Historia Personal e importante mensaje de reflexión para la comunidad Rabino Abraham Tobal Bussu​

Nada es mas importante que evitar la perdida de un ser querido
Tal vez pensemos como podemos fallar; a esto ao al otro,
tal vez le quedemos mas
creemos que no pasa nada
Pero hay quienes quisieran dar vuelta atrás y regresar al pasado, antes de que alguien cercano se enfermara, pero esto no es posible, y ahora debemos preocuparnos por su salud
Tal vez se pudo haber evitado, pero ya es tarde para muchos casos, no sabemos las consecuencias, y ahora pedimos por pronta recuperación y en casos mas graves rogamos por su Alma
Debemos concientizarnos y saber que aun hay oportunidad de evitar contagios y evitar lamentarnos después,
Debido al preocupante incremento de contagios registrados recientemente entre los miembros de nuestra comunidad, principalmente como resultado de la asistencia a eventos sociales, el Rab. Abraham Tobal, Rabino de Monte Sinaí, preparó especialmente para ti este video.

Asi el mensaje publicado por Monte Sinaí

Estimado Kahal Kadosh: Me permito dirigir este mensaje a todos Ustedes a raíz de las nuevas decisiones tomadas por el Comité Central y las Comunidades Judías de México. Queridos hermanos, es evidente que la emergencia sanitaria por el COVID-19 nos ha rebasado. Por ello, nuestras Comunidades teniendo como PRIORIDAD, la salud y la vida de todos nosotros, han instituido nuevos lineamientos para disminuir los riesgos de contagio que tanto se han elevado en los últimos días. Pero más allá de nuevos reglamentos, aquí hay un llamado de conciencia claro y contundente… "TU ME CUIDAS, YO TE CUIDO". Nunca imaginamos vivir esta situación y mucho menos, después de un largo aislamiento, tener que regresar a nuevas restricciones. Sin embargo, debemos actuar y conducirnos a la altura de las circunstancias. Es justamente en este momento en que se ponen a prueba nuestros verdaderos valores. Un momento de asumir la responsabilidad que tenemos unos hacia otros por encima de cualquier otra consideración. Gracias a D-os nuestra Comunidad está conformada por gente consiente, preparada, inteligente y con valores definidos. Personas que siempre nos hemos preocupado por predicar con el ejemplo y con ello hacer Kidush Hashem. Todos los llamados que se han hecho hasta ahora para evitar eventos, celebraciones y fiestas se encaminaron a evitar contagios y disminuir riesgos. Sin embargo, la rutina y la desesperación poco a poco nos llevaron a bajar la guardia. Y el resultado no se hizo esperar con un alarmante incremento de contagios y también, desafortunadamente, fallecimientos. Es por ello que esta vez, más allá de un nuevo reglamento o un llamado de conciencia, hacemos a todo el kahal una súplica: respetemos las reglas. Entendamos todos que hoy la unión de la familia, el amor a los padres y abuelos, o el compartir una alegría no pueden expresarse bailando juntos un Mazal Tov. Al contrario, en nombre de ese amor y de esa unión familiar, es que debemos tomar distancia y no exponernos ni exponer a los que más queremos. Sabemos que es difícil ir a contracorriente de lo que siempre hemos vivido y de nuestras hermosas costumbres para festejar una boda o un Bar Mitzvá. Expresar alegría y compartir los momentos importantes de un familiar o de un amigo son elemento esencial de nuestras tradiciones. Sin embargo, hoy debemos tener la fortaleza de hacer lo correcto y dar prioridad a la salud y a la vida. Ese es precisamente el reto que hoy enfrentamos y que sólo podremos superar juntos. Comprender realmente que una ceremonia o un evento no pierde su esencia por no tener la parte social a la que estamos acostumbrados. Que el júbilo que sentimos, como anfitriones o invitados se puede compartir aun cuando no haya un espacio para bailar, un brindis, o una gran reunión. Debemos entender que la importancia de ninguna ceremonia puede medirse nunca por el número de invitados. El decidir no asistir, o en su caso, no invitar a alguien a un evento, no significa defraudar a ese ser querido; sino que transmite el ejemplo de ser responsables dando prioridad a la preocupación auténtica de NO arriesgar la salud, y reitero D´os no lo quiera, la vida de nadie. En forma incuestionable esta situación de emergencia global nos obliga a pensar y actuar en forma colectiva. Ese es el verdadero significado de una COMUNIDAD, que estamos unidos, que cada uno de nuestros actos influye directamente en la vida de los demás y que tenemos un destino COMUN. ¡Hoy, más que nunca, dependemos los unos de los otros! Muchas gracias a todos y Shabat Shalom

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorBlindajes Epel llega a Interlomas y muestra la confianza para invertir en México y en Huixquilucan
Artículo siguiente¿Qué está pasando en Israel? Un análisis los resultados electorales, con Camilo Torres Perl