Diario Judío México - El polifacético maestro Enrique Shor nació en la Ciudad de México al poco tiempo de la llegada de sus padres de Rusia en 1928, fue el mayor de sus cuatro hijos. El pequeño Enrique ingresó al Colegio Israelita de México, cuando aun estaba en la calle de Naranjo 267, en la Colonia Santa María la

Rivera y casualmente no sabía hablar español, ya que en su casa se hablaba únicamente el idish.

Con sus padres Ben Zion y Mesi Shor y hermanos Mario y Efraín.
Con sus padres Ben Zion y Mesi Shor y hermanos Mario y Efraín.

En 1936 le tocó el cambio al flamante edificio de San Lorenzo 290 en la Colonia Del Valle, ahí a los 11 años de edad ganó un concurso al proponer como el himno nacional judío, nada menos que la canción popular «Oifn Pripechik», desde luego aun no se conocía el Hatikva. Al concluir sus estudios de secundaria en 1943, ingresa a la Preparatoria Nacional y al término empezó a trabajar en un taller mecánico, posteriormente entró a trabajar con su padre en la pequeña fábrica de telas ahuladas, donde hizo innovaciones que impulsaron el negocio.

Desde muy joven fue amante de la música, es más tuvo un programa de radio en la XEB, que se llamaba «Una voz en la tarde», donde interpretaba boleros y música mexicana, sin embargo lo que más le gustaba cantar era ópera ya que tenía un oído privilegiado, inclusive había obtenido una beca para estudiar en Santa Cecilia en Roma, la cual no pudo aprovechar, pero continuó estudiando y cantando ópera con mucho éxito.

En el C.I.M., San Lorenzo 290.
En el C.I.M., San Lorenzo 290.

Otra de sus interesantes facetas, fue la de periodista, tanto en idish como en español; perteneció al primer Comité de Prensa del Centro Deportivo Israelita, ahí mismo ayudó a consolidar los Comités de juventud y el Cultural. Cabe mencionar que el inquieto Enrique fue editorialista de política en el periódico «Cuestión» que publicaba el Diario «Ovaciones».

Entre sus múltiples facetas, encontramos que fue un excelente actor del teatro idish, menciona como a uno de sus maestros, a la máxima figura del teatro idish de los E.U., Morris Shwartz, cuando intentó establecer en México, al igual que en New York, el «Yidisher Kunst Teather», (el Teatro Artístico Judío).

En el año de 1955, unen sus vidas dos destacados artistas; Doris Finkel, una virtuosa que desde la temprana edad de los 5 años, ya tocaba el piano y el talentoso periodista, actor y cantante Enrique Shor. Mientras Doris continuaba su carrera como concertista y maestra, él prosiguió en la labor comunitaria que había iniciado desde muy joven. En 1950 ocupó la Presidencia de la Federación Juvenil Sionista, más adelante formó parte del Comité Juvenil del Comité Central Israelita de México, donde a lo largo de dos décadas participó activamente en diversas misiones importantes, ahí llegó a ocupar la Vice Presidencia de Tribuna Israelita.

En 1962, se integró a la Kehilá Ashkenazi de México, en Acapulco 70, fue el miembro más joven de la Mesa Directiva de Don Shimshon Feldman, donde destacamos su labor como Secretario General del Comité Ejecutivo. Con el fallecimiento del inolvidable Profr. Tuvie Maizel, Enrique Presidió el Comité Cultural y el Comité Pro idish. En el aspecto educativo, trabajó arduamente para la creación del Fondo de Pensiones para los Maestros Judíos, asimismo presidió el Vaad Hajinuj. Así fueron cuatro décadas de una entrega incondicional en la Kehilá Ashkenazi de México. Además durante dos años fue Presidente de la Federación Sionista y activó en la Organización Sionista.

A fines de los 70, hubo un cambio radical en la vida de nuestro estimado amigo, a raíz de un viaje a Florencia, Italia, donde quedó fascinado por las maravillosas obras de arte ahí expuestas, fue entonces que a los 50 años de edad, inicia su faceta más sobresaliente, la de escultor, así empezó a tomar clases de escultura, desde entonces su creatividad y extraordinario talento ha quedado plasmado en su vasta obra en la que ha utilizado una gran diversidad de técnicas y materiales.

En 1990 abre su taller estudio para la enseñanza de la escultura y en 1998 crea la Fundación de Artistas Judeo Mexicanos, y aunque había logrado un Centro Artístico y Cultural para unir a todos los artistas e intelectuales de la Comunidad, su estado de salud no le permitió darle continuidad.

El maestro Enrique Shor ha expuesto su incomparable obra en 10 exposiciones individuales y 35 grupales, además podemos admirar su talento artístico en 5 Sinagogas y diversas instituciones de la Comunidad.

Falleció el sábado 12 de septiembre del 2020 a los 92 años de edad.

 


5 COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.