victoria simbólico.

Hasta el día de hoy, la revuelta judía perdura como un poderoso símbolo de resistencia central para la identidad nacional israelí.