Es la primera mujer embajadora de en . De origen rumano,  forma parte de esa primera generación de niños que llegó al Estado í en los años 50 y 60.

Esta semana acompañará a la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, en su viaje de dos días -mañana y el jueves- a Israel. La jefa de la diplomacia española también visitará Palestina con el objetivo de que recupere el pulso de la región tras seis años sin que un ministro de Exteriores haya visitado a las dos partes. ¿El motivo? La inestabilidad política con gobiernos en funciones, aquí y allí. Eso sí, Felipe VI sí viajó a Jerusalén en enero pasado para conmemorar el 75º aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau.

La embajadora Radian-Gordon cita a ABC en su residencia en Madrid. Ofrece café y bizcocho. Está en el cargo desde septiembre de 2019. Rápidamente, como luego nos confesaría, le sorprendemos con la primera pregunta con Irán como telón de fondo.

¿Está detrás de la muerte del cerebro del programa nuclear iraní, Mohsen Fakhrizadeh?

No sé quién está tras esta muerte. Nadie lo sabe. No importa tanto quién ha estado detrás de esta muerte. Lo importante es que Irán no siga con su programa nuclear. Ese es el problema que tiene que preocupar a todo el mundo. No solamente a Israel, ni a los países del Golfo vecinos a Irán, sino a todo el mundo porque Irán ha mostrado estos últimos años que es capaz de tener una influencia muy grande sobre todo el Oriente Medio y más allá. Es una fuerza desestabilizadora. Es una fuerza que si tuviera poder nuclear cambiaría de modo radical el delicado equilibrio que existe en Oriente Medio. Tiene ambiciones mucho más allá de la región. Sabemos de sus lazos con la Venezuela de Maduro, o en otros continentes como África. Esto nos preocupa mucho y tiene que preocupar también a Europa y a otros países.

Háblenos de esos proyectos.

Queremos desarrollar un proyecto educativo-tecnológico para animar a chicas españolas de Secundaria, principalmente, aunque también habrá chicos, a estudiar Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. En centros del País Vasco, Madrid y Andalucía llevaremos dos modelos de proyectos desarrollados por científicas israelíes que han tenido mucho éxito: uno para estudiar materias de Medioambiente a través de imágenes de satélite de España, al que también se unirán chicas de Israel, EE.UU., Brasil, Alemania o Corea del Sur; y otro mixto, aunque esperamos una mayoría de chicas, para que con la ayuda de la directora científica de y sus profesores construyan nanosatélites para lanzarlos al espacio. Es un proyecto muy ambicioso y con mucho éxito en Israel. Hemos tenido ya varias ediciones de este programa y las chicas y chicos que participaron se convirtieron en emprendedores [ella dice «startupistas», dado el arraigo del concepto de como país «start up»].

como nación de emprendedores…

Así es. Estos programas tienen el valor añadido de que transmiten el espíritu y la mentalidad emprendedora israelí, y tienen un mensaje muy importante: cada una y cada uno puede estudiar este tipo de materias de ciencias duras. Además, se seleccionarán chicos y chicas de nota media, no tienen por qué ser sobresalientes. Pero deben tener algo fundamental: motivación.

¿Quién mató al cerebro del programa nuclear iraní? «No sé quién está tras esta muerte. Nadie lo sabe. No importa tanto quién ha estado detrás de esta muerte. Lo importante es que Irán no siga con su programa nuclear

¿Cuál es el secreto de ese avance científico de Israel?

Es fruto de un proceso que empezamos en los años 80. Uno de los factores importantes es que está invirtiendo una parte sustancial de su PIB en investigación y desarrollo civil. En la última estadística de los países de la OCDE Corea del Sur e están en los primeros lugares de inversión con el 4,5% del PIB.

I+D+i civil… pero también gastan mucho en tecnología militar.

También militar: es parte de nuestra cultura. Todos los jóvenes pasan por el Ejército y parte de ellos son destinados a unidades tecnológicas. Siendo un país bastante pequeño en términos de población y siendo joven, sin mucha etiqueta, los israelíes están muy acostumbrados a decir lo que piensan, desafiar lo que se está haciendo en un modo positivo y también hablar con sus superiores sin esa distancia extrema de respeto. Esa cultura ayuda a que las nuevas ideas proliferen. Cuando estos jóvenes salen del Ejército tienen ya una base muy sólida de experiencia propia. Tejen una red propicia para emprender en la vida civil. Así salieron muchas de las novedades tecnológicas.

La embajadora de Israel en España, en su residencia
La embajadora de en España, en su residencia – Ernesto Agudo

Antisemitismo. ¿Existe una nueva ola en Europa? ¿Afecta a España?

El antisemitismo siempre preocupa. No ha dejado de estar presente con nuevas formas. Existe un antisemitismo viejo, muy primitivo. En estos días de pandemia hemos visto voces muy raras y extremistas diciendo que los judíos tenían la culpa del Covid. Este es un antisemitismo muy clásico. Pero asistimos igualmente a un antisemitismo con formas mucho más sofisticadas que vienen de la extrema izquierda que se unen con movimientos islamistas. Ensucian la imagen de y lo llaman BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones). Aquí tenemos que estar muy pendientes.

Érase una vez un profesor de Ciencias Políticas que tenía un programa de TV en Hispan TV, canal patrocinado por Irán. Ese profesor se hizo político. Y ese político se convirtió en vicepresidente de España. ¿Le preocupa la influencia de Pablo Iglesias en el Gobierno de España?

El señor Iglesias es parte del Gobierno español. Tenemos buenas relaciones con el Gobierno español, y espero que todo siga así. No veo por qué no debemos tener buenas relaciones.

¿No ve influencia en la política exterior de esa parte del Ejecutivo?

Veo la política exterior española, que espero vea a como un país amigo, un aliado, un socio de conversación, de intercambio de opiniones. Y así seguimos.

«Tenemos buenas relaciones con el Gobierno español, y espero que todo siga así»

¿Cómo reaccionaría si la UE o reconociera en estos momentos un Estado palestino?

No veo el sentido de este reconocimiento ahora mismo. No se han puesto aún las bases. Todo el mundo está de acuerdo de que el Estado palestino tiene que ser el resultado de un proceso de negociaciones bilaterales directas entre y los palestinos. Un reconocimiento ahora no añade nada. No les ayuda a los palestinos. No cambia nada en el terreno y sería contraproducente en las relaciones con Israel. No veo el sentido. Ya desde hace mucho tiempo los países europeos entienden esta situación.

En el sur de Líbano hay 600 militares españoles en la misión de la . ¿Qué valoración hace de esa presencia?

La posición israelí es muy conocida: quisiéramos ver a la misión Finul cumpliendo su misión. La Finul no cumple totalmente su misión de verificar toda la zona del sur de Líbano para que no haya equipamiento y armamento de Hizbolá. Sí creemos que está bien que Finul esté en la región, pero no podemos aceptar situaciones como la de los túneles o actividades en contra del espíritu de esta fuerza y de los intereses del Líbano.

FuenteABC

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorFlan cremoso de vainilla con cajeta
Artículo siguienteLondres abre por primera vez al turismo el cementerio judío de Willesden