Diario Judío México - Leer la obra literaria de la escritora y periodista española Rosa Montero, es adentrarse en la sinceridad de su Ser, el cual es enorme, amplio como los espacios del ayer. Donde de hecho podemos percibir su trayectoria de trabajo y vida, mediante estadios tenues, cálidos y aguerridos, los cuales de una u otra manera, cuestionan de frente el existir, sacudiendo aquellos cimientos heredados que atesora la memoria, obligándonos a ser protagonistas de nuestras propias historias.

Así esta creadora de sueños que convierte en realidad, trasforma todo con su pluma en busca de la verdad, la cual solo se alcanza al encontrar la libertad. Porque todo es energía pura que busca evolucionar, enfrentándose a sí misma para así poder volar.

Cualquiera de sus libros, novelas o crónicas, nos remiten a un viaje continuo, lleno de posibilidades a mundos increíbles que no poseen edades, donde las mujeres cobramos vida más allá de las sombras en un futuro infinito que nos fortalece y transforma. En las páginas de sus libros nos plasma tal y como somos, heroínas valientes, apasionadas y perseguidoras de gnomos, sabias, transformadoras de todo a nuestro paso, energía pura que se nutre con el pasar de los años.

Los espacios y las memorias nos traen a todos a casa, mientras que el amor se enciende desde las entrañas del alma y la búsqueda por aquello por lo que vale la pena luchar, se reafirma en sus personajes como una gota de agua en el mar.

Existe la referencia a no perderse a uno mismo, siendo conscientes de que somos Seres Humanos infinitos. Más allá del género y de cualquier mal llamado estereotipo, sus obras denotan que con los años ha adquirido gran madurez, por su búsqueda continua, hacia a lo que llamamos introspección, donde el existencialismo puro se viste de color marrón, reafirmándose en el ámbito de todo lo social. Porque el devenir lo sitúa, más allá del bien y el mal.

Mis más sinceras felicitaciones, por hacer que el Delirio Literario tenga hoy por fin una cara de Mujer, la cual logra comunicar un aprendizaje orientado a hacer que los sueños sean vividos bien despiertos, desde un estadio puro sin presiones frente a la anormalidad de aquellos que hoy integran lo que llamamos sociedad…

(Especial para el Diario Judío.com de México.) 17 06 2019.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorIsrael: Un equipo del Technion ha creado una goma para suturar heridas graves
Artículo siguienteChernobyl: Cómo un grupo de cordobeses ayudó a que niños afectados por la explosión fueran tratados en Israel
Licenciada en Filosofía de la Universidad de Costa Rica, UCR, especializada en identidad nacional costarricense; ética; y comunicación social. En la actualidad investiga sobre los judíos sefardíes en Costa RIca. Además tiene estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa RIca y trabaja como consejera en razonamiento jurídico en una firma de abogados. Publica artículos en El Semanario Universidad, de la Universidad de Costa RIca, en esefarad.com, revista argentina en internet sobre cultura sefardita y ha publicado en el diario La Nación de Costa RIca. Es Poeta. Publicó poemas en la Revista Tópicos del Humanismo de la Universidad Nacional, UNA, en el Semanario Universidad de la UCR y en el diario La Nación. Forma parte de la Junta Directiva de la Ong Instituto para el Desarrollo, la Democracia y la Ética, IDDE.