Diario Judío México - Ana Flisser Steinbruch se caracteriza por un pensamiento inquieto, crítico, innovador y propositivo. Cuando cursaba estudios de bachillerato dio inicio su espíritu científico en nuestra Máxima Casa de Estudios, donde incursiona en el área de la ciencia. Su tenaz trabajo de investigación ha hecho que su nombre resuene en y en el extranjero, pues los frutos de sus proyectos han permitido brindar una mejor calidad de vida a innumerables comunidades.

Es en la Facultad de Ciencias donde cursa sus estudios de Bióloga, para después desarrollar, en el Instituto Politécnico Nacional, su formación de doctorado en Ciencias con la especialidad en Inmunología, enfocando su investigación en la salud pública principalmente en cisticercosis, una enfermedad que en nuestro país aquejaba a muchas comunidades; es así que la doctora Flisser se dedica al desarrollo y aplicación de métodos de diagnóstico inmunológico que pudiera utilizar en estudios epidemiológicos en población abierta.

Su labor dentro de la Universidad inició en 1971, y a lo largo de los siete años siguientes en el Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIB), desempeña su trabajo como investigadora asociada “B”, profesora de asignatura “A”, investigadora titular “A” y a partir de 1991, investigadora titular “C” de tiempo completo; en el siguiente año, se incorporó al Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina, en donde también es tutora de los Programas de Posgrado en Ciencias Biomédicas, Ciencias Biológicas y Ciencias Médicas, Odontológicas y de la Salud; asimismo en la Facultad de Ciencias imparte asignaturas en Biología para favorecer el interés por la investigación; es miembro distinguido del Sistema Nacional de Investigadores, y cuenta con el máximo nivel de estímulos en el Programa de Primas para el Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo (PRIDE).

Su producción científica es tan fructífera que destacan 193 artículos, de los cuales 134 son originales y 59 por invitación, 3 libros como autora y coautora, 62 capítulos, y 8 libros en los que ha participado como editora o coeditora. La relevancia de sus aportaciones a nivel nacional e internacional, se refleja en sus 2,729 citas obtenidas del Web of Sciencie y Scopus.

Como símbolo de la calidad y confianza en los trabajos de la doctora y de su equipo, ha recibido 24 apoyos financieros para la realización de sus proyectos de investigación por parte de instituciones en , Estados Unidos, Canadá y Europa. Cada uno de estos proyectos ha sido retribuido con la aplicación de los resultados obtenidos.

Su gran tenacidad y dedicación la llevó a realizar una serie de pruebas de diagnóstico inmunológico de cisticercosis humana, con el objetivo de detectar anticuerpos en suero sanguíneo y aplicarlos en estudios epidemiológicos. Así pues, con esta herramienta dirigió proyectos en zonas rurales y en la Ciudad de que proporcionaron valores de prevalencia de neurocisticercosis humana y cisticercosis porcina. Es de importancia destacar que, a raíz de estos estudios, obtuvo el mayor de sus hallazgos concluyentes: identificar que el portador de la solitaria intestinal constituye el factor de mayor riesgo de contagio. Con esto modificó los paradigmas acerca del control de la parasitosis que ahora se encauza a la detección y el tratamiento a los portadores de la tenia intestinal; además viró su área de investigación hacia modelos experimentales en roedores para estudiar la teniosis causada por Taenia solium. Después de 20 años de trabajo, el grupo cuenta con tres modelos diferentes que les permite estudiar y caracterizar la relación hospedero-parásito.

La importancia de la presencia del portador de la solitaria intestinal condujo la actividad de la doctora Flisser a centrarse en la coordinación de proyectos en pro de la educación para la salud referente al conocimiento de este parásito y sus riesgos. Por si fuera poco, un estudio de gran impacto realizado con un colaborador australiano fue demostrar que la vacuna TSOL18 induce 99.5-100% de protección en cerdos contra cisticercosis en condiciones experimentales en , y fue corroborado en Perú y en Camerún en campo.

