Diario Judío México - Abel Eisenberg (1916-1996) nació en Ciudad de , D.F., el 9 de octubre de 1916. Estudió en el Conservatorio Nacional de su ciudad natal, viola, piano, composición y de cámara.

Fue fundador y violista del Cuarteto Eisenberg y colaboró como violista con el Cuarteto Léner, cuando este conjunto se presentó en . Como músico de las orquestas de y la Nacional siguió de cerca las enseñanzas de Ernst Ansermet, Pierre Monteaux, Silvestre Revueltas, José Iturbi y Carlos Chávez. En New York estudió con León Berzin. Siendo uno de sus alumnos más brillantes, el Maestro Silvestre Revueltas lo tomó bajo su tutela y fue quien lo hizo debutar como director a los 19 años. En mayo de 1944 sustituyó a Leopold Stokowski en la dirección de un concierto en el Palacio de Bellas Artes en .

El mundialmente famoso director austríaco Erich Kleiber, después de nombrarlo primer viola de la Filarmónica de La Habana y guiarlo con sus sabias enseñanzas, lo invitó a dirigir dicha institución y posteriormente lo recomendó para el cargo de director de la Orquesta Sinfónica Nacional de la República Dominicana. Eisenberg llegó al país el sábado 25 de mayo de 1946, procedente de La Habana, y el 31 de mayo se hizo público su nombramiento. La crítica que le precedía se refería constantemente a su temperamento fogoso, a su admirable sentido de la proporción y a sus conceptos interpretativos propios y bien maduros, así como a su “batuta incisiva, inspirada en un sentido rítmico muy vigoroso, pero al mismo tiempo muy flexible y tendiente a la redondez, cuando hay que hacer cantar a la orquesta”. (Salomón Kahan, Sucesos, ). Dirigió como solista a Rubinstein en y en La Habana, lo que le significó grandes elogios de su parte.

El debut de Eisenberg al frente de la OSN fue en un concierto a beneficio de los damnificados del movimiento sísmico del 4 de agosto de 1946. Anunciado ese concierto La Opinión comentó: “Dotado de fuerte temperamento musical y con rasgos personales interesantes, Eisenberg, prontamente se ha captado la admiración de los músicos de la Orquesta, señalando en poco tiempo nuevas rutas que hacen augurar triunfos y decisivas transformaciones en nuestra primera agrupación musical. La capacidad de Eisenberg se ha aprovechado igualmente llevándosele al Conservatorio Nacional de y Declamación donde tiene a su cargo la enseñanza superior de cuerdas y perfeccionamiento en violín y viola”. (L. O., 27 ago., 1946, p.4).

Eisenberg presentó audiciones discográficas con explicaciones en la Universidad de Santo Domingo. La primera fue recibida el 3 de diciembre de 1949. Su último concierto al frente de la OSN se llevó a cabo en los salones del Partido Dominicano de Azua, el 19 de marzo de 1950.

En , fue director de la Orquesta de Bellas Artes, también conocida como la Orquesta de la Opera donde debutó en 1944.

De 1951 a 1956 fue director de la Orquesta Sinfónica de Guadalajara, que mas adelante en 1988 se convertiría en la actual Orquesta Filarmónica de Jalisco y en 1952, el Lic. José Guadalupe Zuno Hernandez decide formar la Escuela de de Guadalajara, nombrando al maestro Eisenberg como su primer director.

Abel Eisenberg fue posteriormente director fundador del Coro Rinah que en aquél entonces tenía el nombre de “HaZamir” (en hebreo “El Ruiseñor”), nombre que era el que tenían muchísimos coros judíos en Europa oriental, y que dejaron de existir al ser desmembrados a causa de la muerte y desaparición de sus miembros durante el Holocausto. El Coro Rinah ofrece su primer concierto el día 7 de Diciembre de 1957.

Dirigió también la Orquesta Sinfonica de la Escuela Nacional de Musica de la UNAM.

Su trayectoria en el universo musical ha sido reconocida por la prensa nacional e internacional, haciéndose acreedor a numerosos reconocimientos tanto en como en el extranjero. Entre otras muchas distinciones, recibió el Premio Nacional de la Unión Mexicana de Cronistas de Teatro y , así como “La Lira de Oro”, máximo reconocimiento que otorga el Sindicato Unico de Trabajadores de la del D.F.

En 1990 publica el libro Entre violas y violines: Crónica crítica de un músico mexicano, prologado por Luis Feher.

Abel Eisenberg falleció en 1996 a la edad de 80 años. Incansable como lo fue siempre, impartió sus clases de hasta el último día de su vida.

Fuentes: “Vida Musical en Santo Domingo. (1940-1965)” Arístides Incháustegui y Blanca Delgado Malagón. Banco de Reservas de la República Dominicana. Publicación Especial. Santo Domingo, D.N. 1998.

Entre violas y violines: Crónica crítica de un músico mexicano, 1991 Editorial Edomex.