Benjamín Laniado, Secretario General de CADENA, institución de ayuda de México y que en numerosas ocasiones a puesto el nombre de nuestro país en alto, recibió el premio Changing the world, que se entregó en presencia de todo el parlamento y el ecosistema humanitario Israelí.

El premio reconoció la labor de ayuda humanitaria vinculada a los valores judíos. La trayectoria de CADENA como una organización basada en el Tikún Olam se ha convertido en un referente de la ayuda humanitaria de las comunidades judías del mundo. Del Tikún Olam —el proyecto de reparar al mundo— se desprenden los tres pilares de CADENA: ayudar, educar y difundir. 

Los tres funcionan como directivos que despliegan los propósitos y las metas de CADENA. El primero conduce al compromiso de responder de manera inmediata cuando hay desastres y crisis humanitarias, así como a estar presentes desde el primer momento de la emergencia hasta la recuperación. El segundo, un móvil fundamental para la transformación del mundo, trata de promover la corresponsabilidad, de sembrar una actitud humanitaria tanto individual como colectiva. El tercero lleva a la necesidad de generar conciencia y sensibilidad; de expandir la inclinación a ayudar a quienes más lo necesitan. 

Este premio no solo reconoce que se ha infundido a los pilares de CADENA con la esencia que el judaísmo nos ha heredado, sino al arte global de ayudar. Con base en los valores del Tikún Olam, se ha creado una red enorme de conexiones entre agentes muy diversos. CADENA no se ha quedado dentro de las comunidades judías, sino que ha extendido la ayuda hasta espacios que han excedido sus paradigmas. Y esa trayectoria ha conducido a este reconocimiento.

Recibir el premio Changing the world reafirma la motivación para hacer precisamente eso: cambiar al mundo.