En el año 2010, publica un artículo llamado Neurocysticercosis may no longer be a public health problem in Mexico, en el que, a través de un análisis, manifiesta que la neurocisticercosis ya no debe considerarse como un problema de salud pública. Estas aseveraciones se encuentran justificadas en la notificación oficial del Sistema Único de Información de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud, en donde se explica que, tanto la neurocisticercosis como la teniosis, tienen tendencia decreciente gracias al desarrollo y difusión de la investigación sobre el problema, lo que impulsó el establecimiento de un Programa Nacional de Control de Taenia solium que ha sido altamente exitoso.

En búsqueda de rezagar dicha enfermedad de nuestra sociedad, ha participado en conferencias nacionales e internacionales con el firme objetivo de divulgar la información que beneficie la prevención de la teniosis y neurocisticercosis, y se ha involucrado de manera expedita en el diseño de panfletos con información básica dirigida a la población general que la Secretaría de Salud distribuyó en todo el país.

Definitivamente, Ana Flisser Steinbruch se encuentra comprometida y apasionada con la investigación, lo que la ha motivado a pertenecer a varias sociedades científicas desde el año 1967 hasta la fecha, entre las que destacan: Sociedad Mexicana de Parasitología, Federación Latinoamericana de Parasitólogos, International Federation for Tropical Medicine, American Society of Tropical Medicine and Hygiene, por mencionar algunas. Es además, miembro de la Academia Mexicana de las Ciencias

Ese mismo entusiasmo propició su intensa labor en la formación de grupos de investigación con jóvenes de la institución y de Latinoamérica desde que inician sus estudios de licenciatura, maestría y doctorado, llegando a presenciar su desarrollo actual como profesores titulares, directores de investigación e investigadores independientes.

Por su andar prolífero ha sido distinguida y reconocida a nivel nacional e internacional. Desde sus inicios recibe la distinción como mejor promedio de la carrera de Biología en nuestra institución, más tarde recibe el “Premio Nacional de Ciencias”, otorgado por el CECYT de Puebla, así como The van Thiel Lecture, Association Institute of Tropical Medicine, en Rotterdam-Leiden en Holanda; en 1990 fue nombrada Primera Vicepresidenta de la World Federation of Parasitologists, y recibió el Premio PAHO Award for Administration otorgado por la Organización Panamericana de la Salud y, recientemente fue nombrada Vicepresidenta de la Federación Mundial de Parasitólogos debido a que obtuvo la sede del próximo Congreso Internacional de Parasitología, que con dignidad preside, y que se celebrará en la Ciudad de del 10 al 15 de agosto del año 2014. Mexicana honorable, investigadora incansable y orgullosamente universitaria, fue galardonada recientemente con el Premio Universidad Nacional 2011 en el área de Ciencias Naturales

Todas y cada una de las labores que ha desempeñado la doctora Flisser han sido respaldadas por su gran entrega y su compromiso sostenido con la formación de recursos humanos, dentro y fuera del campus universitario. Ha dirigido siete tesis doctorales, once de maestría, dos de especialidad, quince de licenciatura y ha sido miembro de comités tutorales de diecisiete alumnos de posgrado. Recientemente fue nombrada Coordinadora del Plan de Estudios Combinados en Medicina, PECEM, que por sus siglas, favorece la formación de Médico Cirujano de manera combinada y simultánea con la de Doctor en Medicina.

Agradecidos con lo que la vida les ha dado, Ana y su hermano el Ing. Manuel Flisser Steinbruch por el amor, respeto, apoyo y empuje que siempre recibieron de sus padres Dolores Steinbruch de Flisser (Lola) e Ignacio Isaac Flisser (Igo) establecen un premio a su memoria, con el apoyo del Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS) de la Coordinación de la Investigación Científica de la UNAM: El Premio Lola e Igo Flisser-PUIS para el Fomento de la Investigación en Parasitología.

El premio fue instituido en el año de 1987 con el propósito de contribuir al desarrollo de la ciencia en México. La presea se otorga cada año a la mejor tesis doctoral en la materia y la Universidad Nacional Autónoma de México es la institución encargada de evaluar los trabajos candidatos. Consta de un diploma y un fondo de apoyo económico para los ganadores que es aportado por la familia Flisser.