Diario Judío México - «A todos los que en el pasado han soñado; a los que en el presente luchan, y a los que en el futuro alcanzarán, a que las ciencias médicas logren para todos los humanos una vida sana, útil y larga, casi exenta de enfermedades, mutilaciones y sufrimientos»

Aron Mendelevich Kotliar o Yury Kuttler Schwaiguer nace el día 10 de septiembre do 1908 en Kamenetz, Rusia. Sus padres fueron Manuel Kuttler y Malka Schwaiguer.

Llega a la ciudad de México el día 30 de enero de 1925 y adquiere la ciudadanía mexicana en 1932.

«Inicia su brillante obra odontológica capacitándose como técnico dental al lado de uno de los dentistas más prestigiados de aquella época, a quien su padre pagó para que le destinara el tiempo necesario a fin de adiestrarlo adecuadamente».

«Ingresa a la Escuela Nacional de Odontología en 1929. En las vacaciones de 1930 emprende un viaje a la Universidad de Columbia, en Nueva York, donde se familiariza con la Biblioteconomía, que le brinda las bases para reorganizar la Biblioteca de la Escuela Nacional de Odontología. Es aquí donde germina la idea de agrupar a todos los Odontólogos en una Asociación Nacional con todas las características indispensables de una agrupación profesional moderna, ya que no existía en esa época ninguna institución dental que reuniera características de una auténtica agrupación que encausara y satisfaciera las inquietudes de los dentistas».

«Difícil situación para el dentista deseoso de incrementar conocimientos profesionales, ya que tanto la literatura como las revistas profesionales estaban en su inmensa mayoría impresas en idioma extranjero, y representaba cierta dificultad el conseguir literatura odontológica».

«El maestro que impartía la cátedra de Anatomía Dental era el Dr. Abel Ortega, quien asesora al estudiante Kuttler a realizar un libro sobre esta materia, ya que se encontraba con la inquietud de elaborar textos profesionales en español que ayudaran a la capacitación del estudiante de Odontología.

«La imagen de la profesión era poco menos que lastimosa, ya que desde el punto de vista social nunca había logrado tomar el impulso necesario que le brindara la jerarquía que le correspondía en relación a otras profesiones».
«En ese momento se deriva la necesidad del Dr. Kuttler de convertirse en Médico Cirujano, a fin de tener la misma preparación general del médico y después especializarse en Norteamérica para ejercer la cirugía máxilofacial. Tiene varios tropiezos al intentar que le sean revalidadas algunas materias, y se ve en la necesidad de cursar nuevamente el bachillerato de Ciencias Biológicas, a fin de poder ser aceptado en la Escuela Nacional de Medicina».

‘Volviendo a la época de estudiante del Dr. Kuttler, recordamos la etapa durante la cual se encarga de la Biblioteca de la Escuela. Es entonces cuando se hace más consciente de las carencias profesionales imperantes, y con su enorme capacidad de organización bosqueja durante 14 años lo que más tarde sería la cristalización de su sueño: la fundación de una asociación profesional viva».

«En el lapso de diciembre de 1941 a agosto de 1942, la labor de Kuttler ya no sólo como autor intelectual de la Asociación sino su desempeño brillante en diversas comisiones, lo derivarían como el candidato lógico para ocupar la Presidencia de la naciente sociedad, culminando así un acto de justicia».

«La realidad fue otra; su origen extranjero, aún cuando había adquirido la ciudadanía mexicana, fue pretexto para que el Dr. Yury Kuttler no ocupara la primera presidencia de nuestra Asociación Dental Mexicana».

«Se encargó de la organización de la biblioteca de la A.D.M., la cual llegó a ser una de las dos más importantes de América Latina. Años después se apasionó por la Endo-Metaendodóncia y desde entonces el Dr. Kuttler se dedicó de lleno a dirigir enseñanza de posgrado, clínica e investigación en la Institución de su creación: el Instituto de Endo-Metaendodóncia».

Obtuvo el titulo de «Cirujano Dentista» en la Universidad Nacional Autónoma de México en 1933.

En 1941 se titulo de Medico Cirujano en la Universidad Autónoma de México.

Se especializo en Cirugía Máxilofacial en la Universidad de Michigan, E.U.A. de 1941 – 1942.

Autodidacta y precursor de la Endo-Metaendodóncia en México.

Autor Intelectual y fundador de la asociación dental mexicana en el año de 1942.

Fundador y director del Instituto Mexicano de Endodoncia, posteriormente llamado Instituto de Endo-Metaendodóncia y actualmente Instituto de Estudios Avanzados en Odontología «Dr. Yury Kuttler».

Fundador y Presidente de la Federación Endodóntica Iberoamericana en 1964.

Fundador y Director de la revista «Endodoncia» en 1966, fue la primera revista de la especialidad en Iberoamerica.

Autor de varias investigaciones y 68 artículos publicados en mas de 150 revistas de diferentes países y en varios idiomas, varios de ellos se consideran actualmente clásicos de la literatura en la especialidad.

Autor del libro «Fundamentos de Endo-Metaendodóncia Práctica». Su primera edición en 1960 y la segunda en 1980.

El Dr. Yury Kuttler Schwaiguer fallece la mañana del día 15 de abril de 1988, mientras ultimaba detalles de su próxima conferencia que realizaría en Reynosa, Tamaulipas.

El análisis somero de la historia científica, nos enseña que las verdades vigentes en un tiempo, cambian con el desarrollo de la ciencia misma como producto del diario quehacer de las gentes dedicadas a la investigación, pero no podemos dejar de reconocer sus esfuerzos, sus sacrificios, que definitivamente constituyen aportaciones al saber del hombre.

El Dr. Kuttler, dedicó su vida al conocimiento científico de la Endodoncia, nos dejó conceptos que son ampliamente discutidos por la comunidad endodóncica. Pero independientemente de los apasionamientos humanos, la Historia habrá de emitir, con la objetividad que la caracteriza, el juicio final acerca de sus conceptos.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.